Madrid | Política

Dos testimonios clave a favor de Casado: no tenía que elaborar el trabajo final del máster

Dos ex vicerrectores, uno con obligación de decir verdad al comparecer como testigo, avalan ante la juez del 'caso Máster' la tesis que mantiene públicamente el hoy presidente del PP desde que se puso en duda la legalidad de su título de la URJC

logo
Dos testimonios clave a favor de Casado: no tenía que elaborar el trabajo final del máster
Enrique Álvarez Conde, director del organismo de la URJC que impartió el máster bajo sospecha, llegando este jueves a los juzgados de Madrid.

Enrique Álvarez Conde, director del organismo de la URJC que impartió el máster bajo sospecha, llegando este jueves a los juzgados de Madrid. EFE

Resumen:

Una profesora de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha defendido este jueves ante la juez que instruye el caso Máster que la normativa vigente cuando Pablo Casado se matriculó en el curso de posgrado le eximía de realizar el Trabajo Fin de Máster (TFM).

Pilar L. S. -antigua integrante de la Comisión de Convalidaciones por su condición de vicerrectora de Títulos Propios y Posgrado- ha defendido que a Casado le era de aplicación el real decreto 56/2005, que no exigía a los alumnos la elaboración de TFM.

Pilar L. S. -antigua integrante de la Comisión de Convalidaciones por su condición de vicerrectora de Títulos Propios y Posgrado- ha defendido que a Casado le era de aplicación el real decreto 56/2005, que no exigía a los alumnos la elaboración de TFM.

La juez que instruye el caso Máster ha escuchado en la mañana de este jueves dos testimonios que refuerzan la defensa que Pablo Casado viene realizando desde que estalló el escándalo sobre la legalidad de su título de posgrado en la Universidad Rey Juan Carlos (UTJC). Dos ex vicerrectores, uno como investigado y otra como testigo, han defendido ante la juez que la normativa vigente cuando el hoy presidente del PP cursó los estudios le eximía de realizar el Trabajo Fin de Máster (TFM), requisito que sí se exigía a alumnos de promociones posteriores como Cristina Cifuentes.

Con obligación de decir verdad por su condición de testigo, Pilar L. S. -antigua integrante de la Comisión de Convalidaciones por su cualidad de vicerrectora de Títulos Propios y Posgrado- ha defendido que a Casado le era de aplicación el real decreto 56/2005, que no exigía a los alumnos la elaboración de TFM como colofón al curso. Y le era de aplicación la normativa de 2005 y no la de 2007 (el real decreto 1.393/2007) porque el procedimiento para la implantación del máster ahora bajo sospecha se inició con anterioridad a la entrada en vigor del nuevo texto que, desde ese año, establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.

La tesis mantenida por esta testigo la ha defendido también Fernando Suárez Bilbao, al que la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid ha llamado al procedimiento como imputado por su responsabilidad como antiguo presidente de la Comisión de Estudios de Posgrado en su etapa de vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado. Suárez Bilbao, rector de la URJC entre 2013-2017, ha detallado la reglamentación de los másteres y ha insistido en que a la promoción del curso 2009-2009 -entre ellos Pablo Casado- le es de aplicación la normativa vigente en 2005 y no la que entró en vigor a finales de 2007.

Éste es el mismo criterio que viene manteniendo el equipo de gobierno de la URJC en la documentación requerida por la instructora del caso, en línea claramente con la defensa pública que viene realizando Casado. Al flamante líder de los populares le convalidaron 18 de las 22 asignaturas, realizando cuatro trabajos para superar las otras cuatro materias.

Igualmente, es la interpretación que realiza la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en un escrito aportado a las actuaciones en la que da respuesta a un requerimiento de información de la instructora. “El Máster en Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos, impartido en el curso 2008-2009, es un título universitario regulado por el Real Decreto 56/2005 de 21 de enero por el que se regulan los estudios universitarios oficiales de posgrado”, detalla el documento. Éste está firmado por el director de la división de Evaluación de Enseñanzas e Instituciones, Miguel Ángel Sastre Castillo.

