España | Política

Ciudadanos se vuelca en la campaña vasca para apuntalar su alianza con el PP

Además de Arrimadas, representantes de la formación como Villacís, Bal, Pagazaurtundua, además de Savater, participarán en actos de campaña. El PSE contará con Sánchez y con ministros como Calvo o Grande Marlaska.

Inés Arrimadas, en un acto de Ciudadanos en Las Rozas.

Inés Arrimadas, en un acto de Ciudadanos. EFE

A sólo dos días del inicio de la campaña electoral, a partir de la medianoche del viernes, los partidos políticos vascos cierran ya sus actos. El cruce de agendas entre sus dirigentes y la elección de lugares simbólicos para reforzar los mensajes es otro de los elementos que se ultima a esta hora. Una de las novedades de esta convocatoria electoral en el País Vasco es la concurrencia, por primera vez, en coalición del PP y Ciudadanos. Ambas formaciones lo hacen después de sendas renovaciones en sus estructuras, en la dirección de Euskadi en el caso del PP vasco, tras la dimisión de Alfonso Alonso, después de un tenso pulso entre Vitoria y Génova para la designación de candidato a lehendakari, y en la dirección nacional de los naranjas tras la salida de Albert Rivera y la llegada de Inés Arrimadas a la presidencia.

Pese a no ser la primera vez que Ciudadanos y populares se alían en una coalición, sí lo es en País Vasco. De cara al 12-Janto Pablo Casado como Inés Arrimadas se han esforzado por apuntalar una colaboración que refuerce la sintonía entre los dos partidos. En el caso de Ciudadanos lo hará implicándose de lleno en la campaña electoral vasca a la que enviará algunos de sus representantes más significados. Sin duda el acto más relevante de la campaña será el que protagonicen Arrimadas y Casado, aún sin fecha, y que supondrá el primer mitin conjunto en la historia de los presidentes de PP y Cs.

Además de la participación de la líder naranja, que abandonará temporalmente su baja por maternidad, Ciudadanos también enviará a los actos de campaña en el País Vasco a su actual portavoz en el Congreso, Edmundo Bal, así como a la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, además de la eurodiputada, Maite Pagazaurtundua, y el filósofo, Fernando Savater.

Desde el PP se quiere impulsar de modo importante la candidatura de Carlos Iturgaiz, apuesta personal de Pablo Casado para la renovación del PP vasco. En esta campaña las encuestas coinciden en dar un importante descenso de escaños a los populares de hasta tres de sus 9 asientos. Por ahora gran parte de sus mensajes han ido orientados a desautorizar la labor del PNV y su imagen de buen gestor extendida en amplios sectores sociales. Para ello ha apelado Iturgaiz tanto a los casos de corrupción que salpican a los nacionalistas como a la gestión del accidente de Zaldibar o de la propia epidemia de Covid-19. También ha subrayado la labor del PNV como soporte imprescindible del Gobierno Sánchez y de aliado necesario para el ‘blanqueamiento’ de EH Bildu como partido institucional en las Cortes.

Casado, Feijóo y Almeida

Iturgaiz arrancará la campaña electoral en un acto en Vitoria, junto al resto de cabezas de lista de la coalición, y en el que también intervendrá el líder de Ciudadanos en Euskadi, Luis Gordillo, número dos por Vizcaya. Bajo el lema “Un plan para el futuro”, los actos incluirán no sólo la participación del presidente del PP, Pablo Casado en al menos dos actos –visitó el lunes Euskadi para arropar a Iturgaiz en varios actos de precampaña-, sino también la de otros representantes del PP en boga, como el alcalde de Madrid, Juan Carlos Martínez Almeida, quien visitará este sábado Bilbao para participar en un acto con jóvenes. Mañana, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que también opta a la reelección el 12-J, intervendrá en un evento de precampaña con Iturgaiz.

Si Casado se empleará a fondo con su candidato, no lo hará menos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con su candidata a lehendakari, Idoia Mendia. Este domingo el presidente del Ejecutivo visitará San Sebastián para participar en un mitin en el Palacio de Miramar. Por el momento es la única intervención de Sánchez confirmada, pero desde el PSE se trabaja para cerrar alguna participación más de Sánchez durante las dos próximas semanas.

En las filas socialistas se contará con el respaldo de otros miembros del Gobierno, como la vicepresidenta Carmen Calvo, con la que Mendia arrancará los actos de campaña la tarde del jueves en El Arenal de Bilbao. El viernes, quien se trasladará a Euskadi será el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, para intervenir en un mitin del PSE en Portugalete. La candidata socialista, que hará campaña bajo el lema “Soluciones, respuestas”, también contará con otros representantes institucionales del PSOE, como la presidenta de Navarra, María Chivite y la presidenta de La Rioja, Concha Andreu.

Los sondeos arrojan unos buenos resultados al PSE, que lograría aumentar en hasta tres asientos su actual representación en el Parlamento Vasco. Así, la mayoría de las encuestas amplían de 9 a 11 los escaños de los socialistas que se beneficiarían del hundimiento que se pronostica a Elkarrekin Podemos, que caería de 11 a 8.  

PNV: Reconstrucción y autogobierno

En las filas nacionalistas el PNV comenzará su campaña electoral con un acto en la Casa de Juntas de Gernika, como símbolo esencial del autogobierno vasco. La formación conmemorará los 40 años de autogobierno en Euskadi y su valor como herramienta para alcanzar “las mayores cuotas de bienestar”. En esta campaña, cuyo lema será “Euskadi en pie, saldremos”, el candidato del PNV, Iñigo Urkullu, defenderá su labor ante los intentos de “centralización” y “quitar competencias” al País Vasco que considera que se han producido. El arranque de campaña se celebrará sólo horas después de que el Gobierno que preside cierre el traspaso de tres nuevas competencias con el Ejecutivo central dentro del cronograma de cumplimiento del Estatuto de Gernika: seguro escolar, legislación de productos farmacéuticos y ayudas a la jubilación en casos de ERE.  

Esta tarde, el PNV celebrará un acto en el Palacio Euskalduna de Bilbao donde presentará su programa electoral. Apelará al espíritu de “reconstrucción” que ya promovió Euskadi durante los años 90 y la crisis del metal y la siderurgia. Una reconstrucción que situará como uno de los ejes de su campaña, como remedio al fuerte impacto económico que tendrá a epidemia en el tejido empresarial vasco. El Palacio Euskalduna es hoy un floreciente espacio congresual levantado en el margen de la Ría del Nervión donde otrora los astilleros producían barcos y los altos hornos emergían como el motor industrial vasco por excelencia.

Los sondeos otorgan al PNV una holgada mayoría en las elecciones del 12 de julio próximo. El resultado que las encuestas creen más optimista llegaría incluso a incrementar en tres asientos su representación, pasando de 28 a 31 escaños. De este modo, Urkullu tendría en su mano la reedición del Gobierno de coalición actual con el PSE, pero con una amplia mayoría absoluta de la que ahora no goza.  

Por su parte, EH Bildu arrancará la campaña electoral en un acto en Vitoria, en la Plaza Nueva de la capital alavesa. En él intervendrá tanto su candidata, Maddalen Iriarte, como el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi. Hasta ahora la coalición de la izquierda abertzale ha centrado gran parte de su discurso en cuestionar la apuesta soberanista del PNV y su trayectoria como gestor. El último ataque de Otegi ha criticado la “palabra de vasco” de Urkullu por sus reiterados incumplimientos en matera de autogobierno, como el compromiso en la campaña de 2012 de un referéndum soberanistas en 2015 o la ruptura del acuerdo de bases PNV-Bildu para un nuevo estatus político.  

La coalición abertzale, que ha situado como otro de los ejes de su discurso en los últimos días la petición de responsabilidades al PSOE por su pasado con los GAL, podría mejorar ligeramente su representación en el Parlamento Vasco, según los sondeos, al pasar de 18 a 19 representantes. De este modo, se haría con un asiento de los tres perdidos por Elkarrekin Podemos.

Podemos: Campaña incierta

La formación morada concurre al inicio de la campaña electoral después de haber designado a su nueva secretaria general en Euskadi, Pilar Garrido, la cuarta en cinco años. Lo hace con Miren Gorrotxategi como candidata a lehendakari, tras imponerse en un proceso de primarias en el que logró más apoyo que la candidata de la anterior dirección territorial liderada por Lander Martínez. Podemos aborda la campaña en una situación complicada, no sólo por la profunda renovación de sus estructuras orgánicas sino por el desconocimiento para el gran público de su candidata.

Además, Elkarrekin Podemos ha visto cómo la polémica en torno a Felipe González y los GAL ha revelado una división interna en el partido. Las palabras de Pablo Echenique, portavoz en el Congreso, asegurando que no era necesario seguir investigando al ser todo ya “conocido” o las críticas de su anterior candidata a lehendakari, Pili Zabala -víctimas del GAL-, por escuchar de boca de Pablo Iglesias que “no era el momento” de investigar los GAL, han supuesto un duro golpe. El comunicado de Elkarrekin Podemos llamando a la necesidad de que la Justicia continúe investigando los muchos atentados de los GAL sin resolver precipitaron la rectificación de última hora de la dirección nacional que finalmente apoyo la creación de una comisión de investigación. La iniciativa no prosperó por el voto en contra de PSOE, PP y Vox.

Los sondeos apuntan a una pérdida importante de apoyo por parte de Elkarrekin Podemos el próximo 12 de julio. La formación, que apuesta por iniciar un camino de entendimiento con Bildu y el PSE para una alternativa “de izquierdas” frente al PNV, lograría tres representantes menos, según los sondeos. Así, pasaría de los 11 actuales a apenas 8.        

Te puede interesar

Comentar ()