El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha recordado este lunes al presidente del Gobierno que serán las administraciones autonómicas las que decidan pasar a la nueva normalidad y permitir, por tanto, el movimiento entre comunidades, y ha dicho que de las declaraciones realizadas la víspera sobre este asunto por Pedro Sánchez solo puede deducir que «no lee sus propias leyes».

Sánchez manifestó este domingo que las autonomías que estén en Fase 3 de la desescalada y deseen autorizar los desplazamientos entre regiones «van a poder decidir estas cuestiones», pero tienen que solicitar previamente el levantamiento del estado de alarma, «y nosotros aceptarlo», y entonces «se podrá plantear la movilidad entre comunidades autónomas».

En declaraciones a ETB1, Esteban ha señalado que el PNV mantiene conversaciones con el Gobierno en relación al decreto que aprobará previsiblemente mañana el Consejo de Ministros sobre las normas que regirán la nueva normalidad, y ha citado textualmente el artículo referido a la movilidad en el decreto del estado de alarma. Lo dijo también el propio Sánchez claramente desde la tribuna (del Congreso): si las comunidades autónomas deciden entrar en la nueva normalidad desaparecen los obstáculos para la movilidad, les corresponde a ellas decidir”, ha afirmado.

Esteban ha asegurado que su partido está manteniendo «conversaciones con el Gobierno español” en relación a este texto, que “están bastante avanzadas y que esperamos poder cerrar hoy”, y ha anunciado que “la gestión” de esa nueva normalidad “quedará, en su mayor parte, en manos de las comunidades autónomas”.

Preguntado también por la movilidad a ambos lados de la frontera con Francia, ha señalado que es una competencia que no está en manos de las comunidades pero ha considerado que «sería comprensible permitirlo» antes del 1 de julio aunque «no en todos los casos», pero sí para aquellos que «tienen relaciones familiares, laborales o sanitarias» a ambos lados de la muga.