España

Sus dos encuestas preelectorales gallegas se contraponen con todas las privadas

La querencia de Tezanos a infravalorar al PP, el otro examen del 18-F en Galicia

Frente a los 39-40 escaños que se le atribuyen a Alfonso Rueda, que le darían una nueva mayoría a los populares, el CIS deja la puerta abierta a un Gobierno de izquierdas-nacionalista encabezado por el BNG

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, inaugura la mesa 'Sondeos de opinión pública y encuestas preelectorales', en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, a 11 de enero de 2024

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, inaugura la mesa 'Sondeos de opinión pública y encuestas preelectorales', en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, a 11 de enero de 2024 Europa Press/ Diego Radamés

En el plano político, dos candidatos se la juegan en las elecciones de Galicia. El primero, presidente en funciones y líder del PP, Alfonso Rueda, lo hace defendiendo, atrincherándose en el área. La segunda, Ana Pontón, va claramente al ataque para lograr un vuelco electoral que le permita hacerse con la Xunta de Galicia asociada al socialista José Ramón Gómez Besteiro. La competencia parte con ventaja para el popular, aunque los márgenes de error de las mediciones, no menos de dos puntos y no más de tres y medio, auguran que la gobernabilidad se decidirá por un par de escaños a uno u otro lado. Pero al margen de la campaña, y en el plano demoscópico, José Félix Tezanos, presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), se disputa, una vez más, su reputación profesional. Es el único que da posibilidad en sus sondeos de que la izquierda llegue al Ejecutivo de la Xunta.

La misma viene tocada desde los dos últimos grandes ciclos electorales, tras su ascenso de la Ejecutiva Federal del PSOE, a voluntad de Pedro Sánchez, a la dirección del órgano público en 2018. Y es que la desviación en sus encuestas, por la famosa 'cocina' y con una infravaloración de la derecha y lo contrario entre los partidos de izquierda, se han convertido en un leitmotiv en su mandato. En base a los últimos sondeos previos a las tres últimas generales de 2019 y 2023, la desviación con el PP fue la siguiente: el 23-J atribuyó a populares en el último estudio un 30,8% frente al 33,05% real posteriormente; el 10-N la diferencia fue de 18,1% estimado frente a 20,99%; y el 28-A el margen fue de 20,1% respecto al 16,7% del escrutinio final. Siempre hubo estimación negativa salvo en las primeras generales de Pablo Casado.

Con el PSOE hubo bastante aproximación en las últimas generales (32,2 puntos estimados frente a 31,7 reales). No fue así el 10-N, con una diferencia de 32,2% vs. 28,25%, ni el 28-A, con 30,2% ante 28,68%. Tampoco con el resto de formaciones principales, con dos puntos intermedios de margen en cada uno de los casos.

Antes de las generales de julio, el CIS ya erró en el ciclo de autonómicas de mayo. De las doce regiones que acudieron a las urnas para la renovación de sus gobiernos, al menos en nueve Tezanos infravaloró al PP, restándoles entre un 2,1% y un 9,7%; una media de cinco puntos. Es el caso de Asturias, donde a los populares se les atribuyó un 27,3% siendo el resultado final de 32,6% para ellos. Con el PSOE sí hubo exactitud: de 37,7% previsto, Adrián Barbón pudo aguantar al frente del Principado. Hubo una gran sobreestimación con Podemos, de un 8 tornó a 3,9% verdadero. En Baleares, la diferencia del PP en el escrutinio (35,8%) fue la más desviada respecto a la predicción de 26,1%: 9,7 puntos menos. Al PSOE, con un 26,5% en las urnas, se le llegó a presentar con 31,5 puntos: un 5% más.

La 'cocina' en las encuestas

Aplicar 'cocina' es un proceso regular en la elaboración de encuestas electorales. Consiste en la aplicación de unos métodos matemáticos que buscan predecir comportamientos, como el de los indecisos, solucionar sesgos o evitar la sobrerrepresentación -por ejemplo cuando preguntando el recuerdo de voto, la respuestas de los encuestados dan más a un partido de lo que realmente obtuvo-. Es una práctica para acercar a la realidad los datos recopilados. El problema viene cuando los métodos utilizados no son públicos o claros.

