España

Nerviosismo en direcciones territoriales del PP por el retraso en la designación de candidatos

Génova convocará su intermunicipal a finales del mes de enero en Valencia para presentar a todos los cabezas de lista de capital de provincia para las elecciones de mayo

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo Europa Press

El nerviosismo se extiende entre no pocas organizaciones territoriales del PP ante lo que califican de “retraso” en la designación de candidatos a las capitales de provincia para las elecciones locales del cuarto domingo de mayo de 2023. Génova remite a finales de año, pero hay quien teme llegar a los turrones sin que la dirección nacional del partido, a la que corresponde estatutariamente estas designaciones, haya tomado alguna decisión. Por lo pronto, sólo hay una fecha marcada en el calendario, esto es, la celebración en Valencia, a finales de enero, de una reunión intermunicipal que supondrá el pistoletazo de salida de la campaña de mayo, con los candidatos ya designados.

La situación es desigual se trate de provincias donde ya ostentan la
alcaldía de la capital o no y si gobiernan la autonomía respectiva. Porque incluso en aquellas localidades donde el aspirante a alcalde tiene clara su designación “queremos comenzar a hacer precampaña cuanto antes”, apuntan desde una dirección regional. De hecho, se extendió el rumor de una reunión en Génova, el pasado martes, del Comité Electoral para avanzar ya en algunas listas, «pero nos quedamos con las ganas».

Por territorios, son Extremadura, Castilla-La Mancha o Baleares los más deseosos de ponerse en marcha cuanto antes. En Valencia se lo toman con más calma. Que la capital del Turia acoja en enero la cumbre de candidatos municipales «a nosotros nos vale de sobra» como impulso a María José Catalá, que tiene ante sí el reto de intentar desbancar a Joan Ribó, de Compromís.

Las capitales andaluzas son uno de los objetivos prioritarios del Partido Popular de cara a las municipales. Tras la mayoría absoluta de Juan Manuel Moreno el pasado 19 de junio anhelan que esa ola tenga su traducción en otros ayuntamientos como Sevilla, que ya han gobernando en anteriores legislaturas. Los socialistas andaluces, en cambio, creen tener asegurada la capital de la Comunidad, ciudad de la que fue alcalde el actual líder del PSOE-A, Juan Espadas. Plazas como Sevilla, Valencia, Murcia o Valladolid, que los populares controlaron en algunos casos durante lustros, han sido siempre muy emblemáticas para el partido de la gaviota.

La intención es pintar el mapa de azul el 29-M aunque no signifique gobernar

En general la intención es pintar el mapa de azul, aunque eso no tiene porqué traducirse necesariamente en terminar gobernando si hay mayorías alternativas. Pero el primer impacto, el de la noche electoral del 28 de mayo, se medirá en número de votos municipales. Hay que tener en cuenta que Galicia, País Vasco, Cataluña, Andalucía y Castilla y León no celebran comicios autonómicos. Queda la incógnita de Valencia, donde el socialista Ximo Puig podría adelantar, si quisiera, sus elecciones, aunque no parece previsible.

Creen los populares que Vox “tiene poca implantación municipal”, por lo tanto, escasa capacidad para ser determinante o un obstáculo a la hora de constituir muchos ayuntamientos si el candidato más votado es del PP. En Génova hacen apuestas respecto a los resultados de Santiago Abascal en Galicia, comunidad en la que son extraparlamentarios. “Como mucho, 10 concejales”, ironizan en el entorno de Núñez Feijóo.

En general, el líder del PP ha optado por la continuidad de los candidatos que heredó del periodo de Pablo Casado. El propio Casado hizo lo mismo cuando sustituyó a Mariano Rajoy. Pero sólo al principio. Conforme avanzó su mandato en Génova “fue interfiriendo en todos los territorios a través de su número dos, Teodoro García Egea”, lo que dejó un enorme reguero de malestar. Aquello explica muy bien la “asonada” interna, el «golpe de los coroneles», que hizo implosionar al PP el pasado mes de febrero.

Mandato estatutario

Tampoco es necesario que todos los candidatos a capitales de provincia se conozcan al mismo tiempo «puesto que cada territorio tiene sus propias necesidades», avanzan fuentes de la dirección del partido, admitiendo que haya «quien pueda estar nervioso». Eso exigirá reunir en varias ocasiones al Comité Electoral nacional, presidido por el gallego Diego Calvo.

Los estatutos del PP residencian en este órgano la designación de los candidatos autonómicos y a capitales de provincia, pero no sólo. El artículo 49 recoge todo el abanico de competencias del Comité Electoral, al que corresponde designar a los candidatos a las presidencias de los gobiernos autonómicos, presidencias de las Diputaciones, alcaldías de las capitales de provincias, además de ratificar los candidatos a senadores por las Comunidades Autónomas y aprobar la lista al Parlamento Europeo y a las elecciones legislativas, autonómicas y en las municipales de capitales de provincia.

El reto no es menor, que diría Mariano Rajoy. Núñez Feijóo ha convertido el 28 de mayo en la auténtica “moción de censura” a Pedro Sánchez, una suerte de primera vuelta de las generales, por eso necesita que el mapa sea azul además de arrebatar alguna plaza importante a los socialistas.

Te puede interesar

Comentar ()