Un preso de la cárcel de Archidona (Málaga) ha fallecido tras la agresión sufrida por otro interno de este centro penitenciario, que la emprendió este viernes a golpes con él cuando ambos se encontraban en el patio, según han informado a Efe fuentes de Instituciones Penitenciarias este sábado.

Los dos reclusos, clasificados en el primer grado que fija el artículo 91.2 del régimen penitenciario, salían juntos al patio y hasta la fecha no se había observado ningún problema ni habían expresado quejas respecto al otro, según las fuentes.

En un momento determinado y «de forma sorpresiva», cuando ambos se encontraban este viernes por la tarde en el patio, uno de ellos la emprendió a golpes con el otro, de tal calibre que la víctima tuvo que ser trasladada en ambulancia a un centro hospitalario.

A raíz de la agresión, se ha decidido valorar psiquiátricamente al preso que atacó al otro interno, según Instituciones Penitenciarias.

«Inadaptación manifiesta»

Los hechos ocurrieron sobre las 17 horas en la cárcel de Archidona, inaugurada en 2018, cuando ambos internos se encontraban en el patio del módulo de aislamiento, por el artículo 91.2 de aquellos presos que muestran «inadaptación manifiesta» a los regímenes comunes, según han dicho a Efe fuentes de ACAIP-UGT.

Los dos presos no habían mostrado una mala relación, pero este viernes tras saludarse entraron juntos al patio y uno de ellos, de 40 años, golpeó «con tal brutalidad» a la víctima, de 37 años, que su rostro quedó «irreconocible», han explicado.

El herido, que sufrió un traumatismo craneoencefálico severo, ha fallecido la madrugada de este sábado en el Hospital Regional de Málaga, según han informado a Efe fuentes sanitarias.

Desde el sindicato ACAIP-UGT han reclamado más personal para la prisión de Archidona, también conocida como Málaga II, porque tiene un «déficit importante» de plantilla, con el fin de minimizar las agresiones a funcionarios y entre reclusos.

A este respecto, ha señalado que en España hay casi 3.700 vacantes de personal en los centros penitenciarios. 

La APFP denuncia la situación en las cárceles

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) ha señalado que «mientras la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias » vende» una imagen de internos modélicos que son llamados «débiles» por el ministro Marlaska, realmente la gran mayoría de internos son agresivos contra los otros internos y trabajadores, siendo actualmente los centros penitenciarios una balsa de aceite a punto de explotar».

«A los funcionarios de prisiones que han presenciado esta agresión» -señala la Asociación- «por parte de la SGIIPP no se le pondrá ningún psicólogo a su disposición para afrontar este hecho y el impacto mental que produce estas situaciones, con lo que se irá acrecentando el estress laboral, a lo que hay que añadir que en el periodo del 2004 al 2020 se han producido 6422 agresiones», agrega.

«Desde APFP solicitamos que se cubran las 3692 vacantes de personal, se actualicen nuestras retribuciones conforme a la peligrosidad y penosidad de nuestro trabajo y se nos otorgue la condición de agente de la autoridad. Desde APFP lamentamos el fallecimiento del interno. Respecto a los compañeros mostrarles todo el apoyo tras una situación tan dura y difícil. Reiteramos la complejidad, dificultad, hostilidad y agresividad que vivimos cada día en nuestro trabajo y como la clase política obvia nuestras justas reivindicaciones gobierno tras gobierno», concluye la nota.