Política

Calvo replica a Iglesias que lo importante son las "relaciones impecables" con la Corona

Vuelven a contradecir al vicepresidente primero al defender una negociación presupuestaria con Ciudadanos y PP

logo
Calvo replica a Iglesias que lo importante son las "relaciones impecables" con la Corona

María Jesús Montero y Carmen Calvo en una imagen de archivo

Resumen:

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y la ministra portavoz, María Jesús Montero, han replicado a la revelación que ha hecho hoy Pablo Iglesias, en el sentido de que de que mantuvo una «discusión fuerte» con Pedro Sánchez en la que éste se disculpó por no informarle de la marcha de Juan Carlos I. Calvo ha destacado que «lo importante son las relaciones constitucionales impecables» con la Corona y que la intención del Ejecutivo es «sostener el orden constitucional de manera contundente. Por lo demás creo que el jefe del Estado hizo que la decisión de rey emérito fuera absolutamente transparente».

Montero se ha escudado en su desconocimiento de las conversaciones privadas entre Sánchez e Iglesias aunque ha apelado a que el equipo gubernamental «trabaja cohesionado y estamos todos a una. Trabajar es lo que nos ocupa y preocupa al conjunto de los ministros y es en lo que concentramos nuestra atención».

Con el telón de fondo del reciente choque con Podemos a cuenta de la próxima fusión entre Bankia y Caixabank, Calvo defiende la necesidad de diferenciar el plano del Gobierno del de los partidos. Asegura no tener ninguna queja en lo que afecta a la comunicación de todos los ministerios con vicepresidencia primera, a la que corresponde la coordinación, obviando los numerosos choques que ha tenido con el sector morado del Gobierno. «Todos los Ministerios son iguales, no se distingue la procedencia política. Otra cosa es el estatus del presidente del Gobierno, que es muy diferente al resto y sus relaciones, muy importantes, por ejemplo con el jefe del Estado», ha explicado,

En definitiva, «no podemos confundir todos esos planos. Eso es lo que importa» para asegurar a continuación no tener «ninguna queja» y calificar de «éxito absoluto el trabajo eficiente» de este Gobierno.

El proyecto de Ley de Memoria Histórica se aprobará el próximo martes

Calvo ha presentado en rueda de prensa tras al reunión del Consejo de Ministros el plan normativo para este curso político, Se trata de 171 propuestas con una modificación del artículo 49 de la Constitución, «que esperemos que tenga la unanimidad del arco parlamentario» y alude a la manera de referirse a los discapacitados; tres leyes orgánicas, 58 leyes ordinarias y 119 reales decretos «Es decir, terminaremos el año con un esfuerzo importante de respuesta y de compromiso exhaustiva»

El plan normativo arrancará con la votación, la semana que viene, del proyecto de ley de Memoria Histórica para «mirar con justicia y dignidad el pasado» y cuyo objetivo es «consolidar el espacio que abrió la ley de 2007», de José Luis Rodríguez Zapatero. Contará con un plan de exhumaciones financiadas públicamente y un banco de adn. «Habrá un compromiso extraordinariamente importante», a juicio de Calvo que ya ha iniciado conversaciones con otros Grupos Parlamentarios para que salga adelante. Pero habrá otras iniciativas legislativas sobres Formación Profesional, función pública o garantía integral de la libertad sexual.

En lo que afecta a la reforma laboral, ha aventurado la posibilidad de tocar lo referente a la negociación colectiva, conforme al pacto de legislatura con Unidas Podemos, aunque aún muy lejos de la derogación que quieren los morados y siempre dentro de la mesa con los agentes sociales.

Por otro lado, ha rebajado considerablemente la posibilidad de una reforma fiscal a fondo, al menos a corto plazo, al defender que debe acompasarse «al momento que viven las empresas, el mercado laboral y el desarrollo de nuestros servicios públicos». Cree necesario hacer «determinados ajustes a algunas figuras fiscales» conforme al pacto entre PSOE y Unidas Podemos, pero ha puesto por delante la necesidad de «amplios consensos» para abordar estos asuntos, y Ciudadanos, d ela que van a depender en buena medida los Presupuestos, es totalmente refractario a subir los impuestos.

Calvo y Montero defienden negociar los PGE con todo el espectro político

Por su parte, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha reiterado el mensaje de que «este no es el momento de trincheras» y su llamamiento al PP para que «no se ponga de perfil y se sienta interpelado, no por este gobierno, sino por los ciudadanos». Montero ha dicho haberse sentido «consternada» ante la posición de Pablo Casado en la renovación de los órganos constitucionales. «No es algo voluntario, optativo, sino una obligación» que no puede depender de que «haya un gobierno que le guste». Es «antidemocrático» ha afirmado para reclamar después el apoyo de los populares a los Presupuestos Generales del Estado.

En el mismo sentido se ha manifestado Carmen Calvo, apelando a la «colaboración» entre las distintas formaciones políticas para sacar adelante unas Cuantas que garantizan al Gobierno de coalición la legislatura entre dos y tres años.

Llamativa ha sido su insistencia en abrir el pacto presupuestario a todas las fuerzas políticas, no sólo a las que hicieron posible la investidura, contra el criterio que esta misma mañana ha expresado el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en una entrevista a la SER. Defiende el también líder de Podemos que hay que priorizar a los partidos que apoyaron a Sánchez por entender que son los que dan estabilidad a la legislatura. Montero puntualiza que Iglesias «ha expresado de forma clara sus preferencias», pero insistido en que debe ser éste un pacto de amplio espectro que incluya también a los populares.

Respecto al reparto de 5.000 millones a los ayuntamientos, vinculado a que cedan su remanente de caja, conforme al pacto alcanzado entre Hacienda y la FEMP y que destacados alcaldes de toda España y signo político han rechazado de plano, dice Montero que prosigue el diálogo «y hemos transmitido a todos los Grupos la necesidad de convalidar este proyecto ley», que pasa por el Congreso este jueves. La idea es tramitar el decreto como proyecto de ley para encontrar una «fórmula más consensuada» puesto que permitiría incorporar enmiendas.

También se ha suscitado en la rueda de prensa las nuevas revelaciones en torno al «caso Kitchen» de supuesto espionaje policial al ex tesorero del PP Luis Bárcenas. Sin querer adelantar cuál será la posición del Grupo Socialista respecto a la petición de una comisión de investigación en el Congreso, que ya plantean algunos grupos nacionalistas, la ministra portavoz destaca que «lo más importante y fundamental es dejar trabajar a la justicia» respetando lso tiempos judiciales. Corresponde en todo caso «a la dirección nacional del PP y a su presidente, dar las explicaciones respecto a esta cuestión que implica a personas muy importantes de su partido y que estuvieron en el Gobierno».

Comentar ()