España El nombre de la designada se conocerá "pocos días antes" del 21 de noviembre

La candidata de Sánchez en Madrid se abre paso sin rivales probables

La ministra Reyes Maroto, la única señalada internamente como la elegida por el presidente y la cúpula regional, no se descarta para la capital | La portavoz municipal, Mar Espinar, no se plantea por ahora competir contra ella. Tampoco la edil Enma López

SEGOVIA, 09/11/2022.- La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto durante la presentación de la convocatoria de ayudas para la mejora de la competitividad del Patrimonio Histórico con Uso Turístico 2022 este miércoles en Segovia. EFE/PABLO MARTIN

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante la presentación de la convocatoria de ayudas para la mejora de la competitividad del Patrimonio Histórico con Uso Turístico 2022, este 9 de noviembre en Segovia. EFE / PABLO MARTIN

Aún quedan unos días para conocer quién será la apuesta del PSOE para Madrid capital. Será cerca del 21 de noviembre, cuando arranca el plazo reglamentario para registrarse como precandidato, cuando comienza el proceso de primarias internas. Pero, por el momento, la candidata oficialista, la elegida por Pedro Sánchez y el líder socialista regional, Juan Lobato, no se encontrará con obstáculos. A día de hoy, no se prevén rivales de peso, ya que quienes podrían postularse como principales oponentes, la portavoz del partido en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, y la concejala Enma López, no se plantean competir contra la aspirante promovida por Ferraz y la dirección autonómica. Aspirante a la que todos en el PSOE-M ya ponen un nombre claro: la titular de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

La ministra no ha dado el paso, aunque tampoco se descarta para la carrera. Y eso, a estas alturas, ya es un dato relevante, porque otros miembros del Gobierno —Félix Bolaños o Pilar Llop— sí lo hicieron antes de que Lobato avanzase que la designada es una mujer. Maroto señalaba a los periodistas este miércoles, tanto durante a una visita en Segovia como en una entrevista en Al rojo vivo (La Sexta) que no ha «tenido tiempo de pensar en candidaturas» porque está «centrada en el día a día del ministerio».

Todos los militantes estamos a disposición del partido, pero ahora me ocupa mi tarea como ministra. Todavía queda tiempo para que se presenten los candidatos»

REYES MAROTO, MINISTRA DE INDUSTRIA, COMERCIO Y TURISMO

«Vamos a ver, todavía queda tiempo para que se presenten los candidatos», manifestó, señalando por tanto a esa fecha, marcada en el reglamento del PSOE, del 21 y 22 de noviembre, para lanzarse al ruedo. Y preguntada si le gustaría asumir esa responsabilidad, dijo esto: «No es que me apetezca a mí. Todos los militantes estamos a disposición del partido —ahí estaba la clave—, pero ahora me ocupa mi tarea como ministra». «Está muy abierta todavía la candidatura, hay tiempo y serán los militantes de Madrid los que decidan quién es su candidata para ese puesto tan importante y tengamos la mejor candidata que pueda efectivamente llegar al Gobierno», abundó. Maroto, por tanto, no dijo no.

«Gestionarla con orden y un proyecto de ilusión»

Lobato tampoco quiso dar pistas de la identidad de la rival socialista de José Luis Martínez-Almeida este 9 de noviembre a su llegada a la catedral de la Almudena, donde se ofició la misa por la patrona de la ciudad. No confirmó si el cartel para las municipales del 28 de mayo de 2023 será Maroto: será la propia elegida «la que en los próximos días, ya pronto, anuncie su candidatura, antes del 21, que es la fecha formal del inicio de ese proceso». «Unos pocos días antes ella lo dirá«, mantuvo, en línea con lo que ya avanzaba El Independiente el pasado sábado. El secretario general del PSOE-M y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid sí adelantó que la designada «lleva semanas formando un equipazo» y su prioridad será «limpiar la ciudad, gestionarla con orden y que haya un proyecto de futuro de ilusión», informa Europa Press. El líder autonómico, el que hará tándem con ella, hacía hincapié en el perfil de gestora de su apuesta.

