España

Para consolidar con tiempo la candidatura tras el golpe en Galicia

Comunes e IU piden a Yolanda Díaz designar ya al candidato para las europeas

La participación de Compromís en la candidatura a las elecciones de junio sigue siendo la gran incógnita, que puede empezar a resolverse tras su Asamblea General de este sábado | Su aproximación al BNG está condicionada a que se imponga la línea más dura de los nacionalistas valencianos

La líder de Sumar y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en un mitin de campaña Santiago de Compostela, en Galicia

La líder de Sumar y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en un mitin de campaña Santiago de Compostela, en Galicia Europa Press/ Agostime

Sin decisión en el horizonte más próximo. Sumar mantiene la incógnita sobre qué perfil será cabeza de lista para las elecciones al Parlamento Europeo, convocadas para el domingo 9 de junio. Frente a ello, y a los malos resultado cosechados en Galicia, los cuales la marca reconoce y justifica por la falta de implantación y de tiempo para asentarse en tres meses -uno y medio desde el lanzamiento de Marta Lois como candidata-, hay socios que piden despejar cuanto antes las dudas para que dé tiempo a desplegar una estrategia bien definida y que permita dejar atrás el mal trago gallego tras salvar los muebles en las generales para dar continuidad al Gobierno de coalición.

En alerta se sitúan principalmente Catalunya en Comú e Izquierda Unida. Los primeros han propuesto que Jaume Asens, el exdiputado de Unidas Podemos-En Comú Podem en la anterior legislatura. Una sugerencia que el abogado catalán, ya fuera de la política, aunque vinculado a la marca autonómica, aún no ha aceptado o rechazado públicamente. Se deja querer ante la incertidumbre. El espacio gestionado por Ada Colau, Jéssica Albiach y Candela López pretende que, si al menos no es elegido como candidato, Asens ocupe los tres primeros puestos. Lo que si se advierte internamente, entre el conjunto de los socios de Yolanda Díaz, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, es que, ahora tocada por no conseguir escaño en su tierra, con menos votos que Vox, los aliados tienen más fortaleza para tener mayor capacidad de decisión frente a su hiperliderazgo.

Fuentes de los comunes en Madrid trasladan que "tendríamos que tener ya al candidato". Pese a las prisas, no ven el proyecto tocado y en riesgo. "No hemos tenido tiempo para hacer un trabajo electoral profundo. Con estas condiciones es imposible", apuntan, asumiendo "la responsabilidad" y "la derrota" sin "escusas". Internamente, el resto de socios desconocen que haya habido un posicionamiento público interno, y evitan hacer valoraciones sobre la propuesta de Asens, dado que harán su propia propuesta. Es el caso de IU, que aún, al menos afirman, no la tienen decidida.

En el seno del partido que en poco liderará formalmente Sira Rego, tras la marcha de Alberto Garzón como coordinador federal, una fuente de peso en la estructura nacional afirma que desconocen esa posición de los comunes. Ello, en todo caso, no hace que dejen de compartir ese propósito. "Creo que las dudas deberían despejarse cuanto antes", asegura. Esta cuestión se une a una demanda previa de los izquierdistas ya conocida y de cara a la primera asamblea que desarrollará Sumar [no confundir el espacio conjunto con el Movimiento Sumar, que es el partido de Díaz], que transcurrirá el 24 de marzo: la crítica al modelo organizativo mediante cuotas de poder a nivel nacional, en un 70% vs. 30%. IU reclama un modelo abierto, dada su implantación territorial frente a socios como Más Madrid o los comunes, puramente autonómicos. Éstos han dejado aparentemente solo a IU en la demanda.

Sumar reconoce las prisas, pero niega plazos

No niegan tener conocimiento de esa demanda entre fuentes nacionales directamente adscritas a Sumar. Pero amplifican la cuestión a algo más general; a un sentimiento compartido. Y remarcan como IU que "cuanto más tardemos, peor será para todos". "Todos tenemos prisa por presentar cuanto antes al candidato o candidata", pero los procesos . Precisamente, por la importancia de la "consolidarlo", aseguran. Aunque matizan que "los tiempos" son subjetivos, porque "dependen del grado de conocimiento que éste tenga". Ahora bien, afirman que nadie ha dado un plazo concreto para hacerlo. Las mismas fuentes esperan en tener "una persona con peso específico". Internamente se desconoce si se realizarán primarias.

