España Admite conversaciones recientes con Génova

Abascal, tras el rechazo de Feijóo: "El PP se equivoca negando acciones conjuntas contra Sánchez"

El líder de Vox reprocha a Feijóo que no valore en profundidad sus propuestas y que tache de "radicales" a "aquellos con los que puede contar para parar un golpe de Estado" | Considera que el PP debe elegir entre replicar las relaciones de Castilla y León o fomentar las del PNV

El presidente de Vox, Santiago Abascal, comparece en una rueda de prensa desde la sede nacional del partido

El presidente de Vox, Santiago Abascal, comparece en una rueda de prensa desde la sede nacional del partido EP

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha admitido que en los últimos días ha habido conversaciones entre Génova y Bambú a raíz de la intención del Gobierno de suprimir el delito de sedición para sustituirlo por otro de desorden público agravado. Aunque no ha detallado si éstas las han desarrollado él y el dirigente del Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo. «Compartimos el diagnóstico, pero no las recetas», ha expresado Abascal. Este anuncio llega casi dos meses después de que ambas formaciones anunciaran que Feijóo y Abascal mantuvieron un encuentro en el hotel Eurostarts Madrid Tower; en un contesto de ronda de contactos con otras formaciones como el PNV. Así lo ha comunicado el propio líder de Vox durante una entrevista en esRadio este martes, preguntado por la sugerencia de moción de censura propuesta por Ciudadanos (Cs) y respaldada ayer por Abascal.

En Vox, ha detallado el político de Amurrio (Álava), defienden que se utilice cualquier instrumento destinado para preservar el orden democrático, pero han pasado el testigo al PP, que por su carácter de primer partido de la oposición le toca tomar la iniciativa, insisten. No obstante, Feijóo ya se ha desmarcado de esa senda, que han calificado de «radical». Ante este reproche, Abascal cree que el PP se equivoca y que el dirigente gallego «ha hablad muy pronto». Tanto el pasado viernes, para anunciar que revertirá la derogación de sedición si llega al Gobierno, como este lunes, para descartar el apoyo de Vox. «Dijo que no iba a responder desde el radicalismo cuando hay un Gobierno encamado con ERC y EH Bildu, que perjudica el Estado de Derecho», ha protestado Abascal.

El líder de Vox ha cuestionado que el PP llame «radicales» a «quienes acuden al Tribunal Constitucional (TC) o presentar una moción de censura», y ha considerado que Génova «se equivocó» en 2020 al no apoyar a Vox en la que presentó contra Pedro Sánchez. También «acordando con el Ejecutivo el Tribunal de Cuentas, designando magistrados del TC o negociando el CGPJ». Es por ello que Abascal ha mandado un mensaje claro a Feijóo, para elegir «con quién» quiere ir de la mano en los próximos meses, si con ellos, como en Castilla y León, o con el PNV y en definitiva, ha dicho, Sánchez. «¿Con quién quiere revertir la eliminación de la sedición, con el PNV?», ha preguntado con ironía.

Abascal, que ha certificado, como ha publicado este martes El Independiente sobre las valoraciones de la dirección nacional, que la moción de censura pueda prosperar porque «la mayoría parlamentaria es la que es», ha invitado a Feijóo ha la reflexión. Opina que cualquier contacto entre partidos es «absurdo e inútil» si «la respuesta desde el PP» tarda media hora en fraguarse. «Hay que clarificar a los españoles que tipo de relación quiere el PP con Vox. Se equivoca negando acciones conjuntas contra Sánchez», ha mencionado Abascal, que a diferencia de otras entrevistas, ha tenido muy presente al gallego. «Que hable de Feijóo es por la propia actuación de Feijóo, que llama radicales a aquellos con los que puede contar para evitar un golpe de Estado. Sigo tendiendo la mano para mostrar unidad en un moción y para salir conjuntamente a la calle, pero no para demonizar a Vox», ha advertido.

Preguntado por cómo pueden normalizarse las relaciones entre Génova y Bambú a nivel público, Abascal considera que la única vía es que los españoles den «un resultado distinto» a Vox, para que «condicione el Gobierno». «El PP sigue viviendo en la España de hace quince años, en un bipartidismo que no lo era como tal, porque se apoyaba en el separatismo; en enemigos de la unidad nacional y la Constitución», ha señalado.

Movilizaciones permanentes

Para el líder de Vox, las movilizaciones contra el Gobierno tienen que ser permanentes, y no resignarse a las dos fechas que el partido ha puesto sobre la mesa: este sábado en Barcelona y el domingo 27 de noviembre frente a todos los ayuntamientos nacionales. «Durante estos días, muchas personas nos han exigido una movilización, casi con reproches. He percibido la preocupación a un golpe de Estado de un PSOE que ya es como ERC y EH Bildu», ha expresado Abascal. En todo caso, en Vox «no queremos protagonismo especial e invitamos a sumarse a cualquier partido u organización cívica», ha añadido.

Abascal ha apuntado que en 2017, a través de la fundación DANAES, de la que fue presidente, fueron los primeros en manifestarse contra el momento más álgido del procés. «Estamos acostumbrados a que nadie se decida», aunque sabemos que «convocar una movilización es un ejercicio muy grande, porque su fracaso puede perjudicar a las ideas que estás defendiendo», ha admitido.

Te puede interesar

Comentar ()