Parecido fue el caso de Castilla-La Mancha para el PP (28,1% vs. 35,6%), con 7,5 puntos menos que tras la votación, con una buena aproximación, en todo caso, para Emiliano García-Page. Más contenidos fueron los casos de Cantabria (31,8% vs. 35,8%) y Extremadura (35,9% vs. 38,8%). Cinco puntos exactos restó Tezanos a Carlos Mazón en la Comunidad Valenciana (30,7% vs. 35,7%) que abonaron una subida de cuatro y tres puntos a Compromís y Podemos sobre el papel. De 6,2 puntos fue la subestimación popular en La Rioja. A Gonzalo Capellán el CIS le dio 39,2%, lejos del 45,4% obtenido. Otros cinco más fueron para el PSOE de Concha Andreu, que quedó de 36,8 puntos en 31,9. Y en Murcia, Fernando López Miras pasó de una asignación del 36,2% al 42,8%, 6,6 puntos más. El margen compensó a PSOE (30,5% vs. 25,6%) y a Vox con un punto extra.

En las últimas autonómicas de mayo el CIS infravaloró una media de cinco puntos al PP en nueve comunidades"

La Comunidad de Madrid es el enclave donde Tezanos más acertó con el PP. De un 45,2% en el sondeo previo a las elecciones, Isabel Díaz Ayuso se hizo con un 47,3% que le valió su primera mayoría absoluta. Todos los resultados se publicaron de una vez el 11 de mayo en una macroencuesta del CIS, 17 días antes de que se abrieran las urnas en gran parte del territorio con la excepción de País Vasco, Cataluña, Castilla y León, Andalucía y Galicia. Estas solo convocaron en el plano local.

Tezanos sube la apuesta en las gallegas

En estos primeros comicios de 2023 en Galicia, el CIS publicará tres sondeos: dos preelectorales ya conocidos, y queda pendiente una encuesta flash que salvo sorpresa, saldrá publicada mañana, último día para conocer públicamente mediciones por ley. En la fecha de la última publicación, la media de encuestas privadas elaborada por El Independiente -respecto a los 14 sondeos de la quincena anterior- daba por ganador a Rueda y el PPdeG con 40 diputados regionales (-2) al Parlamento. Sin rastro de competidores por la derecha. A Pontón y el BNG le daba 20 (+1), y al PSdeG los mismos 14. Y con unos porcentajes de 46,08% para el popular en intención de voto y 26,27% y 18,58% para nacionalistas y socialistas respectivamente. Se incluía al propio CIS.

Si procedemos a retirar el CIS y no tenerlo en cuenta para esa media, la estimación de voto aumenta ligeramente para el PPdeG (46,62%) penalizando al Bloque (25,81%) y el PSdeG (18,5%) mínimamente. Comparadas con esas medias, el resultado previsto del organismo público es el siguiente: PPdeG 42,2% (-4,42%), BNG 32,9% (+6,63) y PSdeG 20,1% (+1,52%). Por ese orden, la atribución de escaños discrepa sustancialmente. De los 40 de media a Rueda se baja a 34-38, bordeando por la horquilla máxima la mayoría absoluta; de los 20 de Pontón se identifican 22-26, y se igualan los 14 de Besteiro con opción a lograr uno. Al igual que la media, se prevé la posibilidad de que Sumar y Marta Lois entren con un cargo.

Desde el PP creen que Tezanos volverá a errar en sus previsiones y mantendrán la Xunta. El criterio del sociólogo estará, en todo caso, de nuevo a examen el próximo domingo. Falta saber si moderará o no la previsión expuesta de cara al flash.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

4 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Con el fin de conseguir independencia en todos los puestos, de gestión que no políticos, pagados con recursos públicos, porqué no se eligen por profesionales independientes por méritos entre los capaces para el puesto.
    Quizás así se consigue mayor productividad de los recursos públicos.

  2. Perdón Tezanos, aunque no se que pantalones lleva.

  3. Pues la fachosfera lleva más de ocho años riéndose de Tejanos y parece que le quedan cuatro más, doce años del gran Perro Xanxe!!!.
    Tan mal parece que no lo hace, no?
    Cuando ganen ustedes y pongan al gran Michavila, héroe del 23de Julio en su lugar, veremos.

  4. No.es una querencia, es la respuesta del sirviente cuya conciencia se modela según los deseos del amo. Es un perro fiel pero no a la sociedad que lo mantiene sino a quien utiliza los recursos de la misma exclusive te en su propio beneficio.