Salud | Vida Sana

Montón, una trayectoria marcada por la “igualdad” hasta el final

logo
Montón, una trayectoria marcada por la “igualdad” hasta el final
Carmen Montón (derecha) recibe la cartera de Sanidad de la ya ex ministra Dolors Montserrat.

Carmen Montón (derecha) recibe la cartera de Sanidad de la ya ex ministra Dolors Montserrat. EP

Resumen:

Carmen Montón confesaba en una biografía de una página del PSOE que “la lucha por la igualdad” había marcado su vida política y precisamente ha sido la de género la que le ha costado el puesto más relevante al que ha tenido acceso hasta ahora, el de ministra de Sanidad.

La que hoy dimite tras poco más de un trimestre en el cargo, nació en Burjassot en 1976. Carmen Montón es hija de otro concejal socialista de la localidad, Pedro Montón, y se afilió a las Juventudes Socialistas a los 16 años y desde ese momento ha estado vinculada al partido.

A los 20 años fue elegida también concejala del Ayuntamiento de Burjassot, donde ejerció como responsable de Cultura hasta 2004. Durante esos años fue también secretaria de Movimientos Sociales y ONG’s del PSOE de la Comunidad Valenciana.

En 2004 dio el salto a las Cortes, donde estuvo hasta 2015, años durante los que fue secretaria y portavoz de Igualdad. Su última responsabilidad antes llegar a Moncloa fue la de consejera de Sanidad en Valencia de 2015 a 2018, que dejó el pasado junio para incorporarse al Gobierno de Pedro Sánchez como responsable de la cartera de Sanidad.

Carmen Montón confesaba en una biografía de una página del PSOE que “la lucha por la igualdad” había marcado su vida política y precisamente ha sido la de género la que le ha costado el puesto más relevante al que ha tenido acceso hasta ahora, el de ministra de Sanidad.

La que este martes ha dimitido, tras poco más de un trimestre en el cargo, nació en Burjassot en 1976. Carmen Montón es hija de otro concejal socialista de la localidad, Pedro Montón, y se afilió a las Juventudes Socialistas a los 16 años y desde ese momento ha estado vinculada al partido. A los 20 años fue elegida también concejala del Ayuntamiento de Burjassot, donde ejerció como responsable de Cultura hasta 2004. Durante esos años fue también secretaria de Movimientos Sociales y ONG’s del PSOE de la Comunidad Valenciana.

En 2004 dio el salto a las Cortes, donde estuvo hasta 2015, años durante los que fue secretaria y portavoz de Igualdad. Su última responsabilidad antes llegar a Moncloa fue la de consejera de Sanidad en Valencia de 2015 a 2018, que dejó el pasado junio para incorporarse al Gobierno de Pedro Sánchez como responsable de la cartera de Sanidad.

Sánchez se declinó para el Ministerio de Sanidad por una de las mujeres que permanecieron en su círculo más fiel cuando la crisis interna del PSOE acabó con su dimisión en septiembre de 2016. Montón fue, junto a César Luena, Mitxell Batet o Adriana Lastra, miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE de la primera etapa de Sánchez como secretario general y que estuvieron contra los críticos que se rebelaron y propiciaron la dimisión de la mitad de su Ejecutiva para tumbarle.

Montón se mantuvo fiel a Sánchez en su primera etapa como secretario general del PSOE, previa a su dimisión

A lo largo de su carrera en distintos cargos públicos, Montón siempre se ha definido como valedora de la Sanidad Pública. En Valencia participó, como consejera de Sanidad, en la reversión a lo público de la gestión sanitaria del modelo Alzira o con la recuperación, en estos meses que ha ejercido como ministra, de la Sanidad Universal restringida con los recortes de la crisis.

Defensora también de las libertades individuales, fue ponente de algunas de las leyes sociales más importantes que impulsó José Luis Rodríguez Zapatero, las del matrimonio homosexual, la de cambio de género o la del aborto. “De las iniciativas parlamentarias en las que he trabajado y de las que más me siento orgullosa han sido, la ley que permitió el matrimonio entre personas del mismo sexo y la de identidad de género”, aseguraba ella misma.

Montón también se autodefine feminista, ideología que puso en práctica en cargos como el de ex vicepresidenta de la Internacional Socialista de Mujeres o como miembro del Intergrupo Parlamentario Español sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva, que coordinó durante el periodo 2008-2012. También coordinó los trabajos, por parte del Grupo Socialista, de la Subcomisión para el estudio de la aplicación de la Ley Integral contra la violencia de género.

En su vida personal, la hasta ahora ministra está casada con Alberto Hernández Campa, economista también ligado al PSOE y que saltó a la palestra en 2015, cuando su nombramiento como gerente de la empresa pública de aguas de Valencia, Egevasa, provocó polémica en el Parlament. Finalmente el marido de Montón decidió renunciar al cargo por el “uso partidista que se ha hecho de este nombramiento”, según aseguró. Ambos tienen una hija que nació en 2011, año en el que Montón cursaba el Máster Interdisciplinario de Género que ahora la ha puesto contra las cuerdas.

Porque ha sido este máster, dependiente del mismo Instituto de la Universidad Rey Juan Carlos en el que estudiaron Cristina Cifuentes y Pablo Casado, el que ha desencadenado su fin político, al menos de momento. Montón no ha podido defender con solvencia las irregularidades destapadas por la investigación de eldiario.es sobre el supuesto trato de favor recibido por su posición política para superar el máster.