El escrito de la ANECA ‘blinda’ a Casado por otro flanco: el de las convalidaciones de asignaturas. En este sentido, el organismo autónomo adscrito al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades recuerda a la instructora que, “en las enseñanzas universitarias oficiales, los créditos reconocidos no tienen que ser cursados por los estudiantes y tienen valor para la obtención de dichas enseñanzas”. Al líder del PP, que ya había completado la licenciatura en Derecho por un centro adscrito de la Universidad Complutense (Cardenal Cisneros), le convalidaron 18 de las 22 asignaturas que integraban el máster.

Dos ex vicerrectores avalan ante la juez la tesis que mantiene el hoy presidente del PP desde que se puso en duda la legalidad de su título

Tanto los testimonios como las valoraciones documentales pueden ser decisivos a la hora de determinar si el hoy presidente del PP obtuvo legalmente el título de máster por la URJC, idénticos estudios que cursó años después (2011-2012) Cristina Cifuentes. Ésta fue imputada por falsificación de documento público y cohecho días después de perder su aforamiento ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tras renunciar a su acta de diputada autonómica.

Fernando Suárez y Pilar L.S. son dos de las 10 personas a las que ha citado este jueves la magistrada Rodríguez-Medel, que está recabando pruebas que le permitan determinar si Casado cometió delito en la obtención de su título de posgrado en la URJC. La juez no es competente para investigarlo, dado que goza de aforamiento al ser diputado en Cortes. En caso de apreciar “indicios cualificados” tendría que elevar exposición razonada al Tribunal Supremo, el único órgano jurisdiccional competente para investigarlo y eventualmente enjuiciarlo.

También serán relevantes los testimonios que presten en la tarde de este jueves tres alumnas de la promoción de Casado -Dolores Cancio Álvarez, Alida Consuelo Mas Taberner y María Mateo Feito- y que habrían obtenido el título de la de forma similar que el sucesor de Mariano Rajoy al frente del PP.

La juez impulsa la instrucción de la pieza sobre el máster de Casado antes de decidir si eleva exposición razonada al Tribunal Supremo

La juez Rodríguez-Medel quiere saber si Cancio Álvarez, Mas Taberner y Mateo Feito, “directa o indirectamente a través de familiares”, ocupaban “cargo público” o tenían alguna “especial vinculación con partidos políticos o con la propia Universidad Rey Juan Carlos de Madrid” el año en que se matricularon en el citado máster. También quiere conocer si Pablo Casado y otra alumna a la que ha citado como testigo este jueves (Susana V.G.) se encontraban también en esa situación, por lo que le ha pedido a la Guardia Civil que le informe sobre estos extremos antes del próximo 6 de agosto.

Tras la ex vicerrectora Pilar L. S ha comparecido ante la magistrada la profesora Alicia López de los Mozos, ya imputada en la causa y que comparecía por tercera vez. La docente, que sólo ha respondido las preguntas de la juez, ha declarado que no recuerda “nada” de Pablo Casado, ni si asistió a clase, ni los expedientes de calificación ni nada relacionado con la promoción del máster del curso 2008-2009.

López de los Mozos ha señalado que todas las indicaciones se las daba su “maestro” Enrique Álvarez Conde, catedrático de Derecho Constitucional y director del organismo de la URJC que impartió el máster. Éste ha presentado un escrito para justificar por qué no declara en el marco de la pieza de Casado, como ya hizo cuando compareció el pasado 25 de junio.

Álvarez Conde también estaba citado a declarar en la pieza en la que se investiga por qué al estudiante del máster Miguel Temboury -posteriormente subsecretario de Estado de Economía y Competitividad en la etapa de Luis de Guindos- se le convalidaran 13 asignaturas tras haber renunciado a la matrícula. El catedrático ha dicho no conocer a Temboury, según las fuentes consultadas.