Salud | Vida Sana

Simón no ve un riesgo añadido en que se abran los colegios en zonas con muchos contagios

El director del CCAES asegura, sobre el posible cierre de escuelas si se produce un brote en un centro educativo, que "tenemos que ser conscientes de la dificultad de establecer líneas rojas"

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. EFE

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado, sobre el posible cierre de colegios si se produce un brote en un centro educativo, que «tenemos que ser conscientes de la dificultad de establecer líneas rojas», después de haberse preguntado retóricamente por el «efecto negativo» que tendría abrir las escuelas en una comunidad en la que la transmisión ya sea «muy alta». A pesar de que hay que valorar diferentes factores, como «el riesgo incrementado que pueda suponer el abrir o no las escuelas»

A su vez, ha señalado que no los niños «no pueden ser niños burbujas» ya que la infección se puede producir en el parque o cuando el padre vuelva del trabajo. «Los niños no pueden ser niños burbujas; sí que tenemos que tener personas mayores burbuja porque tienen un riesgo de fallecimiento muy alto», ha indicado, en relación a la menor tasa de letalidad que tiene el virus entre los menores de 10 años.

«Hay que valorar los beneficios de ir al colegio. El riesgo es muy bajo, lo que no quiere decir que haya niños infectados u hospitalizados, pero las personas jóvenes es ahora mismo el grupo con mayor incidencia; en los más pequeños tiene una incidencia pequeña», ha explicado.

Simón, que ha explicado que se está llevando a cabo un seguimiento especial de los casos en personas en edad escolar por la cercanía de la fecha de regreso a los colegios, ha informado de que la incidencia en estos grupos de población es «mucho más alta que la que observábamos en marzo y en abril», aunque el número de casos graves que se observa «es muy bajo» y las tasas de hospitalización se encuentran entre el cero y el uno por ciento.

No obstante, la incidencia acumulada es similar entre todos los grupos de personas en edad escolar, que se distribuyen entre los alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria. Simón ha indicado que se localiza entre los 80 y los 100 casos por cada 100.000 habitantes, con una incidencia ligeramente mayor entre los jóvenes de 16 a 17 años, que se acercan a los 100 contagios por cada 100.000 habitantes.

Simón, durante su defensa de la apertura de colegios, ha instado a regularizar fórmulas como bajas o permisos retribuidos a los que deberían acogerse los padres en caso de tener que cuidar de sus hijos si hay que guardar una cuarentena: «A lo mejor es una oportunidad».

«Si un niño tiene síntomas, se tiene que quedar con los padres. Se está trabajando para que las bajas estén disponibles pero es verdad que no todo el mundo puede. Habrá gente que se lo tendrá que pensar dos veces pero a lo mejor es una oportunidad para que se regularice todo. Entiendo que se está trabajando para que todo esto se pueda establecer», ha afirmado.

«El objetivo es abrir los colegios siempre que sea factible», ha asegurado el director del CCAES, que ha hecho además hincapié en que «en Madrid hay un incremento de la transmisión superior a otras comunidades autónomas, pero no toda la región está en la misma situación», en referencia a la mayor propagación del virus que están experimentando algunos barrios del sur de la capital, como Usera y Carabanchel . «Madrid está en fase ascendente», ha sostenido.

Por el contrario, ha expuesto que la tendencia de contagios «es claramente descendente desde hace varias semanas en Aragón», en parte gracias a las medidas «valientes y precoces» que tomaron antes de que se descontrolase por completo la situación. «Es importante actuar de manera contundente como hizo Aragón con Zaragoza. Madrid y Barcelona tienen más riesgo», ha dicho, justo después de pedir prudencia ante las comparaciones que se hacen entre las comunidades autónomas españolas y otros países. «Ha habido países que se han puesto como ejemplo en algunos momentos de la pandemia y después han tenido sus picos», ha declarado.

Fernando Simón ha asegurado este jueves en rueda de prensa que «la presión asistencial no es excesiva», ya que «en los hospitales estamos en una situación relativamente tranquila». Ha informado de que en este momento hay 6.036 casos ingresados, por lo que se encuentran ocupadas el 5% del total de las camas, cuando en el pico de la pandemia se llegó a tener el 55% de las plazas ocupadas. «No es una cantidad exagerada», ha añadido el doctor epidemiólogo, «pero es cierto que para una sola patología es un volumen importante». Además, Simón ha asegurado que 715 personas se encuentran ingresadas en la UCI.

A su vez, el número de brotes detectados desde el jueves es de 687 nuevos brotes, con un total de 5.300 casos, tal y como ha indicado. «Seguimos teniendo los mismos ámbitos prioritarios», que son aquellos de corte social, las reuniones familiares y de amigos, que continúan siendo el principal foco de contagios, ha afirmado, para después agregar que «también tenemos brotes asociados al ocio nocturno, que conlleva un mayor trabajo de rastreo». El experto epidemiólogo ha incidido en que «los jóvenes siguen siendo los más afectados».

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha justificado en la rueda de prensa ofrecida este jueves que el gran aumento de casos de Covid-19 que está experimentando España en las últimas semanas se debe, «en parte», al «buen sistema de detección de casos» con el que cuentan las comunidades autónomas.

Asimismo, la directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti, no cree que «de momento» se está planteando la posibilidad de que las mutaciones del coronavirus puedan afectar a la eficacia de la futura vacuna, aunque ha manifestado «prudencia» y ha asegurado en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander que los virólogos están atentos a esos cambios.

Comentar ()