Política

PP y Ciudadanos cerrarán pactos globales en Comunidades y ayuntamientos antes del 11 de junio

Ese día deberán estar constituidas las Asambleas de Madrid y de Murcia, lo que exige una negociación exprés

Albert Rivera y Pablo Casado en una imagen de achivo

El 11 de junio es una fecha marcada en rojo en el calendario de los pactos postelectorales. Ese día, a las doce horas, deberán estar constituidas las Asambleas de Madrid y de Murcia y, con ellas, cerrado un pacto entre populares y «naranjas» según han explicado fuentes de ambos partidos. Se va así a una negociación exprés que se pretende, además, que sea global, esto es, que alcance a todas las Comunidades y ayuntamientos de capitales de provincia donde PP y Ciudadanos suman fuerzas, solos o con el concurso de Vox.

Por tanto, sobre la mesa estarán no sólo las comunidades de Madrid y Murcia, sino también Castilla y León y Aragón, donde además se necesita el concurso de los regionalistas del PAR. También incluye a ayuntamientos como Madrid, Zaragoza, Oviedo o Córdoba. Los populares ven posibilidades de gobernar en 22 capitales de provincia además de Ceuta, pero a falta de mayorías absolutas debe ir a pactos. Éstos pueden ser pactos de legislatura o de investidura, sin descartar gobiernos de coalición que parece ser la fórmula que ahora desea Ciudadanos.

En esa ecuación no entra que Vox «toque poder». No lo quiere Albert Rivera, pero para el PP también es un problema que los de Santiago Abascal quieran formar parte de los ejecutivos autonómicos, como ha pedido la candidata madrileña, Rocío Monasterio. La dirigente de Vox quiere «hacer valer» sus votos, indispensables para que el centro-derecha siga en la Puerta del Sol. Eso pasa, para empezar, por sentarse a la mesa de negociación, exigencia a la que el PP está dispuesto frente a un Ciudadanos que los quiere lo más lejos posible. Y si no hay tripartito, condicionarán su voto a que se les acepte parte de su propuesta electoral, basada en buena parte en la rebaja de impuestos y la eliminación de duplicidades y «chiringuitos» pero, también, en lo que dan a llamar «ideología de género» en la escuela, lo que puede complicar mucho las cosas.

Contactos «no formales»

El modelo de PP y Ciudadanos es Andalucía. Y eso pasa, por ejemplo, por ceder la presidencia de la Asamblea de Madrid a Ciudadanos tal y como se hizo en el Hospital de las Cinco Llagas, sede del Parlamento andaluz. De momento, ambas comisiones negociadoras han mantenido «contactos no formales», pero insiste en que serán las direcciones nacionales las que marquen el camino a las organizaciones territoriales.

En el caso de los populares no es problema, pues el PP no se plantea como socio prioritario más que a Ciudadanos y, una vez alcance un acuerdo con ellos, incorporar a Vox. Pero para Ciudadanos va a ser un poco más complejo, puesto que no faltan los dirigentes territoriales que tienen ideas propias respecto a las política de pactos y los socios futuros.

Y es que el candidato de Ciudadanos en Castilla y León, Francisco Igea, se considera legitimado para intentar un pacto de Gobierno con el socialista Luis Tudanca con el que cambiar el signo político de una Comunidad que lleva 32 años gobernada por el PP. Aunque este martes el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, endureció las condiciones de cualquier acercamiento a los socialistas, entre ellas, que nieguen tres veces a Pedro Sánchez y su política territorial y aboguen por la aplicación del 155 en Cataluña, el castellanoleonés se aferra al debate de la dirección naranja del lunes, de la que «vino muy contento porque tenía abierto el camino para pactar con el PSOE», señalan fuentes «naranjas».

Lejos de levantar un cordón sanitario contra los socialistas, Igea no ha cerrado en ningún momento la puerta a un acercamiento a Tudanca, que a diferencia de otros barones territoriales como el aragonés Javier Lambán, es un entusiasta «sanchista». «Todo lo que sea huir del pacto con Vox es la clave», aduce un crítico nada partidario del monocultivo de pactar sólo con el PP, entre otras cosas porque interpretan que los liberales europeos están muy pendientes de cualquier devaneo con la ultraderecha española.

Igea cuenta con el apoyo del cabeza de lista europeo de Ciudadanos, Luis Garicano, que se alineó con él en las primarias en Castilla y León, que derivaron es escándalo «pucherazo» incluido. Y decir Garicano, «es decir Alde», esto es, Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, el grupo Parlamentario al que pertenece Ciudadanos en la Eurocámara. Incluso el aspirante a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls ha advertido que romperá con los «naranjas» si llega a cualquier acuerdo con Vox.

Un pacto con Tudanca para el gobierno de Castilla y León, con la presidencia del Parlamento autonómico para los «naranjas», incluiría Valladolid, de modo que su actual alcalde en funciones y ganador el 26-M, Óscar Puente, «no dependa de Podemos».

El PP admite que Cs pacte con el PSOE en aquellos territorios donde la otra opción de Podemos

Precisamente, los populares no ponen objeciones a que Ciudadanos pacte con los socialistas «en aquellos territorios e instituciones donde la otra opción del PSOE sea un acuerdo con Podemos», como es el caso de Valladolid o del gobierno de la Nación. El propio Pablo Casado ha venido animando a Albert Rivera a que alcance un acuerdo con Pedro Sánchez que deje fuera de plano a Pablo Iglesias. Pero esa comprensión no se extiende a las comunidades y capitales de provincia donde el centro-derecha sume para gobernar.

Y es que al margen de los «versos sueltos» que como Igea puedan existir, un destacado dirigente de Ciudadanos asegura que la última palabra sobre la política de alianzas postelectorales «la tendrán Rivera y Villegas». En el PP, será también Casado y sus números dos y tres, esto es, Teodoro García Egea y Javier Maroto, respectivamente, los que rubriquen el acuerdo final y, posiblemente, «como en Andalucía será en el último momento», esto es, el día 10 de junio, en vísperas de la constitución de las Asambleas de Madrid y Murcia. En el resto de las Comunidades va variando la fecha de constitución de sus parlamentos. Por ejemplo, en Castilla y León es el 16 de junio, en Castilla-La Mancha el 19 y en Aragón y en La Rioja el 20.

Comentar ()