España ENTREVISTA | MANUEL GAVIRA, PORTAVOZ DE VOX EN EL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

"Juanma Moreno no es Ayuso. Él está mucho más cerca del PSOE que de Vox"

El portavoz del grupo parlamentario de Vox en Andalucía, Manuel Gavira.

El portavoz del grupo parlamentario de Vox en Andalucía, Manuel Gavira.

La declaración de Santiago Abascal como persona non grata en la ciudad de Ceuta gracias a la abstención del PP ha tensionado al máximo la relación entre dos partidos profundamente enemistados desde hace meses. Vox advirtió que la decisión de los populares tendría repercusiones en los territorios donde dependen de sus votos, y el hombre fuerte del partido en Andalucía, Manuel Gavira (Cádiz, 1969) confirma que exigirán al PP andaluz que enmiende con claridad esta decisión.

El actual portavoz parlamentario de Vox en el Parlamento regional dibuja en el horizonte una fecha para la celebración de las autonómicas andaluzas: enero o marzo «a más tardar», y confía en que Moreno Bonilla escuche a las voces de su partido que piden un adelanto electoral para evitar el rearme del PSOE y una traición de Juan Marín, hipotética pero viable a ojos de Gavira. Si por Vox fuera habría elecciones en Andalucía «mañana mismo», pero esta premura choca de lleno con el tiempo que se está dando el partido para decidir quién será el candidato o candidata en esta región. Sonaba Macarena Olona, y, aunque ella misma se descartó, asegura Gavira que a día de hoy no se puede descartar ninguna posible candidatura. Ni siquiera, dice, la suya propia.

P.- La relación de Vox con el PP en Andalucía no pasaba precisamente por su mejor momento. ¿Lo sucedido en Ceuta ha agravado la situación?

R.- Fue sólo una decepción más con el PP. Ya no sé qué les queda. No logro entender por qué hacen esto. Las relaciones entre ambos partidos están muy dañadas, muy deterioradas. Pero quien ha originado esto han sido ellos y nosotros estamos a la expectativa. Si Juanma Moreno nos llama, acudiremos porque nuestra responsabilidad y es escuchar, y después hablaremos de nuestras reivindicaciones. Y a partir de ahí, veremos si se puede avanzar o no.

P.- Pero a nivel nacional, Vox dio por rotas las relaciones con el PP tras el episodio ceutí. ¿No afectará entonces este ultimátum a Andalucía?

R.- La concepción regional del partido es la misma que a nivel nacional. Vamos en la misma dirección. Esa ruptura se matizó y lo que mantenemos es que es el PP el que debe reparar el daño. Nuestra posición en Andalucía será la misma que en el resto de España. Si ellos nos llaman, nos sentaremos y seremos responsables. Escucharemos y veremos. Y pediremos que se cumpla lo que no se ha cumplido todavía. Pero son ellos los que tienen que dar el primer paso.

P.- ¿Qué harán si el PP, como dice, no «repara el daño» y se reafirma en su abstención en la declaración de Santiago Abascal como persona ‘non grata’ en Ceuta?

R.- Cuando nos llamen, si es que nos llaman, haremos una serie de propuestas y reivindicaciones, y pediremos que el PP de Andalucía se posicione respecto a la declaración de Abascal como persona ‘non grata’ en Ceuta, y a partir de ahí actuaremos. Es posible que Moreno diga una cosa y Génova otra, porque el PP sí tiene un discurso diferente a nivel nacional y regional y que nos muestren su rechazo a esta decisión.

Las relaciones entre PP y Vox están muy dañadas, pero si Moreno nos llama, acudiremos

P.- Pin parental, leyes de género, ‘pasaporte Covid’, inmigración… . En los últimos meses sus diferencias con el PP andaluz no han hecho más que aumentar. ¿Ve posible salvar las diferencias y firmar un gobierno de coalición con Juanma Moreno en el futuro?

R.- Con el PP tenemos diferencias, pero también coincidencias. El problema es que este PP ha comprado la política ideológica de la izquierda. Por ejemplo, nosotros no somos negacionistas de la violencia de género, reconocemos la realidad del problema, pero también reconocemos otras realidades a las que el resto de partidos no quieren darle la misma consideración. Cuando haya unas elecciones, tendremos que sentarnos con ellos y negociar punto por punto. Pero ya avanzamos que nosotros no vamos a comprar ese discurso ideológico, ni tampoco agendas globalistas con esas cuestiones de las revoluciones verdes que pretenden implementar. Eso nunca irá con nosotros.

P.- ¿Qué puntos cree que pueden generar mayor fricción en un hipotético acuerdo?

R.- Los que ha mencionado antes son temas que nos preocupan mucho. Por ejemplo, con el ‘pasaporte Covid’ se ha demostrado que la posición inicial de Vox ha sido la correcta para la justicia. Y el tema de la inmigración… estamos en Andalucía. Hay muchas zonas, como es el caso de Almería, en las que existe un gran problema. Las fuerzas de seguridad nos trasladan diariamente que no pueden más. Una de nuestras reivindicaciones es que el Servicio Andaluz de Salud ponga a disposición de las autoridades las bases de datos de los inmigrantes ilegales que entran en la región, para que ellos puedan proceder del modo adecuado. No se ha hecho. En general, la Junta de Andalucía no ha sido proactiva en el cumplimiento de los acuerdos relacionados con la inmigración ilegal que aparecen en el pacto de investidura. Y nuestra obligación es seguir demandándoselo.

