PolíticaPODEMOS

Podemos lamina el 93% de direcciones municipales para las elecciones de 2019

El nuevo reglamento de Echenique desmantela la estructura local del partido y deja sólo 24 consejos municipales de los 331 elegidos en 2015

logo
Podemos lamina el 93% de direcciones municipales para las elecciones de 2019
Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en el Congreso.

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en el Congreso. EFE

Resumen:

Podemos elimina su estructura local para facilitar el control estatal en las elecciones municipales de 2019. El reglamento elaborado por la secretaría de Organización de Pablo Echenique aprobado en diciembre endurecía los requisitos para renovar los órganos de Podemos en pueblos y ciudades, y la criba se ha saldado por lo pronto con el desmantelamiento de un 70% de la organización a nivel local. Habrá primarias en 226 municipios frente a los 770 de 2015. En 202 de estas votaciones se elegirá únicamente a un secretario general municipal que no contará con equipo de dirección. Si hace tres años se eligieron 331 consejos ciudadanos municipales-el órgano de dirección de Podemos-, tras la criba sólo sobreviven 24 direcciones locales. Un 92,8% menos que hace tres años.

La autonomía local y la descentralización fue una de las tesis que Pablo Iglesias defendió en la última asamblea de Vistalegre 2. Pero la proximidad de las elecciones municipales de 2019 -las primeras a las que Podemos se presenta como tal- ha llevado a la cúpula de Iglesias a establecer mecanismos para facilitar el control de los municipios para poder así pilotar los procesos de confluencia, designar fácilmente a candidatos y eliminar los órganos asamblearios de dirección, dejando la toma de decisiones en manos de una única persona en la mayor parte de los casos. En los municipios donde sólo habrá un secretario general, éste tendrá que ser elegido por los militantes, aunque basta con que la dirección autonómica apoye oficialmente a uno de los candidatos para favorecer notablemente su elección.

La explicación oficial que ha dado Podemos sobre esta depuración orgánica es la falta de movilización en las bases del partido. Sólo los inscritos más movilizados son considerados militantes y, al no haberlos, tampoco se establecen órganos para representarlos: “Las Secretarías Generales y los Consejos Ciudadanos son órganos de representación de la militancia. Por lo tanto, sólo tiene sentido que existan allí donde hay militancia que representar”, aseguró Echenique.

El secretario de Organización creó la figura del militante de carné y ha cerrado un censo donde sólo están los inscritos de Podemos más activos, que acuden a reuniones periódicas y participan en actividades de la formación. Así las cosas, sólo hay estructura de partido en aquellos municipios en los que, en teoría, hay un mínimo de 50 militantes, aunque la ejecutiva autonómica y estatal se reserva la posibilidad de pasar por alto las condiciones y puede introducir municipios que no las cumplen o frenar candidaturas que sí lo hacen.

La falta de estructura de partido tampoco es obstáculo para que Podemos se presente a los comicios dentro de otras candidaturas de unidad popular (CUPs). Con esta criba, Iglesias sacrifica el nivel territorial más básico de su partido para asegurarse un control más férreo de cara a las elecciones. Sin órganos de partido a nivel local a los que rebatir es más sencillo pilotar los procesos de confluencia electoral desde arriba sin que los actores locales intervengan en el acuerdo.

Comunidades desiertas de estructura local

El pasado enero Podemos se quedó súbitamente sin estructura municipal, porque “decayó” de forma automática al cumplirse los tres años de su elección. Ni siquiera los líderes municipales de Podemos, que durante tres años emprendieron una labor de arraigo territorial, fueron advertidos de que, de un día para otro, quedarían sin cargo orgánico dentro del partido.

El reglamento no disolvió a los Consejos Ciudadanos Municipales que se habían elegido después de enero de 2015. Estos mantienen el mandato de tres años. Es el caso de Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Salamanca, Palma de Mallorca, Alicante, Murcia, Jerez, Jaén, Algeciras, Córdoba, Zaragoza, Donosti, Pamplona, Santander, León, Burgos,  Sabadell, Barcelona, Hospitalet, Tarragona o Lleida. También es el caso de Madrid, donde Julio Rodríguez fue elegido en primarias tres días antes de que se aprobara el reglamento.

Echenique se comprometió a celebrar entonces “tres tandas” de asambleas para renovar progresivamente las direcciones. En esta primera tanda, cuyas primarias terminarán el 21 de junio, según la página informativa de Podemos, ha tardado cinco meses en diseñarse, por lo que es poco probable que puedan desarrollarse dos más de aquí a final de año. Pese a que dos centenares de municipios tendrán en verano cierta estructura, hay comunidades en las que no hay ni un solo municipio que vaya a celebrar primarias.

Es el caso de Galicia, donde Podemos y su principal confluencia, En Marea (Anova), atraviesan momentos complicados. La falta de órganos a nivel estatal impide que estas rencillas lleguen al nivel local y la falta de liderazgos morados cede la capacidad de decisión sobre alianzas a la dirección autonómica de Podemos o en último caso a la estatal. Tampoco se celebrarán asambleas ciudadanas en los municipios de Cantabria y La Rioja, aunque la web del partido no especifica los motivos.

De los 202 municipios que tendrán primarias, hay 31 en Andalucía, 2 en Asturias, 15 en Canarias, 15 en Castilla y León, 30 en la Comunidad de Madrid -donde sólo Móstoles, Leganés y Fuenlabrada tienen Consejo Ciudadano; 14 municipios en Cataluña, 44 en la Comunidad Valenciana, 24 en el País Vasco, 1 en Extremadura, 15 en Baleares, 2 en Navarra, 10 en Murcia y uno en Melilla.

Municipios con primarias por CCAA

  • Andalucía: 27 municipios con Secretarios Generales Municipales (SGM) y 4 con SGM y Consejo Ciudadano Municipal (CCM)
  • Asturias: 1 municipio con SGM y 2 con SGM y CCM.
  • Canarias: 15 municipios con SGM y 2 con SGM y CCM.
  • Castilla y León: 15 con SGM y 1 también con CCM.
  • Comunidad de Madrid: 30 SGM y sólo 3 municipios con CCM.
  • Cataluña: 14 con SGM y 4 también con CCM.
  • Comunidad Valenciana: 44 con SGM y 4 también con CCM.
  • País Vasco: 24 con SGM y 1 también con CCM.
  • Extremadura: 1: Sólo Badajoz tendrá primarias de SGM y CCM.
  • Islas Baleares: 15 municipios tendrán primarias para elegir sólo a SGM.
  • Navarra: 2 municipios elegirán a SGM.
  • Región de Murcia: 10 municipios elegirán SGM y 2 también votarán CCM.
  • Melilla: 1 SGM.