Salud | Vida Sana

¿Está en riesgo la inmunidad de rebaño? Así afectará la crisis de AstraZeneca a la vacunación

Una farmacéutica recibe una vacuna contra el coronavirus en Madrid

Una farmacéutica recibe una vacuna contra el coronavirus en Madrid Eduardo Parra / Europa Press

La crisis con la vacuna de AstraZeneca puede suponer un serio obstáculo para que España alcance antes de verano la deseada inmunidad de rebaño. «Si se confirma que hay una relación entre la vacuna y los trombos, se retrasaría todo el plan de vacunación», advierte el doctor Jaime Jesús Pérez, de la Asociación Española de Vacunología.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) anunciará el jueves si retira del mercado la vacuna de AstraZeneca, una de las cuatro que había autorizado contra el coronavirus. En estudio está si el medicamento, inoculado a 17 millones de europeos, ha provocado trombosis venosa cerebral en 37 personas.

De momento, parece que la EMA no suspenderá la inyección. «No hay indicios de que la vacuna haya causado estos casos, no aparecieron en los estudios clínicos y no están previstos entre las reacciones a esta vacuna (…) El número de eventos tromboembólicos entre la población vacunada no parece mayor de la incidencia en la población general», ha señalado este martes la directora ejecutiva de la EMA. Pero hasta el jueves no se puede descartar ningún escenario.

¿Qué pasa con el millón de españoles vacunados con AstraZeneca?

Hasta que se suspendió la vacunación, 939.534 personas recibieron en España la primera inyección de AstraZeneca y, según la compañía, la segunda dosis se debe poner de cuatro a 12 semanas después para garantizar la eficacia. De momento, el Ministerio de Sanidad no ha explicado qué ocurrirá en estos casos si llegan malas noticias desde Europa.

En Reino Unido se está investigando la posibilidad de mezclar dosis de diferentes vacunas

Una opción probable es que ya se consideren como vacunados a las personas que han recibido una dosis, porque un primer pinchazo ya ofrece un porcentaje de eficacia del 76% en los tres meses siguientes. Después descendería, pero como los vacunados con AstraZeneca no pertenecen a grupos de riesgo no tendría un efecto tan malo, argumenta el doctor Jaime Jesús Pérez.

Otra opción a futuro es ver si existe una intercambiabilidad de vacunas. Es decir, que se les pueda poner una segunda dosis de Pfizer y de Moderna. «Pero para esto no hay datos y no los va a haber en varios meses», advierte el vacunólogo. En Reino Unido ya hay en marcha un ensayo clínico que podría ver la luz para el verano sobre la intercambiabilidad de vacunas contra el coronavirus. «Y hasta que no tengamos datos fiables, no se puede dar ningún paso. Estamos hablando de un millón de personas, necesitamos estar seguros de los pasos a tomar».

¿Hay stock de otras vacunas si se cae AstraZeneca?

España compró en agosto de 2020 un total de 31 millones de la vacuna de AstraZeneca, lo que equivale a 15,5 millones de personas inmunizadas. Si la EMA llega a la conclusión de que hay que retirar esas agujas del mercado, ¿se enfrentaría España a un problema de stock? Sin ninguna duda, complicaría los cálculos del Gobierno español, porque la vacuna de AstraZeneca es la más barata y la que mejor condiciones de conservación tiene. De momento, hay casi un millón de dosis paradas en las neveras españolas a la espera de lo que diga el organismo europeo.

De momento, España ha recibido casi siete millones de dosis, de las que se han puesto unos 5,5 millones. La mayoría de las recibidas, unos 4,5 millones son de la compañía Pfizer/BioNtech, que debería aumentar sus entregas en las próximas semanas. Moderna ha enviado a España medio millón de dosis. La cuarta vacuna aprobada en Europa, la de Janssen, llegará a nuestro país en las próximas semanas: a partir del 15 de abril, comenzará el suministro de los 20 millones de dosis comprada a Johnson&Johnson. Será una noticia de gran alivio, ya que es la única inyección que requiere únicamente de un pinchazo.

¿Está en riesgo la inmunidad de rebaño?

El plan del Gobierno es llegar al verano con al menos el 70% de la población inmunizada, pero la crisis de AstraZeneca pone varios interrogantes a ese objetivo. «Si se confirma que hay una relación entre la vacuna y los trombos, se retrasaría todo el plan de vacunación», indica el doctor Jaime Jesús Pérez, de la Asociación Española de Vacunología. «Hasta que no se puedan sustituir esas dosis, se complicaría todo».

El problema para lograr este objetivo no reside únicamente en AstraZeneca. «Lo principal es que no terminan de llegar los millones de vacunas que necesitamos. Hay un cuello de botella que no estamos rompiendo y es un desastre para Europa y para España», explica Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). «Una vez lleguen las vacunas, tenemos los recursos para acelerar el proceso de vacunación y lanzar campañas masivas», añade el experto.

«Ahora mismo, el 11 por ciento de la población ha recibido una dosis y los que han recibido las dos no llegan ni al 3,5 por ciento. Esto es tremendo», lamenta Diego Ayuso, secretario general del Consejo General de Enfermería. «Si no llegan dosis, no vamos a conseguir inmunizar al 70% de la población antes del verano».

Te puede interesar

Comentar ()