PolíticaPODEMOS

Iglesias dice adiós al Congreso y da un chute de moral a sus bases en el cierre de primarias

"Me reincorporaré después de los tres meses que me corresponden del permiso de paternidad para estar con mis hijos"

logo
Iglesias dice adiós al Congreso y da un chute de moral a sus bases en el cierre de primarias
Pablo Iglesias en su discurso emitido en Facebook antes de su baja de paternidad.

Pablo Iglesias en su discurso emitido en Facebook antes de su baja de paternidad.

Resumen:

Pablo Iglesias se despide del Congreso de los Diputados, al que ha acudido este jueves por última vez hasta el próximo marzo. El secretario general de Podemos solapará las vacaciones de navidad con el permiso de paternidad y estará tres meses fuera del Parlamento, donde tomará el relevo su portavoz parlamentaria Irene Montero, que lleva fuera de escena desde el pasado julio tras el nacimiento de sus mellizos. El dirigente se despide de su actividad parlamentaria en un vídeo publicado en las redes, y lo hace el mismo día en que cierran las votaciones de las primarias exprés que anunció por sorpresa, en las que se presenta como único candidato a La Moncloa y donde la falta de oposición, por el endurecimiento de condiciones para concurrir al proceso, podría dar lugar a una baja participación, según sugieren fuentes de la dirección. Un extremo que Iglesias ha querido prevenir con un discurso personal poco habitual en él y dirigido a sus bases, a quienes lanza un mensaje: “No bajéis los brazos”.

“Hoy es mi último día en el Congreso, voy a estar de permiso de paternidad y me hace mucha ilusión, pero quería antes de despedirme, pediros que no bajéis los brazos”, comienza el líder de Podemos, que reclama a los suyos no olvidar el trabajo de os últimos tres años. “Estáis en un momento en que algunos van a tratar de repetir ‘que viene la derecha’, ‘que no se puede conseguir nada’, que ‘todo va a seguir igual’. Pido que recuerdes lo que hemos conseguido”. En su discurso publicado en Facebook, de menos de tres minutos de duración, Iglesias dice haber “conseguido muchísimas cosas gracias a gente como tú que no bajó los brazos”. “Cosas que parecían imposibles”, continúa Iglesias, que hace referencia a la moción de censura como uno de sus hitos.

#ÚltimoDía para votar en las primarias

📩 Hasta las 23:59h siguen abiertas las votaciones para las personas inscritas en Podemos elijáis a vuestros candidatos y candidatas al Congreso y el Senado. En Podemos decides tú. Participa en https://participa.podemos.info

Posted by Pablo Iglesias on Thursday, December 20, 2018

A continuación, Iglesias sí llama a reaccionar ante la “ultraderecha”. “En unos tiempos complicados en los que los mas reaccionarios están muy envalentonados”, comienza, “yo creo que es muy importante que estemos muy cerca para hacer frente a lo que pueda representar eso y conquistar mas cosas”.

Volveré cuando pasen los tres meses de permiso de paternidad para estar con mis hijos”, dice Iglesias

En su discurso, en el que no emite ninguna felicitación navideña, Iglesias sí pide que “en estas navidades que todos vamos a estar en familia, reflexionemos también sobre la importancia del año que viene”. Un año en el que coincidirán autonómicas, municipales y europeas “y puede que también elecciones generales”. En este punto, Iglesias continúa dirigiéndose directamente a sus militantes y señala que “tú eres la clave del cambio”. “A veces parece que Podemos es Pablo, Irene, Ione…”, advierte Iglesias. “Y Podemos es todo eso pero mucho más, sobre todo Podemos es gente anónima como tú que sois capaces de dar la pelea en los sitios más difíciles”.

Después de pedir la participación y de recordar la página web de las votaciones en el proceso interno, Iglesias comienza su despedida, en la que ya hace referencia a su vuelta. “El 2019 viene duro y yo me reincorporaré en cuanto pase los tres meses de permiso de paternidad que me corresponden para estar con mis hijos, que me apetece muchísimo, y que os necesitamos muy fuerte”, se despide el dirigente.

Popularidad bajo mínimos

El discurso de Iglesias, hablando de tú a tú a su militancia y nombrando facetas de su vida personal, se aleja mucho de lo que viene siendo habitual en el líder de Podemos. En el último día de votaciones en las primarias que elegirán a la lista del Congreso y el Senado, el dirigente lanza un intento in extremis por reconectar con sus bases, que el pasado mayo le dieron un revés en la polémica consulta abierta en Podemos tras la compra del chalet de Iglesias y Montero, donde sus liderazgos se vieron fuertemente cuestionados.

En aquella votación uno de cada tres inscritos votó por la dimisión de los dos líderes de Podemos, que rechazaron dejar su cargo y adelantaron que iban a “tomar nota” de esta fuerte contestación interna. Después del varapalo, Iglesias ha evitado las consultas internas ante el rechazo suscitado por el oficialismo y se saltó, por ejemplo, la votación obligatoria del acuerdo presupuestario firmado entre Iglesias y Pedro Sánchez.

Este rechazo interno llevó al líder de Podemos a convocar por sorpresa unas primarias en plena campaña de las andaluzas, cortando el paso a un posible liderazgo de Teresa Rodríguez. Las formas de abrir el proceso rebelaron a parte de la formación: la corriente anticapitalista pidió la suspensión de las primarias, al igual que Podem, la federación valenciana de Antonio Estañ. Iglesias continuó adelante con su pulso, donde la falta de oposición podría conllevar una fuerte movilización de sus bases. El nuevo tono adquirido por el dirigente, más personal, es una forma de llamar la atención sobre los suyos para evitar un fiasco en el proceso como el que obtuvo en Madrid, donde el ex Jemad Julio Rodríguez fue elegido con un 12% de votación.