Intensa semana demoscópica. Con los candidatos ya de gira y metidos de pleno en la precampaña, las encuestas electorales siguen apuntando tendencias y confirmando la previsible victoria del PSOE en las generales del próximo 28 de abril. Pero por primera vez parece que Pedro Sánchez alcanza su techo y se estanca respecto al anterior período. Lo mismo le sucede a Vox, que frena su crecimiento e incluso se repliega según todas las encuestadoras, merced del pulso que parecen recuperar Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Según el promedio general de todas las encuestas publicadas desde las elecciones de Andalucía, el PSOE conseguiría 110 escaños, el PP 86, Ciudadanos 60, Podemos 42, Vox 27, ERC 12, Junts per Catalunya 5, PNV 6 y Bildu 2. Sondeos aislados también pronostican representación para Coalición Canaria, el PACMA, BNG o el Front Republicà, aunque ninguno representa una tendencia consolidada.

[infogram id=»0bb8d162-1d4d-4ee3-90c5-8a12d7689690″ prefix=»BoI» format=»interactive» title=»Promedio encuestas electorales 5 a»]

Sin embargo, los datos más recientes pintan un panorama diferente. Según los últimos siete sondeos, el PSOE escalaría hasta 122, el PP mantendría 85, Ciudadanos conseguiría 55, Podemos 36 y Vox 24. Pero estas cifras son especialmente interesantes en comparación con los de las encuestas inmediatamente anteriores: el PSOE pierde un escaño, el PP gana uno, Ciudadanos gana uno, Podemos gana dos y Vox pierde dos.

Por primera vez, por tanto, se registra un frenazo en el impulso de Pedro Sánchez y Santiago Abascal, hasta ahora las dos figuras más fulgurantes de la campaña electoral. Los dos encuentran un techo, uno en el entorno de los 125 diputados y otro en el de los 25. Las encuestadoras siguen sin confiar en el desempeño de Vox en provincias rurales y por tanto le niegan una bolsa de hasta 20 escaños que podría impulsar su resultado.

[infogram id=»c427ef5b-3997-4138-a0b4-b7fc2b685448″ prefix=»gdk» format=»interactive» title=»Tendencias votaciones 5 a»]

El efecto más destacable de la última semana es el pulso que el regreso de Pablo Iglesias parece haber impregnado en Podemos. Su vuelta parece disipar la amenaza de que el partido caiga por debajo de los 30 diputados y sus expectativas vuelven a estar cerca de los 40, aunque todavía muy lejos de su resultado de 2016 y muy lejos de Ciudadanos, que previsiblemente le arrebatará la tercera posición.

El PP de Pablo Casado navega estable alrededor de los 85 escaños, con las mismas excepciones que durante toda la precampaña. Los sondeos de NC Report y GAD3 lo elevan hasta cerca de 100 escaños, pero otros como los de Sociométrica bajan al PP hasta casi 70. Un resultado tan bajo continúa lastrando la posible suma del bloque andaluz, que conforman PP, Ciudadanos y Vox.

Este tripartito sigue actualmente muy lejos de sumar la mayoría absoluta suficiente para formar gobierno y se quedaría en unos 164 diputados. La suma más probable es la de la moción de censura, que promediaría actualmente unos 184 diputados. Pedro Sánchez, sin embargo, tendría que sortear los obstáculos de unos partidos independentistas con sus listas llenas de presos y con exigencias probablemente inaceptables para el actual presidente del Gobierno.

[infogram id=»17217635-0e65-4bad-b9b7-077600560136″ prefix=»pnm» format=»interactive» title=»Tendencias votaciones 5 a»]

En el horizonte, también, sigue apareciendo la posible suma entre PSOE y Ciudadanos que la ejecutiva de Albert Rivera vetó al inicio de la precampaña. Pese al frenazo del PSOE, la renovada pujanza de Ciudadanos añade un escaño más a esta posible alianza, que actualmente escalaría hasta los 177 diputados. De las últimas siete encuestas publicadas, seis confirman que este será un gobierno probable tras el 28-A.