Política

Santamaría elude referirse a Cospedal en su toma de posesión como Consejera de Estado

La ex vicepresidenta del Gobierno ha llamado al evitar el "auge de los populismos" y a consolidar las instituciones

logo
Santamaría elude referirse a Cospedal en su toma de posesión como Consejera de Estado
La ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Consejo de Estado.

La ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Consejo de Estado. EFE

Resumen:

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha tomado posesión de su nuevo cargo como consejera de Estado prometiendo lealtad al Rey Felipe VI y a la Constitución Española, y ha hecho un llamamiento a combatir el “recelo hacia las instituciones” y a frenar el auge del “populismo de todo tipo”.

En su discurso de toma de posesión, ha lamentado que la “depresión económica” en el inicio de este siglo XXI haya “sembrado la duda” sobre el futuro de la democracia y haya dado “alas al populismo de todo tipo”. “La razón como argumento puede resultar inoperante frente a tanta exaltación emocional”, ha reconocido Sáenz de Santamaría, pero ha insistido en afrontar el “reto democrático” de recuperar la confianza en las instituciones.

“Si nuestras instituciones no se ponen en valor, se ponen en riesgo”, ha continuado, y ha señalado la importancia de garantizar “los dos pilares de la democracia”, sentados ya en la Constitución hace 40 años: el reconocimiento de “los derechos fundamentales de las personas y la primacía del Estado de derecho”.

Sáenz de Santamaría, que ha evitado referirse al adiós político de María Dolores de Cospedal, ha enumerado una serie de “desafíos” a los que se enfrenta España como son el envejecimiento de la ciudadanía, la despoblación del entorno rural o la sostenibilidad del medio ambiente, “urgentes hace décadas, ahora ya acuciantes”, pero ha reiterado que en este inicio de siglo ha emergido “uno previo”: “el reto democrático” y afrontar los escenarios de “ingobernabilidad”.

“Los ritmos del mundo han cambiado. Las sociedades y los gobiernos viven en un estado de ansiedad permanente. Prima lo efímero, la anécdota frente a la categoría, el morbo frente a la verdad”, ha criticado la exdiputada del PP, quien ha calificado de “reconfortante” comprobar cómo el Consejo de Estado “honra su tradición”.

En este sentido, ha celebrado que los tiempos en este organismo den espacio a “la reflexión y la mesura” y ha agregado: “Somos sus miembros, desde el respeto mutuo, quienes debemos aportar nuestra contribución a ese interés común que nos une, que es España”.

“Tomo posesión en esta institución, una institución muy importante para el país, en la que se puede debatir de temas muy importantes con serenidad, con reflexión, y creo que es bueno seguir prestando, aunque sea ya desde fuera de la política, un servicio a este país”, ha declarado Sáenz de Santamaría a los medios de comunicación antes de su entrada en el Consejo de Estado.

Han acudido a su nombramiento el exportavoz del Gobierno Íñigo Méndez de Vigo y la exministra Fátima Báñez. Ha asistido también al acto la sucesora de Sáenz de Santamaría en la Vicepresidencia del Ejecutivo, la socialista Carmen Calvo.

La presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, ha presidido la ceremonia de toma de posesión y ha dado la bienvenida tanto a Sáenz de Santamaría como a los también hoy incorporados María Emilia Casas, expresidenta del Tribunal Constitucional; Elisa Pérez Vera, exmagistrada del Tribunal Constitucional; y Jordi Guillot, exparlamentario catalán.