Política

Moncloa impulsa un perfil propio “sin protagonismo” a la mujer de Pedro Sánchez

logo
Moncloa impulsa un perfil propio “sin protagonismo” a la mujer de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez se dirige, junto a su esposa, Begoña Gómez, a la agrupación de Pozuelo de Alarcón.

Resumen:

La Moncloa no quiere establecer una ruptura abrupta en la línea de presencia y colaboración de Begoña Gómez en la actividad política de Sánchez, aunque así delimitarla.

Los asesores del presidente consideran un error la participación de la mujer del presidente en actos como su proclamación como candidato socialista en 2015.

La actividad profesional de Gómez y su presencia en algunos actos como la visita a los Reyes en Marivent le otorgan un perfil propio.

Espacio y perfil propio, pero sin protagonismo. Ésa es la máxima de la Moncloa a la hora de diseñar el papel de la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, durante el mandato de Pedro Sánchez. Así lo acreditan sus últimas apariciones en los actos públicos del presidente en Mallorca y su reciente fichaje como directora del Centro de Estudios Africanos del Instituto de Empresa, de nueva creación, que tiene como objetivos impulsar la innovación, el liderazgo ejecutivo, el emprendimiento y el desarrollo de proyectos de acción social en el continente africano, según informó este miércoles la institución.

Con su vida laboral propia y el acompañamiento al presidente en algunos actos, Begoña Gómez huye de un protagonismo que sí tuvo en otras etapas políticas de Pedro Sánchez, y que ahora sus asesores consideran “excesivo” y erróneo. Se refieren así al papel que desempeñó la esposa de Sánchez durante su proclamación como candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno en junio de 2015, cuando subió al escenario con él vestida de rojo y ante una enorme bandera de España. En el Teatro Circo Price de Madrid, ante unas 2.000 personas y los principales referentes de su partido, Sánchez  cambió el emblema del PSOE por una bandera de España que pretendía demostrar su patriotismo y sus valores familiares de la mano de su esposa.

La Moncloa no quiere establecer una ruptura abrupta de la línea de presencia y colaboración de Gómez en la actividad política de Sánchez, aunque así delimitarla para que no haga sombra al presidente del Gobierno, cuyo perfil institucional se esfuerzan en consolidar. Begoña Gómez ha acompañado a Pedro Sánchez en numerosos actos del partido, así como en debates electorales, en la tarima de Ferraz cuando ganó las primarias y en el Congreso de los Diputados durante la moción de censura. La mujer del presidente es uno de los puntales de la confianza en sí mismo de Sánchez y la persona con la que había diseñado su camino hacia la Presidencia del Gobierno en 2013, cuando comenzó a preparar su candidatura a las primarias del PSOE.

En ese camino, Gómez también ha sido objeto de ataque por parte de los partidarios de Susana Díaz. La Gestora que dirigió el partido desde su dimisión hasta su vuelta investigó la financiación de la campaña de Sánchez y sugirió que obtenía recursos de negocios supuestamente dudosos de su suegro. Ninguna de esas acusaciones amedrentaron a Sánchez ni a su mujer, que también fue acusada de fomentar los ‘contratos basura’ de los captadores callejeros de socios para ONG a través de la empresa Inmark Europa, de la que fue socia.

A partir de ahora, la esposa de Pedro Sánchez formará parte de la plantilla del Instituto de Empresa, por la que han pasado profesionales ilustres como los ex ministros Luis de Guindos o Jordi Sevilla; y con la que colaboran hoy día economistas reconocidos como Luis Garicano, para ofrecer cursos de posgrado caros pero muy prestigiosos. Un ejemplo: sus MBA (Master in Business Administration) cuestan entre 59.000 y 81.000 euros. La función de Begoña Gómez será otra: mejorar la imagen social del Instituto de Empresa a través de una nueva plataforma denominada Centro de Estudios Africanos, cuya misión es “impulsar la innovación, el liderazgo ejecutivo, el emprendimiento y el desarrollo de proyectos de acción social en el continente africano”.