Política

PP y Cs cuestionan que los presupuestos sean legales y se conjuran para "tumbarlos"

"Iglesias tiene que ir a una cárcel para negociarlos", reprocha Rivera, mientras Casado advierte de la "ruina" que trae el Gobierno

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, durante la sesión de control al Gobierno. EFE

Nunca unos presupuestos que no existen dieron tanto que hablar. De momento, el Gobierno socialista y Unidos Podemos han pactado un acuerdo para elaborarlos que ha dado pie a un plan presupuestario -«el esqueleto» de las cuentas, en palabras de la ministra de Hacienda-, que se ha enviado a Bruselas. Sin un borrador sobre la mesa ni datos claros, el esbozo de Presupuestos Generales del Estado pactado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias supone una amenaza para la economía española a juicio de PP y Ciudadanos, que este miércoles han anunciado una «ofensiva parlamentaria» para «tumbarlos».

Así lo ha anunciado en los pasillos del Congreso el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que utilizará «todos los mecanismos posibles» para evitar que las cuentas sean aprobadas a partir de diciembre, como pretende el Gobierno y Podemos. El dirigente del PP «no sabe» si los presupuestos son legales o no, pero los tacha de «inmorales y engaño a todos los españoles» antes de anunciar que la Mesa del Congreso y el Senado harán todo lo posible para «bloquear» su tramitación.

También el número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha cuestionado la legalidad de las cuentas por utilizar para su elaboración una senda de estabilidad y un objetivo de déficit distinto que el aprobado por el Congreso de los Diputados. «Esperemos que no cometa la ilegalidad de traer unos presupuestos ilegales con la senda de déficit que ni sus socios de Gobierno aprobaron en el Parlamento», ha advertido. «Estos presupuestos son malos para España, disparan el gasto y suben los impuestos», ha concluido Villegas para rechazarlos.

Tras estas acusaciones, el presidente del Gobierno ha querido desmentir las sospechas. «Nosotros vamos a presentar unos Presupuestos en diciembre con una senda de estabilidad que es la que ahora mismo está reconocida por este Parlamento, hasta tanto en cuanto esa senda de estabilidad no sea revisada y ustedes, la Mesa y los grupos de Cs y el PP, dejen de obstruir parlamentariamente una ley que está ganada con el voto de la mayoría parlamentaria», ha afirmado Sánchez.

Así ha respondido al líder de Ciudadanos, que le ha preguntado si los presupuestos que quieren aprobar el Gobierno y Podemos se ajustarán a la senda de déficit del 1,3%, que es la que está vigente, o si supondrán un déficit del 1,8% del PIB, que es el objetivo que aprobó el Consejo de Ministros pero que no ha sido aprobado en el Congreso.

El líder de la formación naranja ha acusado al jefe del Ejecutivo de «engañar a los españoles y querer engañar a Bruselas» con el plan presupuestario que remitió el pasado lunes a la Comisión Europea, y le ha advertido de que basar las cuentas públicas del próximo año en una senda de déficit aún no aprobada supondría un «fraude».

«Esos presupuestos dan un sablazo de 1.500 millones a los autónomos y de 6.000 a los conductores. Ese documento ha quedado en nada en 24 horas. Usted miente, usted es un fraude, perdió la votación de la senda de estabilidad porque sus socios no le apoyaron y ahora Iglesias se va a una cárcel a a negociar los presupuestos. Aproveche el tiempo, que se le acaba, los españoles están hartos de un Gobierno que no ha pasado por las urnas», ha advertido Rivera.

Antes, el presidente del PP, Pablo Casado, había levantado la ovación de su grupo parlamentario con una dura intervención contra Sánchez. «Su Gobierno es una ruina», ha asegurado, antes de calificar el acuerdo presupuestario de «panfleto besamanos a Podemos». «No es la primera vez que el PSOE manipula los gastos e ingresos subiendo el déficit y arruinando a España. Ya lo hicieron en 2011. Usted se ha convertido en un plagio de Zapatero», ha reprochado Casado.

«Usted quiere subir más el salario mínimo interprofesional y las pensiones. Nosotros también, pero no a costa de más paro», ha advertido, denunciando el «infierno fiscal» que dibuja el acuerdo presupuestario del Gobierno con Moncloa.

Te puede interesar

Comentar ()