«Hoy tenemos cero fallecidos en España como consecuencia del Covid-19. Creo que es un éxito de todos», decía el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su intervención inicial en el pleno del Congreso de los Diputados de este miércoles.

Sin embargo, esa afirmación ha sido desmentida por el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que ha informado a través de su cuenta de Twitter de que en su región se habían notificado cuatro muertos en las últimas 24 horas.

«Lamento de veras decir que no es cierto. Hoy en Castilla y León aún comunicamos cuatro fallecidos. Lo que esta ocurriendo con los datos es incomprensible», ha reflejado el dirigente de Ciudadanos.

Asimismo, el País Vasco ha registrado este miércoles un repunte en el número de fallecidos por coronavirus, dado que se han contabilizado diez nuevos decesos, ocho más que la jornada anterior, según la información facilitada por el departamento vasco de Salud.

El presidente del Gobierno ha justificado además esta mañana los cambios en la contabilidad de víctimas y contagios por el coronavirus que ofrece el Ministerio de Sanidad, en que el departamento que dirige Salvador Illa ha tenido que «homogeneizar» los datos que proporcionaban las comunidades autónomas «con criterios heterogéneos».

Los datos de los últimos dos días de Sanidad no reflejan fallecidos, pero las regiones sí los han notificado. Según esos balances del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), en los últimos dos días no contabilizan ningún fallecido nuevo.

No obstante, las autonomías sí han notificado nuevos fallecidos que no están recogidos en la estadística del Gobierno. De hecho, la Comunidad de Madrid ha notificado unos 40 nuevos fallecidos en los últimos 5 días, Castilla y León comunicó cuatro en los dos últimos días, a los que se sumarían los que ha comunicado Igea, y Cataluña, nueve en el último día.

En su discurso para pedir al Congreso la sexta y última prórroga del estado de alarma, Sánchez ha alegado que el Ministerio de Sanidad no hace «cálculos propios» de fallecidos y contagiados por la enfermedad, sino que recopila los datos que le facilitan las comunidades autónomas, que son las que tienen la competencia».

La cifra actual de 27.127 fallecidos, ha explicado, procede de esos datos de las comunidades recopilados según los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recoge los que fueron sometidos a un test y dieron positivo.

Según el presidente, las variaciones que se han producido al contabilizar estos datos se han hecho con «el propósito de homogeneizar los datos que eran recogidas por las CCAA con criterios heterogéneos».

Su conclusión es que, para el futuro, España debe «perfeccionar y compenetrar nuestros sistemas de salud». El líder del PSOE defiende el sistema compuestos y la gestión autonómica de la sanidad, que a su juicio «ha funcionado», pero cree que eso es «compatible con una estadística nacional armonizada que ayudará a todos» para gestionar futuras situaciones de alarma sanitaria.