Salud

Doce comunidades confinadas: consulte la situación de su región

Extremadura, Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias y Galicia son las únicas que, de momento, se mantienen abiertas

Un operario municipal realiza labores de desinfección, en Ourense.

Un operario municipal realiza labores de desinfección, en Ourense. EFE

Desde que el pasado domingo el Gobierno publicase el decreto de estado de alarma, los cierres de las comunidades autónomas van llegando por goteo. Esta mañana lo han anunciado Madrid, Cataluña y Cantabria. Ayer le tocó el turno a Murcia, que este miércoles sumaba 911 casos nuevos de coronavirus y tres muertes, y, posteriormente, en una confusa rueda de prensa conjunta con Madrid, Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha anunciaron que establecían un cierre perimetral ante la proximidad del puente. Ya habían establecido un confinamiento total Aragón, Asturias, País Vasco, La Rioja, Navarra, Melilla y Ceuta, esta última sólo durante el fin de semana.

De acuerdo con el plan de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19, aprobado la pasada semana por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), todas las comunidades autónomas, excepto Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Galicia, se sitúan en el nivel de alerta extremo, debido a su alta transmisión del virus y al nivel de utilización de sus servicios asistenciales.

Sin embargo, después de que Alfonso Fernández Mañueco, Emiliano García-Page e Isabel Díaz Ayuso se reuniesen y llegasen al acuerdo de bloquear sus fronteras hasta el 9 de noviembre, la presidenta matizó que confinará la región en el caso de que pueda hacerlo sólo durante el fin de semana de puente. «Voy a pedir al Gobierno que nos dejen cerrar perimetralmente las comunidades por días», afirmó la dirigente popular.

Regiones que cierran

Por el momento, Andalucía, Aragón, Asturias, Navarra, País Vasco, La Rioja, Murcia y Melilla no admiten entradas y salidas de sus territorios, salvo causas justificadas. Asimismo, Ceuta aplica estas mismas medidas, pero sólo están vigentes durante los fines de semana y Castilla-La Mancha y Castilla y León implantarán esta medida hasta el 9 de noviembre.

Cantabria ha anunciado este mismo jueves que confinaba el territorio. La presión hospitalaria -en las UCI, del 13,68%- aún «no es agobiante», pero ha decidido seguir los pasos de las anteriores. Notifica una IA en las últimas dos semanas de 317,34 infectados por 100.000 habitantes.

Tras varias apariciones confusas, Ayuso también ha confirmado que la Comunidad de Madrid cerrará para los puentes de Todos los Santos y de La Almudena, como también ha hecho Cataluña por un periodo de 15 días.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, pidió esperar a que el Procicat evaluase la situación epidemiológica, pero esta misma mañana se ha confirmado el cierre perimetral de la comunidad. Cataluña registra una IA de 656,92 casos por 100.000 habitantes y una presión en las UCI del 37,57%.

Navarra, el 22 de octubre, y La Rioja, al día siguiente, fueron las primeras regiones en cerrar sus fronteras. Navarra, con una alarmante incidencia acumulada (IA) de 1.159,25 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de ocupación de camas de UCI por enfermos de Covid-19 del 36,50%, ordenó el cierre de los establecimientos de hostelería. El mismo camino tomó la región vecina, que confinó Logroño y Arnedo y cerró los bares y restaurantes dos estas localidades durante un mes. Actualmente, cuenta con una IA de 707,08 infectados por cada 100.000 personas y una ocupación de las UCI del 40,00%.

En el caso de Aragón, cuya incidencia acumulada asciende a los 940,43 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de ocupación de camas de UCI del 44,02%, según los datos publicados por Sanidad este miércoles, permanecen también cerradas sus tres capitales de provincia, Huesca, Zaragoza y Teruel, mientras que en Asturias registra una IA de 355,10 contagios por cada 100.000 personas y una presión en las UCI del 22,51%. El presidente del Principado, Adrián Barbón, ya defendió en junio que las comunidades con peores datos continuasen en estado de alarma hasta mejorar su situación epidemiológica.

