Política

Garzón exige a Iglesias garantías para su alianza tras la crisis con Carmena

logo
Garzón exige a Iglesias garantías para su alianza tras la crisis con Carmena

Íñigo Errejón, Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en el Congreso. EUROPA PRESS

Resumen:

“Hay que aprender de los dos años y medio que se han cumplido en muchas experiencias municipalistas”. “No nos plegamos ni a los atajos para alcanzar posiciones de gobierno a cualquier precio ni a las políticas de austeridad”,  asegura el documento que Garzón presentará mañana ante la Coordinadora Federal de IU, tras las crisis vividas con Podemos en el Ayuntamiento de Madrid.

IU considera que la alcaldesa Carmena se plegó a las tesis “errejonistas, moderadas o reformistas” frente al programa “rupturista y de cambio político” que debe impulsar Unidos Podemos.

“La unidad popular es una estrategia y no un fin, de tal manera que los procesos han de construirse con mecanismos que garanticen el cumplimiento de los programas”, advierte.

“Nuestras alianzas siempre se producen en torno a programas y principios. Como ya hemos dejado claro en tantas ocasiones: seremos tan flexibles en la táctica como inflexibles en los principios”, sosteniene el informe político de coordinador general de IU.

La crisis entre Podemos e IU en el Ayuntamiento de Madrid sigue pasando factura interna en Unidos Podemos. Tras el golpe de mano de la alcaldesa, Manuela Carmena, sobre los concejales de IU que se negaban a cumplir los requisitos económicos del Ministerio de Hacienda, y que ponían al Ayuntamiento en serio riesgo de intervención económica, la formación de Alberto Garzón exige ahora garantías para mantener su alianza política y electoral con el partido de Pablo Iglesias.

En el documento político que Garzón presentará mañana a la Coordinadora Federal de IU, el dirigente da un plazo de tres meses a su socio electoral para reforzar el compromiso de acción común y evitar episodios como el del Ayuntamiento de Madrid, en el que se impusieron tesis “errejonistas” y “moderadas” frente al “rupturismo” y las políticas de izquierdas a las que aspira IU.

Fuentes de la formación explican que en el caso de Madrid vencieron las tesis “reformistas” defendidas por el ex número 2 del partido, Íñigo Errejón, que se perfila como candidato en la comunidad, frente a la determinación de IU de demostrar que es posible desarrollar otras políticas progresistas que dejen en evidencia las imposiciones de austeridad por parte del PP. En vez de compartir ese objetivo, Podemos optó por “pactar con Montoro”, según IU.

“Hay que aprender de los dos años y medio que se han cumplido en muchas experiencias municipalistas, las cuales se alimentaron de procesos de radicalidad democrática que implicaban a numerosos actores políticos a través de programas participativos. Asimismo, la unidad popular es una estrategia y no un fin, de tal manera que los procesos han de construirse con mecanismos que garanticen el cumplimiento de los programas”, asegura el documento.

Carmena destituyó el pasado 18 de diciembre al delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, perteneciente a IU, y al hermano del líder de la formación, Eduardo Garzón, que trabajaba como su asesor, después de que el concejal anunciara que se ausentaría del pleno extraordinario en el se iba a aprobar un nuevo Plan Económico Financiero para cumplir con la regla de gasto impuesta por el Gobierno central.

El delegado de IU había iniciado un pulso al Ministerio de Hacienda que amenazaba con la intervención económica del Ayuntamiento. Los tres concejales de IU rechazaban el cumplimiento de una regla de gasto que consideran injusta y la imposición de ajustes por parte de Hacienda. Carmena había liderado la negociación de ese acuerdo con el departamento de Cristóbal Montoro. No obstante, la Coordinadora de IU Ciudad exigió una consulta sobre el mismo a las bases de la coalición electoral Ahora Madrid y posponer el pleno municipal.

Tras ese desafío, Carmena cortó por lo sano, destituyó al concejal de Hacienda y Pablo Iglesias la respaldó ante un evidente enfado de IU que aún se mantiene. El secretario general de Podemos consideró “razonable” que los equipos “se reconfiguren” y vio “lógico” que los ayuntamientos “cumplan la ley”.

Ahora que Unidos Podemos pasa por su momento de mayor debilidad, IU plantea una serie de condiciones para renovar su alianza de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2019. La fundamental es un compromiso de mantener un programa rutpurista y de izquierdas frente a una postura moderada o institucional como la demostrada por Carmena, que supuso el sacrificio de las tesis de IU en el Ayuntamiento de la capital.

“Inflexibles en los principios”

“La militancia de IU exige claridad sobre el futuro, y nuestra apuesta por la confluencia es tan firme como mayoritaria. Pero es necesario que empiece a concretarse el cómo lo antes posible para beneficio de la izquierda y como una rápida reacción ante el nuevo contexto. Lo óptimo sería dentro del primer trimestre de 2018, para iniciar el año previo a las elecciones con un horizonte claro y bien definido”, urge Garzón.

“Nuestras alianzas siempre se producen en torno a programas y principios. Como ya hemos dejado claro en tantas ocasiones: seremos tan flexibles en la táctica como inflexibles en los principios. Aprovecharemos la próxima Asamblea Político y Social para una jornada monográfica de debate sobre los tipos de confluencia”, advierte.

“Tenemos por delante un reto de enorme importancia. Se trata de canalizar el sincero deseo de las clases populares a las que nos dirigimos y que siguen soñando y creyendo que hay alternativa. No podemos darles motivos para que pongan en duda esa idea. Tampoco debemos olvidar que hemos protagonizado como organización ejemplos suficientes en los últimos años de que no nos plegamos ni a los atajos para alcanzar posiciones de gobierno a cualquier precio, ni a las políticas de austeridad. Y esa coherencia dará resultado”, concluye el documento.