Sumar no niega tener conocimiento de esa demanda y remarca que comparte la importancia de tener pronto a su cabeza de lista"

Hay que destacar que ningún partido ha revelado todavía su apuesta política para las europeas. En el PP suena la exministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante el segundo mandato de Mariano Rajoy. Un guiño en plena oleada de protestas del sector primario y para hacer la competencia a Vox en esa materia. Entre los ultraconservadores la confianza en Jorge Buxadé sigue vigente, lo que no impide que se incluyan nombres mediáticos por abajo para movilizar. En el PSOE solo se confirma que la eurodiputada Iratxe García, líder del Grupo del S&D -el eurogrupo de los socialdemócratas-, ocupará un importante hueco en la lista.

Compromís, ¿un palo en la rueda?

Cuando en Sumar se alude a "todos" no se especifica si se incluye a Compromís en la ecuación. Los nacionalistas valencianos llevan una temporada marcando distancias con sus socios nacionales. Primero, se han desvinculado del proceso de construcción del espacio de Sumar, limitándose a una asociación nacional, de momento escenificada para el Congreso. Y ahora, con las recientes declaraciones de Joan Baldoví al calor del resultado gallego, han saltado las alarmas. Todo, pese a que fuentes de la formación en la Cámara Baja advertían a finales del año pasado que esa colaboración nacional también incluía a las europeas. Concretamente, el líder de Compromís, Baldoví, celebró "el imparable ascenso" del BNG, indicando que "es un espejo donde nos tenemos que mirar". Hay que detallar que los nacionalistas gallegos concurren a las europeas junto a ERC y EH Bildu, reeditando la alianza 'Ahora Repúblicas' de hace cuatro años.

Preguntados por ello, entre los socios ven palpable que Compromís pueda adherirse a esa candidatura, algo con lo que también se especuló respecto a Podemos y que se descarta por ser Irene Montero la candidata -quedaría diluida en la lista, que ahora cuenta con tres: uno de cada grupo-. "Efectivamente, algunas formaciones políticas podrían encontrar mejor acomodo" en esa candidatura. "Pero no me consta que tengan una decisión en firme", apuntan, poniendo el foco en el congreso que los valencianos tienen este sábado. "Habrá que ver qué tesis se impone", concluye la misma fuente de IU nacional. Todo dependerá de qué ala se impone: el más nacionalista aboga por ir junto al separatismo. En ningún caso se plantea hacerlo en conjunto: Sumar alude a las buenas relaciones y a que comparten objetivos, pero con una visión plurinacional que compete a todo el Estado.

Algunos socios podrían sentirse más cómodos junto al BNG en las europeas, como Compromís. Sumar espera ver si optan por ello o por la continuidad de asociación"

Hay que destacar que la federación de IU Madrid jugó con la posible idea de participar por su cuenta, a principios de enero; a consecuencia de la incomodidad por el encaje organizativo en Sumar. Esa posibilidad se recalcó en un documento aprobado en el que indica que las europeas son "una oportunidad para cubrir el hueco que Sumar deja a su izquierda y motivar a las filas y al entorno político", en referencia al ADN anticapitalista frente a la "propuesta verde y de una Europa reformable" -y no de "cuestionamiento integral"- a la que se vincula" Díaz. A nivel federal se descarta una ruptura tras experimentar las complicaciones atravesadas tras la salida de Podemos.

Los socios marcan territorio tras las gallegas

Una de las incógnitas que aún no ha resuelto Díaz es como se configurará Sumar en aquellos territorios donde están desplegados sus socios. Eso genera reticencias en Compromís, pero también en otras formaciones como Más Madrid, según ha podido saber El Independiente. Hay temor por que la formación despliegue alas en la Comunidad Valenciana o en la de Madrid. Pero también, en el caso de los segundos, de que la marca madrileña se vea dañada por un excesivo vuelco nacional. Con la salida de Mónica García al ministerio de Sanidad, han perdido su principal baza asamblearia.

No ocurriría, en todo caso, en Cataluña, donde existe un "acuerdo bilateral" donde queda consensuado, afirman fuentes de Sumar. "Tenemos un partido que es Catalunya en Comú y va a seguir siendo así", afirmó la portavoz adjunta de Sumar-En Comú, Aina Vidal, este martes en rueda de prensa desde el Congreso. La intención es apostar por un modelo similar al del PSOE y el PSC: fuerzas autónomas pero que colaboran íntimamente y tienen una estrategia conjunta. En Sumar garantizan que no habrá competencia con partidos socios en sus respectivas autonomías, en lo que a listas y candidaturas se refiere. Lo que no quiere decir que el Movimiento Sumar renuncie a una implantación territorial fuerte. Porque dicen, hay gente que quiere colaborar con el espacio y no hacerlo desde Compromís o Más Madrid.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar