Economía OPTIMISMO EN BOLSA

La banca del Ibex resurge en bolsa: recupera 95.000 millones en un año y medio

El sector supera los 200.000 millones de capitalización tras casi duplicar su valor desde el verano de 2016

La banca española ha recuperado 95.000 millones en bolsa en año y medio.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander. EFE

El mensaje se repite una y otra vez como una monótona letanía. En este inicio de 2018, resulta extremadamente complicado acudir a una presentación de perspectivas bursátiles en el que la banca no figure como una de las apuestas estrella.

El optimismo en torno al sector es elevado en toda Europa. La última encuesta entre gestores elaborada por Bank of America Merrill Lynch mostraba que el sector bancario está considerado el más infravalorado en la región y es, junto al sector energético, por el que más apuestan.

Los argumentos son de sobra conocidos: la fortaleza de la economía y la expectativa de que los tipos de interés en la eurozona empiecen a repuntar con el fin de la política de estímulos del Banco Central Europeo (BCE). Son los mismos que ya convirtieron al sector financiero en uno de los más rentables en 2017 y que han permitido al índice bancario de la eurozona alcanzar en los primeros compases del presente año sus niveles más elevados desde el verano de 2015.

Y la banca española no ha sido una excepción en este escenario. Eclipsado por las turbulencias generadas por eventos como el Brexit, la victoria electoral de Donald Trump en Estados Unidos, la debacle de Popular o, más recientemente, el desafío soberanista catalán, lo cierto es que, desde el verano de 2016, el sector ha experimentado revalorizaciones espectaculares: CaixaBank gana más de un 140%; Santander, cerca de un 100%; Bankia, acumula ganancias superiores al 80%; y Sabadell, BBVA y Bankinter se anotan alzas ligeramente por encima del 70%. Todo ello en un periodo en el que el Ibex ha escalado un 38,5%.

CaixaBank, Santander y Bankia acumulan ganancias superiores al 80% desde el verano de 2016

En resumen, el sector prácticamente ha duplicado su valor en bolsa. Si a cierre del 27 de junio de 2016, las siete entidades del Ibex capitalizaban poco más de 113.000 millones de euros, hoy, pese a ser una menos (Popular ha quedado integrada en Santander), suman 207.681 millones de euros.

La propia Santander ha sido una parte fundamental en esta apreciación del sector. Los 47.634 millones de euros que valía el banco que preside Ana Botín al cierre de la sesión del 27 de junio de 2016, se han convertido hoy en 97.737 millones –ampliación de capital de 7.000 millones mediante-, lo que le ha valido para recuperar el primer puesto por tamaño en la bolsa española, por delante de Inditex.

Pero el resto de bancos del Ibex también han contribuido a esta mejora de capitalización: BBVA, con unos 20.000 millones; CaixaBank, con alrededor de 15.000 millones; Bankia aporta cerca de 6.500 millones; Sabadell, algo más de 4.000 millones; y Bankinter, alrededor de 3.100 millones.

«En la segunda mitad de 2016, ya veíamos que la banca cotizaba a múltiplos muy bajos, en buena medida, porque se dudaba de que lo tenían en balance estuviera bien valorado. Pero parecía lógico que las ratios de valoración volvieran a niveles más normales», explica Fernando Hernández, analista de Andbank.

La mejora de la coyuntura económica y la atenuación de las incertidumbres de tipo político han favorecido este movimiento que «ya nos ha llevado a un escenario de valoraciones más normalizado», por lo que ahora se abre la cuestión de si la remontada de la banca puede prolongarse.

La principal baza para que el sector mantenga el buen tono debería venir de esa esperada subida de los tipos que debería permitir un repunte del euribor, aliviando de este modo los márgenes del sector. Pero como observa Nuria Álvarez, analista de Renta 4, «éste es un catalizador que se espera desde hace tiempo pero no termina de materializarse».

Los expertos creen que los tipos seguirán sin dar un alivio a los márgenes de la banca en 2018

De hecho, «el mercado parece descontar una subida de tipos antes de lo que viene indicando el BCE y eso genera cierto riesgo de insatisfacción», agrega Hernández.

Por eso, los analistas de Bankinter descartan que este ejercicio vaya a producirse una mejora significativa en los márgenes de la banca. En cambio, sí que lo esperan en los volúmenes de negocio y en los indicadores de calidad crediticia. Es lo mismo que defiende Nuria Álvarez: «Se ven síntomas sólidos de recuperación económica que deberían ganar más fuerza en 2018, dado el buen momento económico».

El reto de seguir subiendo

Lo que parece poco factible es que el sector pueda justificar a lo largo del año unos ritmos de escalada como los vistos este año, que han llevado a Bankinter y Sabadell a ganar más de un 16% en cuatro semanas y a CaixaBank, Santander y Bankia a remontar, también, más de un 10%. «Todavía hay margen de mejora en la banca, porque no creo que las perspectivas actuales contemplen una mejora del escenario de tipos, pero para que esto se dé tiene haber mayor visibilidad sobre una próxima subida de tipos», apunta Álvarez.

También Fernando Hernández ve que aún hay bancos que pueden tener recorrido en bolsa, pero avisa de que el sector ya no está tan infravalorado como lo estuvo hace meses. En su opinión, es posible que a lo largo de este año se produzca cierta consolidación de niveles en bolsa y haya que esperar al próximo año, cuando la subida de tipos ya sí esté claramente sobre la mesa, para ver una reactivación en la mejora del sector. «Es lo que se ha visto en Estados Unidos y creo que aquí podría pasar lo mismo», observa.

Sea como fuere, los expertos discriminan entre unas entidades y otras y un nombre que se repite constantemente entre sus favoritos es el de Santander. «Creo que este año puede llegar el momento de que vaya rentabilizando la operación de Popular«, comenta Hernández, quien también apuesta porque CaixaBank y Bankia lo pueden hacer bien durante los próximos trimestres.

Nuria Álvarez, por su parte, resalta también el nombre de Santander. «Popular va a ser un impulso muy importante para su negocio en España», presagia antes de añadir que el banco que preside Ana Botín cuenta con una «distribución geográfica más atractiva que en el caso de BBVA». Sabadell.

Comentar ()