P.- Si llegan a gobernar, ¿se acabarán los homenajes a Blas Infante?

R.- Es que Vox está en las antípodas del PP en esto. Moreno Bonilla ha pronunciado un discurso andalucista que hubiese firmado cualquier presidente socialista. No sé si lo hacen para pescar votos en la parte socialista más moderada, pero en todo caso no entendemos esta deriva del presidente, porque el PP andaluz siempre se ha caracterizado por tener claro que patria sólo hay una, y es España.

P.- ¿Cuál será la estrategia de Vox para frenar el ascenso del PP en las próximas autonómicas?

R.- Nosotros creceremos a la derecha del PP. Lo que hemos percibido en las últimas experiencias electorales es cómo Vox ha sabido pescar bien entre el voto obrero, un sector cansado de las políticas socialistas y comunistas y donde es nuestro discurso y no el del PP el que está calando. Y en esto los andaluces tienen una basta experiencia. Nuestra prioridad será la de potenciar políticas que tengan al trabajador como prioridad.

P.- ¿Cree que el ‘efecto Ayuso’ tiene fecha de caducidad?

R.- Dependerá del peso y de la importancia que le den a Ayuso en el PP. Pero la clave es que Moreno no es Ayuso, y que Andalucía no es Madrid. El discurso de Ayuso y las políticas que está desarrollando en Madrid están mucho más próximas a Vox, mientras que Moreno Bonilla está mucho más cerca del PSOE y cada vez más lejos de nosotros. Es una realidad.

Juanma Moreno ha abierto las puertas de San Telmo a Juan Espadas (…) y es posible que se produzca un acuerdo. Es lo que insinúan a diario

P.- ¿Sugiere que puede llegar a producirse un pacto entre Moreno y Espadas para los presupuestos antes que con ustedes?

R.- Bueno, es que desde que Juan Espadas fue elegido candidato del PSOE a las primarias, el presidente Moreno le ha abierto las puertas de San Telmo y le está dando una importancia y una visibilidad increíble. No entendemos ese acercamiento del PP al enemigo, el partido que ha gobernado esta tierra durante tantos años y que la ha dejado hecha un solar. Si lo hace para dejar fuera a Vox está en su perfecto derecho, cada cual tiene su estrategia. Pero sí vemos posible que se produzca un acuerdo. Es lo que insinúan a diario. Si no cumplen sus promesas electorales y no desmontan el tinglado socialista, Vox propondrá a los andaluces otra alternativa.

P.- ¿Cuándo se celebrarán elecciones en Andalucía?

R.- No lo sé. El gobierno de Andalucía no es estable. Pero si el PP quiere seguir gobernando la región, la única opción que tienen, al menos la única lógica, es Vox. La situación de Ciudadanos es de descomposición. Y cuando un partido tiene una crisis así, es impredecible. Yo no soy mucho de quinielas, pero lo esperable es que haya comicios en enero o, a más tardar, en marzo.

P.- ¿De verdad cree que Ciudadanos está en posición de traicionar al PP en Andalucía? La jugada de Murcia no les salió precisamente bien.

R.- Ciudadanos es capaz de todo por sobrevivir, incluso traicionar a Moreno. Y hay movimientos que preocupan. El último día de actividad parlamentaria de julio, cambió la estructura del grupo parlamentario y a su portavoz adjunto, Fran Carrillo, que tenía un discurso agresivo con la izquierda. En la próxima legislatura, Ciudadanos puede aspirar a converger con el PSOE en coalición, porque es ahí donde está su supervivencia.

Ciudadanos es capaz de todo por sobrevivir, incluso traicionar al PP

P.- Pero Juanma Moreno insiste en agotar la legislatura.

R.- Conozco a importantes miembros del PP andaluz que serían favorables a una convocatoria electoral más pronto que tarde. Pero respetan el criterio del presidente.

P.- ¿Y Génova?

R.- Génova va en la dirección del adelanto electoral desde hace meses. Los movimientos de los últimos meses, como el fichaje estelar de Fran Hervías, no son casualidad. Moreno está permitiendo que el PSOE crezca, y es peligroso. Juan Espadas no es Susana Díaz, que no la querían ni en su casa. Él tiene una amplia base municipal que hace posible que el PSOE se reponga.

P.- Piden elecciones inmediatas, pero Vox sigue sin oficializar un candidato. ¿Han decidido quién ocupará esa responsabilidad?

R.- No hay ningún nombre. Ha sonado Macarena Olona, ha sonado Patricia Rueda… pero no hay nada decidido. Yo también estoy a disposición del partido.

P.- Olona se descartó a sí misma hace semanas. ¿Es una puerta completamente cerrada?

R.- Ella está a disposición del partido. Como todos los demás.

Te puede interesar

Comentar ()