El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la presencia del Rey en Cataluña los próximos días 17 y 18 de agosto durante los actos del primer aniversario de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils. Tras despachar con el jefe del Estado en el Palacio de Marivent, Sánchez ha anunciado que la Reina Letizia también acudirá a los actos de homenaje a las víctimas. Preguntado por cómo defenderá el Ejecutivo la presencia de la Corona en Cataluña tras el boicot anunciado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Gobierno ha insistido en que la figura del Rey «representa a la absoluta mayoría de la sociedad catalana y española» con su mensaje de cariño y reconocimiento a las víctimas.

«Lo importante es no olvidar por qué se celebran esos actos: contra el terrorismo y en solidaridad con las víctimas y sus familiares. En ese objetivo no hay fisuras posibles, ahí vamos a estar todos», ha asegurado, destacando que los homenajes son una muestra de «respeto y reconocimiento» a las personas que perdieron la vida y a las ciudades que vieron atacadas su convivencia, sus libertades y sus valores. «Se vio atacada el conjunto de la sociedad española. Por tanto ahí estarán jefe del Estado, la reina y el Gobierno», ha anunciado.

Según ha explicado, la forma del Gobierno de defender a la Corona sigue la misma estrategia que su combate contra el independentismo. «Dar normalidad», ha asegurado Sánchez, que ha insistido en la «importancia» del acto que se celebrará. «El jefe del estado va en representación de todo el conjunto de la sociedad española para presentar el reconocimiento, el cariño, la solidaridad y la empatía con las víctimas. En ese mensaje se convoca a la absoluta mayoría de la sociedad catalana y a la absoluta mayoría de la sociedad española», ha afirmado.

Pedro Sánchez también ha tenido palabras de reconocimiento para el Rey por ser «un jefe estado que entiende la España plural y la diversidad del país» y que «siempre ha tendido puentes con Cataluña». Felipe VI «reconoce y se reconoce en esa pluralidad», ha reiterado Sánchez, que ha defendido que la labor del Gobierno en Cataluña debe centrarse en «dar respuesta a los problemas de los ciudadanos» en cuestiones concretas como el estado de las autovías, de las Cercanías ferroviarias o del corredor del mediterráneo.