Salud

De los dientes al cubrebocas: Luis Sans pasa de iDental a Mascarillas Béjar

Imagen del cabecilla de iDental Luis Sans justo a dos mascarillas Béjar y una clínica iDental de fondo

CV

Hace algo más de año y medio que Luis Sans Huecas salió de la cárcel, donde permanecía en prisión preventiva desde octubre de 2018 como cabecilla de la trama iDental. La Audiencia Nacional juzga al empresario catalán y sus socios por administración fraudulenta, estafa, apropiación indebida, falsedad documental, lesiones y delitos contra la salud pública a través de la cadena dental low cost e Institutos Odontógicos Asociados (IOA).

Pero Sans, que se autodefine como dream maker (hacedor de sueños), vuelve al sector sanitario con otra empresa que también se define como revolucionaria, Mascarillas Béjar, pero que también está cometiendo fraude con sus productos, como publicaba este sábado El Independiente.

De nuevo Sans utiliza el que ya fue en iDental su modus operandi, realizar sus operaciones a través de un entramado de empresas. En este caso él aparece en la empresa matriz, ICW Holding, en la que el administrador único es su hermano Francisco Sans. El fondo es propietario único de Mascarillas Béjar a través de otra empresa – Textiles Sanitarios Iberia – hasta el 15 de julio denominada Mahupa 1941 S.L. – de la que Francisco Sans es administrador único desde el 10 de noviembre de 2020. Quien aparecía con anterioridad en el cargo era la madre de ambos, María del Carmen Huecas Pavón.

Mascarillas Béjar se promociona en su web como «las mejores mascarillas de España» y aseguran haber producido 40 millones de mascarillas desde su constitución en abril de 2020. «Hacemos mascarillas fabricadas en España conforme a la Directiva CE 93/42. Contamos con la certificación AITEX y la licencia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios». Sin embargo, como este periódico ha podido comprobar, han cometido irregularidades en al menos dos modelos de FFP2 y las mascarillas quirúrgicas.

Ubicadas en el pueblo que da nombre a la empresa, en la provincia de Salamanca, la compañía surge del acuerdo con una fábrica textil (Textiles Sánchez) con 25 años de antigüedad en el pueblo. Fabricaban ropa de cama y se reconvirtieron, de la mano de Mahupa 1941 S.L., a la realización de mascarillas.

Desde entonces, la compañía ha realizado grandes inversiones en publicidad y ha sido proveedora oficial en eventos como la Madrid Mercedes Benz Fashion Week de 2020, Estampa, Fitur o más recientemente colaborando con la feria de arte ARCO.

La compañía ha lanzado además otro tipo de mascarillas denominadas NAN300 (quirúrgicas con utilización de hasta 8 horas) y OLIV, estas últimas transparentes que la compañía asegura haber lanzado junto a la empresa MSM Tech. Esta compañía, MSM INNOVATION & TECHNOLOGY SL., fue constituida en marzo de 2021 y su administrador único es nuevamente Francisco Sans.

El negocio de la compañía, que se desvinculó de Textiles Sánchez en febrero de 2021 (su CEO Alberto Sánchez, procedente de la veterana de Béjar, salió de la compañía por desavenencias que asegura están en los juzgados), está en auge y en su web aseguran haber comerciado ya con más de 10.000 empresas.

Además de las mascarillas, el fondo ha apostado a lo grande por el sector sanitario y en abril de este año anunciaron la inversión de 25 millones de euros para la compra a RCRE, una fábrica de guantes de nitrilo sanitario situada en Lisboa, con capacidad, según informó la compañía, para producir 400 millones de guantes de nitrilo al mes.

La apertura de nuevas vías de negocio de Luis Sans no parece cesar y de nuevo él mismo hablaba en Linkedin esta semana de próximas novedades en la compañía. «El día 4 de Agosto. Mascarillas Béjar lo vuelve a lograr, lanzamos la solución al Problema que Causan las Mascarillas». Aseguraba en su post, en el que daba las gracias a todo el equipo de ICW, que tras ocho meses «de trabajo, investigación y búsqueda» están consiguiendo «cambiar el mundo y de manera robusta y contundente».

El empresario no duda en obviar en su web [al menos hasta el 30/7] su etapa en iDental e incluso cuenta con la absolución de la wikipedia. Así, el empresario continúa con sus negocios a la espera del avance del macrojuicio en la Audiencia Nacional por iDental e IOA. Solo por la primera de las piezas separadas que componen el juicio, la del delito contra la Seguridad Social, el fiscal pide a Sans seis años de cárcel y 90 millones de euros de multa. El proceso, cuya instrucción arrancó en 2017 y tiene decenas de miles de afectados en toda España, no ha hecho más que empezar.


Te puede interesar

Comentar ()