Al menos una persona ha fallecido y más de 60 han resultado heridas tras la explosión de un camión cisterna con material inflamable en la autovía de la ciudad italiana de Bolonia. Se trata de la arteria vial que une el norte con el sur de Italia. Las autoridades no descartan que este balance provisional de víctimas mortales aumente en las próximas horas y los bomberos se limitan a señalar que han «verificado la presencia de víctimas» en el lugar del incidente.

El camión explotó en el barrio boloñés de Borgo Panigale, cerca del aeropuerto, y afectó a varios vehículos de un concesionario cercano, que también explotaron. El conductor del vehículo permanece desaparecido, según apuntan los medios locales.

Por otro lado, se han registrado al menos 67 heridos de diversa consideración y dos de ellos revisten gravedad por las quemaduras.

Entre los heridos hay varios policías y carabineros que estaban en el lugar regulando el tráfico debido a un incidente previo. En el servicio de Urgencias del hospital Maggiore de Bolonia han sido atendidas 55 personas y, de estas, 18 fueron derivados a otros hospitales de la zona por quemaduras entre el primer y tercer grado.

La explosión provocó el derrumbe parcial de un paso elevado de la autovía y generó un enorme socavón.

Las autoridades han cortado la circulación y recomiendan no acercarse a la zona, donde se ha desplegado un dispositivo en busca de posibles víctimas mortales, que algunos medios ya elevan a tres.