España COMISIÓN DE INTERIOR DEL CONGRESO

Marlaska comparece por 'Filomena' mientras esquiva 45 peticiones previas

La oposición intenta desde hace meses que el ministro acuda al Congreso para dar explicaciones sobre la crisis migratoria o el acercamiento de presos etarras / El titular de Interior va este viernes para explicar su gestión durante el último gran temporal

Grande-Marlaska, junto a la presidenta (Ana Botella), en su comparecencia del 23 de abril ante la Comisión de Interior.

Grande-Marlaska, junto a Ana Botella, en su última comparecencia ante la Comisión de Interior. EP

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, acudirá 302 días después a la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para dar explicaciones sobre las medidas que adoptó su departamento para mitigar los efectos del temporal de frío y nieve provocado por la borrasca Filomena sin haber comparecido ante este órgano parlamentario para informar sobre otros asuntos por los que desde hace meses demanda su presencia la oposición, como la crisis migratoria de Canarias o la política de acercamiento de los presos etarras.

El titular de Interior comparecerá este viernes a petición propia y en respuesta a las peticiones registradas por Vox y Ciudadanos el pasado 21 de enero en relación con la gestión de la nevada que cayó -entre otras- sobre la Comunidad de Madrid, lo que obligó a desplegar a la Unidad Militar de Emergencias (UME) al quedar bloqueados decenas de vehículos en carreteras de la región. La retirada de los soldados provocó el choque de los gobiernos regional y local (PP) con el departamento que dirige Grande-Marlaska, que responsabilizó a Díaz Ayuso y a Martínez Almeida de la decisión de rebajar el nivel de alerta del 2 al 1 de su Plan de Emergencias. 

La última vez que el ministro acudió a la Comisión de Interior de la Cámara Baja fue el 23 de abril, cuando compareció para informar sobre las medidas adoptadas por el ministerio -clave a la hora de hacer cumplir las restricciones de movilidad acordadas en el estado de alarma al depender de él la Policía Nacional y la Guardia Civil- con motivo de la crisis sanitaria provocada por la covid-19. Aquel día tuvo que escuchar los reproches de la oposición por la «falta de material» con la que los integrantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y los funcionarios tenían que desempeñar su trabajo en la primera ola de la pandemia.

La oposición intenta desde hace meses que el ministro acuda a la Comisión de Interior para informar sobre la crisis migratoria o el acercamiento de los presos de ETA

Desde entonces y hasta la presentación el pasado 21 de enero de las relativas a Filomena, PP, Vox, Ciudadanos, EH-Bildu, Grupo Republicano y Grupo Plural han pedido formalmente 45 veces que comparezca Grande-Marlaska ante la Comisión de Interior para informar acerca de la gestión de su departamento en diversos asuntos de actualidad, sin que ninguna se haya tramitado hasta la fecha.

La oposición tendrá que seguir esperando estas explicaciones. Ana Botella, presidenta de la comisión y ex número dos de Interior con el actual ministro, ya ha advertido a los diputados de que les retirará el turno de palabra si este viernes interpelan al compareciente por otra cuestión ajena a la borrasca, causante de la mayor nevada en el último siglo en Madrid.

En los últimos diez meses, los integrantes de la Comisión de Interior del Congreso han intentado sin éxito que el ministro acudiera para informar sobre materias que han marcado la actualidad, pero la mayoría que suma el bloque de izquierdas en la Mesa ha frustrado estas comparecencias. Con menor extensión de tiempo, Grande-Marlaska sí ha tenido que responder durante las sesiones de control al Gobierno -tanto en el Congreso como en el Senado- a muchas de las cuestiones para las que habían solicitado su comparecencia monográfica.

«Esto es una vergüenza. El ministro hace política de escapismo. Tiene medio centenar de solicitudes de comparecencia y no da la cara ante problemas tan graves como el descontrol de la inmigración en Canarias, el acercamiento de presos de ETA, la monitorización de las redes sociales… Y ahora aplica la mordaza al Congreso y sólo podemos hablar de Filomena, que ya ha pasado. Esto es reírse de los españoles y del Parlamento», critica la diputada Ana Vázquez, portavoz del PP en la Comisión de Interior.

Destitución del médico de la Policía

De las 45 peticiones contabilizadas por este diario en el citado periodo, 17 fueron registradas por el Partido Popular y 13 por Vox, las dos formaciones de la oposición con mayor representación en la Cámara Baja. El resto se desglosan de la siguiente manera: EH-Bildu (5), Ciudadanos y Grupo Republicano (4) y Grupo Plural (2).

Una decena de las solicitudes presentadas para que el ministro acudiera al Congreso gira en torno a la crisis migratoria vivida por Canarias durante 2020 -cuando arribó al archipiélago un 756,8 % más de inmigrantes irregulares que en 2019 (de 2.687 a 23.023)- y algunas de las derivadas registradas en el último trimestre del año, como los «traslados» a la península o la salida sin control desde el puerto de Arguineguín (Mogán, Gran Canaria) hasta Las Palmas de 220 marroquíes en la tarde del 17 de noviembre.

Ocho meses después, tampoco han prosperado las peticiones de PP y Vox para que el titular de Interior explicara ante el citado órgano los motivos de la destitución del facultativo José Antonio Nieto como jefe de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional. Este funcionario, que el 24 de enero de 2020 había recomendado en un informe que los agentes destinados en los puestos fronterizos de aeropuertos con conexiones con China y otras zonas afectadas utilizaran guantes de nitrilo y mascarillas FFP2, fue apartado de su puesto por una supuesta «falta de lealtad» meses antes de alcanzar la edad de jubilación. 

Tampoco se han tramitado las solicitudes de comparecencia que registraron Vox y Ciudadanos el pasado 25 de mayo para que Grande-Marlaska diera explicaciones sobre la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid y las razones de la «pérdida de confianza» que alegó Interior. Esta decisión motivó numerosas preguntas al ministro en el Parlamento.

La política de acercamiento de presos etarras a cárceles más próximas al País Vasco, las actuaciones llevadas a cabo por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante la pandemia, los espionajes a representantes políticos a través del programa ‘Pegasus’ o los motivos que aconsejaron que fuera la Policía Nacional y no la Guardia Civil el Cuerpo que se encargara de la vigilancia en la vivienda del vicepresidente Pablo Iglesias fueron otros de los asuntos por los que la oposición consideraba necesario que acudiera el ministro a la Comisión de Interior y no lo ha hecho.

Comentar ()