Política

El TSJC admite a trámite un recurso contra el confinamiento en Lleida

Hospital de campaña instalado en Lleida. EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSCJ) ha admitido hoy a trámite un recurso contra la orden de confinamiento de la comarca del Segrià, decretada este sábado por la Generalitat, que afecta a una población de 209.000 personas. El recurso, presentado por el abogado ilerdense Jorge Culleré, señala que el decreto de confinamiento se aprobó sin haber acordado previamente la declaración de fase de emergencia 1 que prescribe el Plan de Actuación del Procicat para emergencias asociadas a enfermedades contagiosas.

El TSCJ ha desestimado las medidas cautelarísimas de suspensión del decreto solicitadas por el recurrente, pero admite la apelación a trámite, que Culleré confía en que se resuelva de forma rápida porque afecta a un derecho básico como es el de libertad de circulación.

Confinamiento domiciliario

«Ante una medida indiscriminada como esta, que está causando indignación» explica Culleré, «alguien tiene que moverse, porque no nos están defendiendo ni las autoridades, ni el Ayuntamiento, ni la Diputación». El abogado señala además el temor de los vecinos de Lleida a que el Govern decrete el confinamiento domiciliario este viernes, cuando concluyan en Cataluña las pruebas de acceso a la universidad, que la Generalitat ha mantenido en la capital del Segre.

«Un confinamiento domiciliario en Lleida a 40 grados es criminal» advierte Culleré. «Hay que defender los intereses de la ciudadanía. Observé que la resolución no se atiene a la legalidad, mi deber como ciudadano directamente afectado era recurrir» argumenta señalando que «hay pueblos que no tienen ni un afectado». Ante esta situación, Culleré reclama un confinamiento selectivo en las empresas y edificios en los que se han identificado los 14 brotes de la comarca.

El recurso de apelación señala que la fase de emergencia que debe preceder al confinamiento de un territorio se declara a partir de un número de contagios superior a 700 por 100.000 habitantes, cuando hay riesgo de colapso del sistema sanitario o riesgo importante de colapso de servicios imprescindibles.

«En consecuencia, al no haberse superado los 700 contagios por 100.000 habitantes, no procede la adopción de la medida consistente en restringir la salida de personas de la comarca del Segrià» apunta el recurso de apelación, que solicita la anulación de esta medida.

El texto denuncia además que la medida adoptada por la Gneeralitat no es «ni justificada, ni proporcional, ni progresiva» porque el gobierno catalán no habría adoptado medidas cautelares previas. «La medida se adopta de forma sorpresiva e inesperada, cuando la noche anterior se había negado que se adoptaría medida alguna. Es público y notorio pues así se hizo saber a través de los medios de comunicación, a cuya hemeroteca nos remitimos».

Por último, apunta al «agravio comparativo» que a su juicio supone este confinamiento perimetral respecto a la situación de rebrotes en otros puntos de España. El recurso señala los rebrotes identificados en Galicia, donde «la restricción se ha adoptado por 5 días, no por 15 como en el Segrià; o en Albacete, cuyas autoridades «han optado por confinar los edificios donde se han localizado los brotes, no se ha restringido la libertad de circulación de todos los albaceteños. «Si los brotes están perfectamente identificados, ¿por qué no se actúa directamente sobre los mismos, sin perjudicar a toda una comarca como el Segrià?» se preguntan los recurrentes.

«Nadie se opone a que se adopten medidas sanitarias que sean proporcionadas y no indiscriminadas» apunta el abogado, pero «se esté discriminando a leridanos». Así, «la urgencia por la que interpongo la apelación el mismo lunes es porque nos pueden confinar en nuestras casas y es necesario evitar confinamiento domiciliario» concluye.

Comentar ()