Lobato añade que la apuesta para la ciudad lleva «semanas formando un equipazo». Maroto tiene a su favor el sí de VW a las ayudas asignadas a su gigafactoría de baterías para coches eléctricos

La expectación, conforme se avanza la fecha clave, va creciendo. Un clima que no pocos dirigentes en el PSOE-M ven contraproducente si la apuesta es finalmente Maroto, porque ella no es una ministra demasiado conocida —no la identifica el 46,6% de los ciudadanos, según el CIS—, pese a que llegó al Ejecutivo cuando Sánchez aterrizó en la Moncloa, en junio de 2018. Pero sí es vista internamente como una mujer «trabajadora» y «solvente«, que atesora una gestión sin conflictos en su departamento, y eso que ha tenido que afrontar diversas crisis en el sector. Este miércoles se desbrozó una cuestión capital y que podría apuntarse en su haber de cara a la campaña de mayo: el grupo Volkswagen-Seat sí construirá en Sagunto (Valencia) una gigafactoría de baterías para coches eléctricos, tras aceptar, en el último día de plazo, las ayudas públicas de 397 millones de euros —la partida que el Gobierno le asignó dentro del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado— para impulsar un proyecto industrial en España que movilizará, se calcula, unos 10.000 millones de euros en inversiones. El plan también incluye la electrificación de las plantas de Martorell (Barcelona) y Lanbaden (Navarra).

Maroto (Medina del Campo, Valladolid, 1973), militante socialista en Alcorcón, fue diputada en la Asamblea regional entre 2015 y 2018, hasta que se incorporó al Gobierno, y perteneció a la ejecutiva del PSOE-M con José Manuel Franco de secretario general. En las elecciones autonómicas de mayo de 2021, la ministra fue postulada como la vicepresidenta económica de Ángel Gabilondo. Pero el partido se hundió frente a Isabel Díaz Ayuso, y rebasado por Más Madrid en la región. Su nombre siempre ha sonado en las quinielas en los últimos años.

Si Maroto es finalmente el cartel oficialista para el 28-M, probablemente no tenga que ser votada por las bases en urna. El reglamento de primarias del PSOE prevé que los precandidatos tengan que recoger avales entre el 23 y el 29 de noviembre. Los que consigan el apoyo de entre el 12% y el 15% del censo de los militantes socialistas de la capital (en torno a 5.000 afiliados) serán proclamados candidatos el 30 de noviembre. Esto es, si nadie más que la candidata de Sánchez y Lobato concurre, se convertirá ese día, ya sí, en la cabeza de cartel del PSOE para la ciudad. En caso de que haya dos o más aspirantes, se abrirán las urnas en primera vuelta el 11 de diciembre y en segunda ronda, si es necesario, una semana más tarde, el 18.

«Tenemos que ir todos a una»

El escenario más probable es que no haya oponentes a la aspirante oficial. Tampoco los tuvo Juan Lobato el pasado septiembre cuando se convirtió en el uno a la Comunidad. La actual portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, dejó bien claro este miércoles que no sopesa lanzarse a la carrera cuando le preguntaron los periodistas por su opinión sobre Maroto. «Habrá un proceso de primarias, en mi partido los candidatos se eligen así, y es algo que está gestionando el partido en Madrid y estoy segura de que los militantes del PSOE elegirán a la mejor candidata o candidato posible en unas primarias». Espinar no daba por hecho que la ministra será la elegida, solo ponía el acento en el proceso, explicaban a este diario fuentes muy cercanas a la edil. ¿Se presentará ella a las primarias?, le inquirieron. «Respeto muchísimo los procesos, los tiempos y las formas de mi partido, pero sobre todo respeto a los madrileños: hoy [por este miércoles] es el día de su patrona y quiero compartirlo con ellos».

