Miquel Iceta, candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, ha defendido hoy de nuevo la aplicación del 155 y ha ido un paso más al asegurar que ni siquiera el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se sentía cómodo con esa medida. “El Gobierno no quería llegar a la aplicación del 155, se hizo indispensable por la decisión temeraria e irresponsable de algunos”.

Iceta ha hecho esta aseveración tras mostrarse convencido de que el 155 se acabará con la elección de un nuevo gobierno catalán, incluso con “gobierno independentista que no se saltara la ley tampoco habría 155” pero ha defendido que sería más sensato que los electores opten por otra fórmula.

Mucho más crítico ha sido respecto a la intervención de las finanzas de la Generalitat, asociada al FLA y la Ley de austeridad, tras recordar que ambos textos legislativos fueron apoyados por Convergencia en el Congreso. “Nos tendremos que ajustar financieramente” ha concluido, pero estoy convencido de que la lealtad que ofrezco tendrá respuesta en el marco de las limitaciones financieras”.

El engaño de los independentistas

En este contexto, Iceta ha sido muy duro al denunciar el engaño en el que se ha convertido la gestión de la Generalitat en los últimos meses. “Quiero pasar del engaño a la sinceridad” ha afirmado tras presentarse como “el candidato de la honestidad”.

“No me refiero a no robar, a no aprovecharme personalmente de un cargo institucional, que lo doy por descontado” ha añadido. “Diré siempre la verdad, no diré una cosa en pública y otra en privado” como en los últimos meses han hecho lo dirigentes independentistas. “No diré que todo esta por hacer y todo es posible” -estrofa que Jaume Sisa que se ha convertido en el lema de los independenstistas en los últimos años- “sobre todo porque no es cierto”.

Iceta ha apuntado que la indignación de la sociedad catalana deriva de la “sensación de haber sido engañados” tanto entre los independentistas como entre los no independentistas. “Ya sea porque no ha pasado lo que unos querían, o porque no ha pasado lo que otros temían y los han hecho sufrir innecesariamente”:

 Pacto Nacional por Cataluña

En este contexto, Iceta ha anunciado entre las medidas de su programa la apuesta por un Pacto Nacional para Cataluña que debe reconocer la “personalidad nacional” de Cataluña. “No se trata de un pacto para contentar a los independentistas” advierte, sino de una apuesta para convencer a los catalanes de una España mejor, por la vía de “beneficiar a Cataluña y en consecuencia beneficiar al conjunto de España”.

Iceta ha reclamado además, con la vista puesta en PP y C’s, aunque sin mencionarlos, que una parte sustancial del pacto seala renuncia a “usar el tema de Cataluña como arma electoral. Hay quien usa Cataluña para conseguir votos, esto tendría que estar absolutamente excluido”.

Un acuerdo cuyos ejes deberían ser, según el candidato socialista, completar el desarrollo del Estatut, reformar la financiación autonómica incluyendo el Consorcio Tributario, recuperar las 45 reivindicaciones planteadas en su día por Artur Mas, un plan de inversión en infraestructuras “estratégicas para España en territorio catalán” y medidas de protección y reconocimiento de la lengua y la cultura catalanas.

“La sociedad española” ha concluido, “debe ser consciente de que es necesario darle a la cuestión catalana la categoria de tema de Estado; no d’un tema menor, circumstancial o efímero”. Y como muestra Iceta ha recordado que España no ha sufrido una crisis institucional igual desde el intento de golpe de Estado del 23F, la última ocasión en la que el Jefe del Estado se vio obligado a hacer un mensaje televisado específico