El éxito de la moción de censura liderada por Pedro Sánchez ha impulsado la imagen entre el electorado del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que ganaría las elecciones generales con un 27,1% del voto si los comicios se celebraran hoy. Según el primer sondeo realizado por el Instituto DYM para El Independiente y Prensa Ibérica, los socialistas obtendrían la primera posición en unas urnas que supondrían un refuerzo para el bipartidismo.

Tras los últimos movimientos políticos, Unidos Podemos se hunde y Ciudadanos no crece. El PP conservaría la segunda plaza con una intención de voto del 24,9%, a sólo 2,2 puntos de la formación de Pedro Sánchez pese a su actual situación de falta de liderazgo.

La encuesta realizada por DYM Politics se llevó a cabo los días 11 y 12 de junio, coincidiendo con la confirmación de la sentencia del caso Nóos y las primeras decisiones del Ejecutivo, como la de acoger en Valencia a los 629 inmigrantes rescatados en el mediterráneo por el barco Aquarius. Los primeros días de poder del Gobierno socialista, marcados por el nombramiento de los ministros, han reforzado su posición política y también la electoral.

El 27,1% que lograrían en las urnas supone un crecimiento de 4,4 puntos respecto a las elecciones generales de 2016. Y se acerca ya al resultado de 2011, cuando obtuvo un 28,7% y 7 millones de votos. Aun así, más del 50% de los encuestados prefieren que Sánchez no agote la legislatura y convoque elecciones anticipadas en algún momento de su mandato.

El PSOE consigue la primera plaza gracias a los votos que roba a Podemos y a la buena acogida del nuevo Gobierno

El PSOE lidera con mucha claridad la intención de voto directa y lo hace reforzado por una importante fidelidad de su masa electoral. La del PSOE es la más leal a su partido sólo un poco por detrás de la de Ciudadanos. Además, robaría más de un 17% de votantes a Unidos Podemos, y también alguno al PP y a la formación de Albert Rivera. Los populares (56,1%) y los de Pablo Iglesias (45,6%) ven cómo únicamente la mitad de su electorado, aproximadamente, volvería a confiar en ellos. En todos los casos, la indecisión sigue siendo un factor considerable a la hora de estimar los resultados.

Pese a todo, la moción de censura no ha sentado especialmente mal al Partido Popular, a la búsqueda de líder tras el anuncio de la marcha de Mariano Rajoy. Acechado y rebasado por Ciudadanos en las encuestas de los últimos meses, la situación ahora ha dado un vuelco. Génova respira algo más tranquila, con la amenaza de Albert Rivera contenida en parte. El PP sigue siendo la opción preferida de un 24,9% del electorado y asegura la segunda plaza, a poco más de 2 puntos de distancia del PSOE y más de 4 puntos por encima de Ciudadanos. Todo ello pese a perder 8,1 puntos respecto a los comicios del 26-J, donde revalidó el Gobierno pese a despedirse de la mayoría absoluta.

El efecto rechazo a la moción de censura favorece al Partido Popular, que logra frenar el ascenso de Ciudadanos, que se estanca en el 20,6%

Casi toda esa pérdida la absorbe Ciudadanos, que mejoraría sus resultados en 7,5 puntos. Pese a ello, el partido de Albert Rivera pierde efervescencia. Llega al 20,6% del voto y se consolidaría como tercera fuerza política con una ostensible diferencia sobre Unidos Podemos. Sin embargo, la previsible fortaleza de PP y PSOE en buena parte de las circunscripciones pequeñas perjudicarían la transformación de los votos de Ciudadanos en escaños, dejando a Rivera muy lejos de estar en condiciones numéricas de gobernar.

Unidos Podemos, por su parte, sale muy mal parado de la moción de censura y del protagonismo que ésta ha conferido a Pedro Sánchez. La confluencia encabezada por Pablo Iglesias se hundiría en estos momentos hasta el 14,6% del voto, seis puntos y medio por debajo de su resultado de 2016. Sería la cuarta fuerza política en el Congreso de los Diputados, bastante lejos de Ciudadanos, PP y PSOE.

La encuesta también detecta un sensible incremento en el apoyo a partidos minoritarios, especialmente VOX y PACMA, aunque todavía sin números para conseguir representación en el Hemiciclo.

Por bloques, la derecha conservaría un 45,5% del electorado, sumando los votos de PP y Ciudadanos en unas hipotéticas elecciones. Un resultado muy similar al de 2016, cuando estos dos partidos sumaron el 46,1%. La izquierda representada por PSOE y Podemos también caería, del 43,8% al 41,7%.

Se rompe el empate del CIS

Los resultados de la encuesta no solo contrastan con los de las últimas elecciones generales celebradas en el verano de 2016. También dibujan una imagen algo diferente a la que otorgaba el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) con intención de voto incluida. La encuesta oficial del Gobierno, publicada el pasado 8 de mayo, colocaba al PP en primera posición, con un 24% de intención de voto, casi un punto por debajo de la que le da el barómetro de DYM.

Por detrás, PSOE y Ciudadanos se encontraban en situación de empate técnico. El CIS daba a los socialistas un 22% y a los naranjas un 22,4%. El sondeo que hoy publica El Independiente no sólo rompe ese empate, sino que coloca al PSOE en primera posición con 6,5 puntos de ventaja sobre Ciudadanos.

La encuesta del CIS daba a Unidos Podemos la última posición, pero al mismo tiempo concedía aire a los de Pablo Iglesias con una intención de voto del 19,6%, que DYM rebaja en cinco puntos exactos, dejando a la confluencia de Podemos con Izquierda Unida, En Comú Podem, Compromís y En Marea en una situación de importante debilidad.

FICHA TÉCNICA

  • Ámbito – Nacional.
  • Universo – Población española de 18 años o más.
  • Recogida de información – Se han utilizado dos modalidades de recogida de información complementarias: entrevistas telefónicas y entrevistas online.
  • Tamaño y distribución de la muestra – 1.019 entrevistas. Para cada una de las modalidades de recogida de información se han aplicado cuotas específicas de la población representada por cada una de ellas de sexo y edad, actividad laboral, zona geográfica y tamaño de hábitat.
  • Error muestral – Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ±3,1%.
  • Trabajo de campo – Llevado a cabo por entrevistadores de Dymphone, división de DYM especializada en estudios telefónicos, la segunda semana de junio de 2018.

*Prensa Ibérica es editora de: Diari de Girona, Diario de Ibiza, Diario de Mallorca, Empordà, Faro de Vigo, La Nueva España, Información, La Opinión A Coruña, La Opinión de Málaga, La Opinión de Murcia, La Opinión de Tenerife, La Opinión de Zamora, La Provincia/DLP, Levante-EMV, Mallorca Zeitung, Regió 7 y Superdeporte, entre otros.