Plantar cara a la candidata oficial no será fácil: el umbral de avales se ha subido, del 5% de 2019 al 12% de hoy. En Madrid, entre 600 y 750 firmas

Desde el entorno de la portavoz en el Consistorio se insistía, en conversación con El Independiente, que ella no contempla en absoluto, al menos por ahora, competir contra la mujer promovida por Ferraz y el PSOE-M. «Gladiadores para morir no somos», señalan las mismas fuentes. Y es que superar la primera barrera no es fácil: hacen falta entre 600 y 750 avales para pasar a la siguiente fase. Un umbral bastante más exigente que el que se fijó para 2019, que era del 5% del censo, lo que permitió que contra Pepu Hernández, la apuesta de Sánchez entonces, compitieran otros dos dirigentes: el histórico Manuel de la Rocha Rubí, exalcalde de Fuenlabrada, y el entonces concejal Chema Dávila.

Su mensaje es que 2023 es un momento «decisivo» para el partido: «O subimos [en 2019 quedó como cuarta fuerza política, con solo ocho concejales de un total de 57] o estamos muertos. Por eso tenemos que ir todos muy a una, sin perder el ritmo». Fuentes muy cercanas a la concejala reivindican el trabajo hecho en los últimos 14 meses, desde que se marchó el anterior candidato, Pepu Hernández. Trabajo «en las calles, en los barrios» que ha permitido, resaltan, que las encuestas ya dibujen un escenario algo más halagüeño: un ascenso del PSOE hasta los 11 escaños, cuando aún no tiene ni rival para Almeida. Así que esperan que la cabeza para el 28-M no desarme el equipo. «Es la primera vez que nos dan una perspectiva de subida«, alegan. Espinar aún no ha hablado con Lobato sobre el mañana. Pero él mismo advertía este miércoles de que la concejala «tiene un papel importantísimo en el futuro del PSOE madrileño».

La portavoz del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, interviene durante la celebración de la primera jornada de la Convención del PSOE Madrid ciudad, en el palacio de Cibeles, el pasado 30 de junio de 2022. EUROPA PRESS / GUSTAVO VALIENTE

Tampoco se plantea ir a primarias la edil Enma López, tal y como confirmaron con rotundidad en su entorno directo a este periódico. Ella, inspectora de Seguros del Estado, entró en las listas de 2019 y su protagonismo ha ido creciendo, especialmente en los últimos meses, donde se ha convertido en un rostro del partido en tertulias de televisión. López formó parte del equipo de Javier Ayala, actual regidor de Fuenlabrada, en la competición por el liderazgo del PSOE-M contra Juan Lobato, a finales de 2021, pero ahora está más en línea con la cúpula regional. En la dirección apuntan que tanto ella como Mar Espinar tendrán asiento, con seguridad, bien en el Ayuntamiento de Madrid, bien en la Asamblea autonómica, a partir de mayo de 2023. Es decir, ambas irán en listas, aunque quizá una de ellas cambie de institución.

En la cúpula del PSOE-M no prevén tampoco competición y aseguran que Mar Espinar y Enma López estarán en listas, bien en la Asamblea, bien en el Ayuntamiento

En la dirección de Lobato no prevén tampoco «sorpresas ni movimientos raros», porque el partido está ahora «muy tranquilo y alineado«. «No creemos que se presente nadie contra la candidata porque confían en nuestro criterio y en que lo mejor en una situación como esta es estar juntos y por fin hacer algo diferente en Madrid con una apuesta que se dedique a la ciudad para los próximos 10 años«, apuntan fuentes próximas al líder regional.

Lo cierto es que la planificación del proceso —y el diseño de una estrategia que exaspera a algunos cuadros— tampoco favorecería la concurrencia de aspirantes. Si la candidata oficial apura los plazos, sus potenciales oponentes tampoco tendrán mucho margen para registrarse y buscar los avales necesarios. No lo ven así, no obstante, en la cúpula autonómica, donde creen que si no hay nadie en la carrera «es más fácil presentarse», mientras que si desde el principio se anuncia un plato fuerte «es raro que alguien se oponga«.

Te puede interesar

Comentar ()