Política

Desabastecimiento y pérdidas, el sector teme por la limitación del precio de las mascarillas

Una farmacia durante la crisis del coronavirus. EP

“Debido a la orden del Gobierno de vender las mascarillas quirúrgicas a 0,96 euros, nos vemos obligados a retirarlas de la venta ya que los fabricantes nacionales e internacionales ofrecen este producto por encima del precio estipulado”. Ese mensaje figura junto a las mascarillas quirúrgicas que han dejado de venderse en la web de Ortosan, una empresa castellonense distribuidora de material sanitario con 60 años de experiencia en el sector. Es la respuesta a la limitación del precio de venta impuesto por el Gobierno a mascarillas quirúrgicas y geles hidroalcohólicos publicado ya en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Los 96 céntimos fijados por el Gobierno han caído como un chorro de agua fría en el sector, que asegura estar comprando ya por encima de ese precio. Julio Lozano, propietario de Forisur, una empresa dedicada al asesoramiento de comercio exterior y con experiencia en la compra de este tipo de productos, considera precipitada la decisión del Gobierno por varias razones: «El precio estipulado es muy bajo, no distingue entre calidades diferentes y, además, no ha sido comunicado con la antelación suficiente ni a permitido un plazo de entrada en vigor que evite el pánico y que puede producir un efecto contrario al deseado», indica.

Coincide en el desatino de la medida el propietario de una empresa de distribución que prefiere quedar en el anonimato y que asegura que «lo único que va a generar esto es más desabastecimiento. Los fabricantes en China han multiplicado sus precios por 20 y además de ser muy difícil encontrarlas a ese precio no se pueden adquirir. Los chinos prefieren venderlas a Francia o Estados Unidos a mejor precio».

Para Carlos Gallinal, presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles, esta medida supone un nuevo obstáculo para el abastecimiento de mascarillas. «El Gobierno ya creó un problema importante en España al decir la argumentación legal que las mascarillas podían ser confiscadas. Ahora es un segundo obstáculo», lamenta. Gallinal asegura que los 96 céntimos están «por debajo del precio al que han comprado muchas oficinas las mascarillas» pero confía en que «al ser económico será un obstáculo salvable».

El presidente de FEFE ve «evidente» que los farmacéuticos van a sufrir pérdidas a este precio pero se muestra «convencido de que el Gobierno las compensará de alguna manera, aunque sea a través de mecanismos fiscales». Un convencimiento que de momento choca con lo dicho por el ministro de Sanidad, Salvad0r Illa, que esta mañana aseguraba que no habrá compensación para las farmacias que hayan comprado mascarillas a más de 0,96 euros.

Aunque llevaban varias semanas reclamándolo y en general han valorado la medida positivamente, el Consejo de Colegios de Farmacéuticos cree que la medida ha llegado «algo tarde» y que el hecho de que el Gobierno recomendara «el uso generalizado de mascarillas a toda la población y tras anunciar, sin contrastar con el sector, que las farmacias tendrían mascarillas de forma inminente, se ha producido un efecto llamada» que ha provocado que algunos farmacéuticos hayan comprado mascarillas «al precio de mercado que existía entonces y que era claramente superior al ahora fijado por el gobierno», según fuentes del Consejo. Por ello, lamentan que el Gobierno «no haya reconocido el esfuerzo que había realizado la farmacia para abastecerse a los precios de mercado vigentes en ese momento y que finalmente se haya ocasionado un perjuicio para algunos farmacéuticos movidos por dar el servicio a nuestros ciudadanos».

Por su parte desde Cofares, la mayor cooperativa de distribución de productos sanitarios, solo ofrecen una breve valoración en la que deslizan su posicionamiento contrario a la limitación de precios. «Creemos firmemente que operaciones comerciales por parte de los operadores habituales y autorizados, como la que recientemente hemos anunciado [hace dos días informaron de la adquisición de 180 millones de mascarillas], ayudan, precisamente, a normalizar el mercado y contribuyen a autorregular los precios».   

Te puede interesar

Comentar ()