PolíticaDe los edificios de la Generalitat

Torra incurrirá en responsabilidades penales si no quita en 24 horas los lazos

La JEC envía un requerimiento al presidente catalán donde le comunica que puede incurrir en responsabilidad penal si no retira los lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat

logo
Torra incurrirá en responsabilidades penales si no quita en 24 horas los lazos
Quim Torra, con un lazo amarillo en la solapa.

Quim Torra, con un lazo amarillo en la solapa. EFE

Resumen:

La Junta Electoral Central (JEC), órgano encargado de velar por la neutralidad de los comicios, ha acordado este lunes dar un plazo de 24 horas más al presidente catalán Quim Torra para que retire los lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat, tal y como ha adelantado El Independiente.

La JEC –reunida en sesión este lunes- ha remitido un requerimiento a Torra donde se le  ha comunicado personalmente que tiene que quitar los lazos amarillos de los edificios públicos o por el contrario podrá incurrir en responsabilidad penal.  El jefe del Ejecutivo catalán se puede enfrentar a un delito de desobediencia si desoye las órdenes de dicho organismo.

En el mismo se sostiene lo siguiente: “reiterar al presidente de la Generalidad el requerimiento hecho en el Acuerdo de la Junta Electoral Central de 11 de marzo de 2019, para que en el plazo de 24 horas ordene la retirada de las banderas; y de los lazos amarillos que puedan encontrarse en cualquier edificio público dependiente de la Generalitat de Cataluña, apercibiéndole de las responsabilidades administrativas y, en su caso, penales, en que pudiera incurrir si persiste en la desobediencia a estos Acuerdos de la Junta Electoral Central”.

En el acuerdo, el máximo intérprete de la legislación electoral explica que la exhibición de lazos amarillos “pretende recordar que dirigentes o candidatos pertenecientes a formaciones políticas que se presentan a las próximas elecciones se encuentran en situación de prisión preventiva” y añade que “dicho símbolo puede utilizarse legítimamente por determinadas formaciones políticas pero no por las autoridades públicas que deben respetar la neutralidad política durante los procesos electorales”.

La semana pasada la JEC dio 48 horas al presidente catalán para proceder a retirar las ‘esteladas’ y los lazos amarillos de los edificios y espacios públicos tras recibir la solicitud de Ciudadanos, que denunció la exhibición de símbolos ideológicos o partidistas, algo prohibido por el artículo 50 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).

Por su parte, el presidente de la Generalitat, en un claro desafío al Estado, presentó entonces un escrito de alegaciones donde pidió a la Junta Electoral Central que tuviera en cuenta la “situación especial” que se está produciendo “en el presente periodo electoral” por la celebración del juicio del ‘procés’ en el Tribunal Supremo. Asimismo, Quim Torra recordaba que el tribunal que preside el magistrado Manuel Marchena ha permitido dentro de la sala de vistas “la presencia” de los polémicos lazos amarillos.

Para Torra este juicio “altera claramente los marcos de la neutralidad electoral”, teniendo en cuenta además que Vox, “partido que concurre a las elecciones del 28 de abril”, actúa como acusación particular, mientras que entre los encausados que están siendo juzgados hay candidatos de JxCat y ERC. A su juicio, los lazos amarillos son “concordantes con la neutralidad prevista” en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General.