Política

Cs gestionará las políticas contra la violencia de género para blindarlas frente a Vox

La Junta de Andalucía tendrá once consejerías, el PP manejará el 55% del presupuesto y Ciudadanos el 45%

logo
Cs gestionará las políticas contra la violencia de género para blindarlas frente a Vox
Juan Manuel Moreno Bonilla y Juan Marín se estrechan la mano en el Parlamento andaluz.

Juan Manuel Moreno Bonilla y Juan Marín se estrechan la mano en el Parlamento andaluz. EFE

Resumen:

Las políticas de género que desarrolle la Junta de Andalucía en la nueva legislatura estarán en manos de un consejero de Ciudadanos para blindarlas frente a Vox, según el acuerdo que ultiman estos días el PP y el partido de Albert Rivera. Fuentes de la negociación de ambas formaciones confirman la intención de que las políticas sociales en materia de educación, discapacidad e igualdad formen parte de una de las carteras en manos de Ciudadanos dentro del Gobierno de Juanma Moreno. El PP gestionaría por su parte una consejería de familia e infancia, en virtud del acuerdo alcanzado con Vox.

«Nosotros queremos protegerlas y al PP le viene bien alejarlas de Vox», explican desde Ciudadanos, que quieren marcar distancias en materia de igualdad con las apuestas del partido de Santiago Abascal por modificar las leyes contra la violencia de género, una materia que cuenta con el consenso social necesario como para protagonizar el único pacto de estado firmado en el Congreso esta legislatura. «Si Ciudadanos está realmente interesado en la cartera de Igualdad, para nosotros no es un problema», confirman fuentes de la negociación del PP que, no obstante, aseguran que el reparto no está cerrado.

El blindaje de las políticas de igualdad se produce después de que los dirigentes de Vox no cejen en el empeño de modificarlas. «La violencia no tiene género y hay que proteger a todas las víctimas», han insistido Javier Ortega Smith en el Parlamento andaluz tras firmar el acuerdo con el PP. En esa línea, ha asegurado que Vox no renuncia al objetivo de derogar la ley de violencia de género y cambiarla por «una ley contra la violencia intrafamiliar que respete los principios constitucionales de presunción de inocencia y de igualdad del hombre y la mujer ante la ley, una ley que amparase todos los supuestos de violencia». «Seguiremos luchando para que las leyes amparen a todas las víctimas, sean del sexo que sean o de la edad que sean», ha anunciado.

El pacto de gobierno que se terminar de perfilar estos días contempla la reducción de trece a once consejerías, seis en manos del PP y cinco para Ciudadanos, que controlaría el 45% del Presupuesto andaluz en el primer gobierno autonómico en el que entra a formar parte. Según el último borrador consensuado entre ambos partidos, el presidente de Cs en Andalucía, Juan Marín, ocupará una vicepresidencia de Economía, Regeneración Democrática y Turismo a la que pretende agregar la cartera de Justicia para completar las competencias necesarias en materia de lucha contra la corrupción y el despilfarro.

Con ese objetivo, PP y Cs tienen previsto reducir también las delegaciones provinciales de las Consejerías a seis, desde las trece actuales, a las que se sumaría la delegación del Gobierno en cada una de las ocho provincias, que estaría bajo control exclusivo del PP. También se compartirán secretarías generales y direcciones generales para varias áreas en vez de mantener una por departamento, como tenía el Gobierno de Susana Díaz.

Ciudadanos completaría su parte del Gobierno con las materias de Empleo, Conocimiento e Innovación, con la idea de gestionar toda la etapa educativa, desde preescolar hasta la Universidad, pasando por los cursos de formación para desempleados que imparte la Junta y que fueron paralizados por la investigación judicial sobre un fraude masivo en el que se vieron involucrados destacados dirigentes socialistas. El ex entrenador de baloncesto Javier Imbroda se perfila como responsable de este área.

Por su parte, el PP prevé gestionar el área de Presidencia, que incluiría Función Pública y que previsiblemente ocuparía Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga; Hacienda, Infancia y Familia, Sanidad y Agricultura y Pesca. Todavía se negocia la ubicación de Fomento y Cultura. Para evitar que las consejerías funcionen a modo de departamentos estancos o gobiernos paralelos, PP y Cs crearán una comisión paritaria que aumente la coordinación en la gestión de recursos transversales como los fondos europeos.