Sentencia del procés

España

Sánchez evita indultar a los presos del procés antes de las primarias andaluzas

Unidas Podemos apoya la medida de gracia y da tiempo al presidente del Ejecutivo para que elija los tiempos

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez. EP

Que el Gobierno va a indultar a los presos del procés parece incontestable. Pedro Sánchez ha abierto las puertas de par en par y comenzado a armar un relato que, en dos días, ya ha tenido que rectificar. Si el martes hablaba de “venganza” y “revancha” al aludir a las penas de prisión a las que les condenó el Supremo a los 12 procesados, el martes, durante la sesión de control parlamentaria prefirió usar el término “castigo”.

Pero ahora necesita controlar los tiempos de una medida de gracia que cuenta con los informes en contra, demoledores, de la Fiscalía y del Tribunal Supremo. Fuentes del Ejecutivo señalan que “no será inmediato”, y no lo será, entre otra cosas, por un tema que puede parecer menor pero que para el líder del PSOE resulta capital, esto es, las primarias andaluzas del 13 de junio. Moncloa no quiere dar argumentos a Susana Díaz frente al candidato de Ferraz, Juan Espadas.

Temen que Susana Díaz use su posición contraria a la medida de gracia para ganar la carrera por la nominación

Temen que la ex presidenta de la Junta de Andalucía utilice los indultos para ganar la carrera por la nominación en un territorio donde la cuestión independentista catalana se mira con profundo recelo, aunque una vez estallado el debate resulta complicado de embridar. De hecho, Díaz ni siquiera necesita aludir a la cuestión, le basta con recordar que su adversario, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, es el candidato de Sánchez. Con eso está todo dicho.

Esta vez las resistencias internas a tan controvertida decisión no vienen del socio gubernamental, Unidas Podemos, si no de las filas socialistas. Díaz es contraria a los indultos. También los son otros dos barones territoriales, estos con mando en plaza, como el castellano-manchego Emiliano García Page y el aragonés Javier Lambán. La portavoz de Page, Blanca Fernández, ya anunció ayer que el presidente autonómico «hablará claro para defender a España en su calidad de democracia plena«.

Page ya dijo hace tiempo lo que opinaba de esta medida de gracia. Y para ello se limitó a parafrasear al propio líder de ERC, Oriol Junqueras, uno de los futuros beneficiarios. «Estoy totalmente de acuerdo con Junqueras cuando, como él dijo, ‘que se metan los indultos por donde les quepa». Y por si no había quedado lo suficientemente clara su posición, agregó en una entrevista a Antena3, que los indultos son “todo lo contrario a lo que se prevé a una figura de gracia que a mí no me hace ninguna gracia» y «están manoseados políticamente”.

Lambán calificó las penas de «justas y correctas» y apeló a la desaparición de la figura del indulto

También el aragonés se mostró públicamente en contra. «Creo que los indultos deberían desaparecer y que las sentencias del ‘procés’ son justas, correctas. No sería partidario de indultos», dijo en enero en una entrevista en El Periódico. El extremeño Guillermo Fernández Vara se ha venido mostrando mucho más tibio respecto a esta posibilidad y apelado al «principio de legalidad», que reconoce la potestad del Gobierno de aplicar esta medida de gracia «me guste más o menos», aunque cree que el indulto, como concepto «es una falta de respeto a la justicia».

Díaz se aferró en su momento al compromiso de Sánchez «a escuchar a todos los órganos del Estado, cumplir con todos los trámites preceptivos y hacerlo en el ámbito de la Constitución y del Estado de Derecho». «Tengo claro -dijo en «La hora de la 1″- que Sánchez va a actuar siempre preservando el reencuentro y la reconciliación, pero también el cumplimiento de la Constitución y el estado de derecho». Pero en plenas primarias, no le cabe duda a Ferraz que la andaluza echará mano de todos los resortes posibles para ganar las primarias

No sería la primera vez que los barones territoriales ven cómo una decisión gubernamental les pone en dificultades en sus respectivos territorios. Tienen a su favor que no habrá elecciones locales y autonómicas hasta el cuarto domingo de mayo de 2023, tiempo suficiente, creen en Madrid, para que los electores se olviden de los indultos y hasta para que la situación en Cataluña se «normalice», que es el término más empleado estos días por miembros del Ejecutivo.

Desde Castilla-La Mancha defienden que los costes electorales que pueda tener una medida de este calado «depende de la posición coherente y contante en el tiempo que haya tenido cada uno», y Page no ha ocultado en ningún momento lo que opina al respecto.

Unidas Podemos apoya a Sánchez y le da tiempo

En este caso, Unidas Podemos apoya a Sánchez. Los morados han sido contrarios siempre al encarcelamiento de los dirigentes del procés que organizaron un referéndum ilegal y promovieron una declaración unilateral de independencia. Por ahí no va a tener Sánchez ningún problema. Es más, su intención es dejar que el jefe del Ejecutivo «marque sus tiempos, con tranquilidad».

Lo cierto es que Sánchez necesita armar un relato y muy probablemente tomar la decisión cuando España ya haya entrado en periodo vacacional para amortiguar el impacto así como la reacción de una oposición que, como Vox, ha dicho que va a asacar a los ciudadanos a la calle.

Comentar ()