Por su parte, Euskadi, una región que ha registrado, de acuerdo con los datos de Sanidad de ayer, una IA de 541,77 casos por 100.000 habitantes y un índice de ocupación de camas en cuidados intensivos del 25,32%, decidió el lunes blindar su territorito. Asimismo, Murcia determinó el cierre de la región y Fortuna, Abanilla, Totana, Beniel, Bullas, Ceutí, Cieza, Lorquí, Torre Pacheco y Archena retroceden al equivalente a la Fase 1, a pesar de que Fernando López Miras hubiese indicado que su deseo era «evitar el cierre total, como ha ocurrido en otras CCAA». La Región cuenta con una incidencia acumulada de 457,66 contagios por 100.000 personas y una ocupación de camas de UCI por enfermos de Covid-19 del 18,26%.

Ya de noche, el presidente andaluz compareció para informar del cierre perimetral de la comunidad, cuya IA se sitúa en 396,33 casos por cada 100.000 habitantes y la presión asistencial asciende al 19,99%, así como el de las provincias de Granada, Jaén y Sevilla, actualmente en nivel cuatro de alerta sanitaria. Antes de que hablase Moreno Bonilla, los presidentes de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid anunciaron ante la prensa el resultado de la reunión que habían mantenido: cierre perimetral de las comunidades hasta el 9 de noviembre. Díaz Ayuso rompió en directo con el discurso de sus homólogos para afirmar que únicamente confinará la región durante el puente de Todos los Santos si Pedro Sánchez le permite aplicar un cierre «por días» que pueda retirarse tras el fin de semana. 

Las incidencias acumuladas de Castilla y León y de Castilla-La Mancha llegan a los 700,59 y 460,93 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente, y una presión en las UCI del 35,92% y del 24,94%. Madrid registra una IA en los últimos 14 días de 430,04 contagios por 100.000 personas y una tasa de ocupación de UCI del 38,90%.

Por último, el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, anunció este miércoles que nadie podrá «entrar ni salir» de la ciudad durante los fines de semana, mientras que Melilla quedará confinada desde las 22:00 horas del próximo 29 de octubre, según informó su presidente, Eduardo de Castro. Ambas presentan una presión hospitalaria muy preocupante, del 41,18% y del 64,29%, respectivamente.

Regiones que no descartan confinar

Extremadura es la única región que no descartaba confinar, pero que todavía no ha indicado el cierre perimetral, algo que sí han comunicado esta misma mañana Cantabria, Cataluña y Madrid -en los dos puentes próximos-. En la Comunidad actualmente se encuentran confinadas 32 zonas básicas de salud de 12 municipios, entre ellos, la capital.

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, consideró el martes que «es prematuro pensar en un cierre perimetral de Extremadura», aunque «esto no significa que la herramienta no esté ahí encima», y que en alguno momento tengan que utilizarla. La región tiene una incidencia acumulada de 474,01 casos por cada 100.000 personas y una ocupación en las UCI del 18,26%.

Regiones que no cierran

Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias no se plantean establecer cierres perimetrales. El consejero gallego de Sanidad, Julio García, apuesta por vigilar «en detalle» la evolución de ciertas comarcas, en una comunidad en la que la IA se sitúa en 254,83 casos por 100.000 habitantes y la presión hospitalaria es del 10,20%. La Comunidad Valenciana, con una incidencia acumulada de 207,70 y una presión en UCI del 16,81%, cerrará «si fuera necesario» antes del puente de Todos los Santos, según afirmó Ximo Puig, pero matizó que en estos momentos no se lo plantean.

Francina Armengol no ha hecho referencia a un confinamiento perimetral de las islas Baleares, cuya IA no llega a los 200 contagios por cada 100.000 personas y cuya ocupación de camas de UCI es del 18, 37%. Por su parte, Canarias se encuentra en la situación a la que todas las regiones quieren llegar, con una incidencia acumulada de 77,13 casos por 100.000 habitantes y una ocupación de UCI del 10,84%, por lo que ni se plantea cerrar ni está obligada a aplicar las restricciones dispuestas en el decreto de estado de alarma.

Comentar ()