Política

Delgado, sobre los fiscales del 'procés': "No se van a dar instrucciones a nadie"

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, comparece en la Comisión de Justicia del Congreso.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, comparece en la Comisión de Justicia del Congreso. EFE

La ministra de Justicia Dolores Delgado ha rechazado este lunes de forma tajante en un desayuno informativo en Madrid que el Ejecutivo vaya a dar orden alguna  a la Fiscalía General del Estado para que suavice su petición de penas contra los líderes independentistas del ‘procés’. “No se van a dar instrucciones a nadie”, recalcó la ex fiscal en el coloquio organizado por Europa Press.

La titular del Justicia ha explicado que no va a entrar en “valorar rumores, borradores o proyectos” en referencia a las informaciones publicadas que apuntan a que los fiscales del Tribunal Supremo pedirán más de veinte años de cárcel para el ex vicepresidente del Gobierno Oriol Junqueras como presunto líder de la rebelión y más de quince para cinco de los ex consellers que promovieron la declaración unilateral de independencia de Cataluña, Jordi Turull, Josep Rull, Raul Romeva, Dolors Bassa y Joaquim Forn.

"Una llamada de teléfono está bien para felicitar el año", ha ironizado Dolores Delgado cuando ha destacado la importancia de que la Fiscalía General del Estado trabaje de forma autónoma realizándose todas las comunicaciones entre ambas instituciones de forma "transparente" y por los cauces establecidos legalmente.

Independencia judicial

Tras insistir en el "absoluto" respeto del Gobierno a la independencia fiscal y a la autonomía del Poder Judicial, la ministra ha pedido esperar a que se presenten los escritos provisionales de acusación y ha considerado que "ni procesados ni ciudadanos merecen estas especulaciones en este momento".

Delgado se vio en la picota tras negar haber tenido relación con el comisario de las cloacas del Estado, José Villarejo, después de que se difundiera la grabación de la conversación mantenida el 23 de octubre de 2009 durante un almuerzo al que asistió junto al entonces juez Baltasar Garzón, el comisario ya jubilado José Manuel Villarejo y tres mandos policiales más (Miguel Ángel Fernández Chico, Enrique García Castaño El Gordo y Gabriel Fuentes).

"Voy a pasar página"

“Señorías, no he mentido, no he tenido relación profesional alguna con el señor Villarejo ni tampoco soy amiga del señor Villarejo”, sostuvo la ministra de Justicia la semana pasada en el Congreso de los Diputados tras haber cambiado hasta en cuatro ocasiones su versión sobre su relación con el cabecilla de la operación Tándem.

Cuando ha sido preguntada este lunes por si tema que vayan a salir más grabaciones suyas con el comisario de las cloacas la ministra ha señalado lo siguiente: "Quiero hablar de Gobierno, de gestión, de jueces de fiscales… si me lo permite ya de este tema voy a pasar página", espetó.

Asimismo, la fiscal en excedencia ha añadido que no se ha sentido afectada "en lo más mínimo" en su relación con los operadores jurídicos a raíz de la publicación de dichos audios sino que "al contrario, he sentido apoyo por una parte político, por otra parte social, y frente a la dificultad me siento en ese sentido plenamente apoyada".

Te puede interesar