España

Sánchez contradice al ministro de Justicia: "El estado de alarma es el pasado"

Se atenderá las peticiones que haya de las Comunidades en este sentido, pero matizan "en función de los datos epidemiológicos" `porque hay otros instrumentos para luchar contra la pandemia

Pedro Sánchez recibe al presidente argentino, Alberto Fernández.

Pedro Sánchez recibe al presidente argentino, Alberto Fernández. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado en una declaración conjunta con su homólogo argentino, Alberto Fernández, que «el estado de alarma es el pasado y hay que mirar al futuro» Y ese futuro es «vacunación, vacunación, vacunación…» De esta forma, el mandatario socialista contradice al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, quien afirmó ayer en La Sexta que «el Gobierno tiene muy claro que se puede decretar el estado de alarma en una comunidad».

También el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, abrió la puerta a que las Comunidades pidieran un instrumento que, a juicio de Sánchez está ya superado por los acontecimientos, aunque lo cierto es que el inquilino e la Moncloa no aclaró si se refería solo a un estado de alarma de ámbito nacional en un intento de no correr con el desgaste político de una medida de ese calado. Fue mucho después cuando la ministra portavoz, María Jesús Montero, matizó que el Ejecutivo central lo estudiará en caso de que algún territorio lo requiera, eso sí, «en función de los datos epidemiológicos».

Sánchez respondía así al interrogante de qué pasará si el Tribunal Supremo, a que ya ha recurrido Canarias, también echa abajo medidas como el toque de queda o el confinamiento autonómico. De momento, el TSJ de Navarra también ha negado a la socialista María Chivite que limite el libre tránsito ciudadano por la noche.

Sin «plan b»

Además, el presidente del Gobierno ha pedido «coherencia» a la oposición y ha dicho que «no puede ser que ahora echen de menos el estado de alarma y cuando propuse uno de seis meses votaran en contra de ese estado de alarma«. Lo cierto es que el PP se abstuvo mientras Vox votó en contra, aunque aún así el decreto cosechó el apoyo de 194 diputados. Cree Sánchez que con la vacunación, con las medidas que se articulen en el Consejo Interterritorial de Salud, -que dota, ha dicho, a las Comunidades de «amplios instrumentos»- y las recomendaciones de las autoridades sanitarias, debe bastar para afrontar esta etapa, sin «plan b».

También la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha defendido que estamos «ante un escenario totalmente distinto», pero ha subrayado que la pandemia aún no ha terminado y en esta fase, donde no operan las restricciones a la normalidad «sabemos que es imprescindible que mantengamos todas las medidas que recomiendan las autoridades sanitarias».

Tras afirmar que «éramos muchos los que queríamos que llegara el fin del estado de alarma» ha subrayado que estamos muy cerca de alcanzar la inmunidad de grupo, un «trecho final».

«Éramos muchos los que queríamos que llegara el fin del estado de alarma», dice Montero

En definitiva, la finalización del estado de alarma «es una buena noticia en términos epidemiológicos». Este instrumento fue «un acierto pero está circunscrito a una situación excepcional que no se puede prolongar en el tiempo, salvo que no pueda ser sustituido por otras medidas», escenario que deshecha. Significa que lo peor de esta pandemia ya ha pasado, aduce la ministra, y solo en el caso de que se opte por medidas que restrinjan derechos fundamentales, se necesita el aval del poder judicial.

Pero los TSJ se están pronunciando de manera desigual y el Gobierno mira al Supremo como unificador de doctrina que «resolverá de forma favorable a lo que pidan los territorios», prevén. Además, insisten en que las Comunidades disponen de instrumentos para que no se reproduzcan las mismas escenas de aglomeraciones y juergas del pasado fin de semana.

Ante el interrogante de cuál ha sido el criterio principal para negarse a prorrogar el estado de alarma, Montero alude a los actuales indicadores epidemiológicos y la posibilidad de combatir al virus por otras vías, como la vacunación, al tiempo que ha acusado de «irresponsabilidad» al PP por votar «una y otra vez en contra del estado de alarma», lo que no es exacto y de querer convertir la pandemia «en un confrontación política».

Díaz insiste en que el Ejecutivo de coalición «va a dar lo mejor de sí mismo»

Interrogada, por otro lado, la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, también presente en la comparecencia ante la prensa, sobre la salud de la coalición, insiste en que este Ejecutivo «va a dar lo mejor de sí mismo. Estaremos a la altura de las circunstancias». Su fórmula es «unidad y entusiasmo». Ya hemos hecho muchísimo y hemos tenido una oposición que no sólo es que no haya aportado, sino que ha demostrado lo peor de sí misma», palabras que han sido respaldadas por Montero «porque la adversidad une mucho. Estamos mucho más unidos que ene el momento en que conformamos el Gobierno».

Además, Montero ha hecho votos porque haya gobierno en Cataluña y no unas nuevas elecciones, aunque no ha querido entrar a valorar las actuaciones de ERC y de Junts. La actual situación de interinidad impide, además, que avance la mesa bilateral, que se intenta retomar. «Ojala se conforme pronto un gobierno en Cataluña para normalizar los procesos electorales», ha subrayado.

Comentar ()