Política

El PP abre mesas sectoriales con Vox y pone la pelota en el tejado de Cs

García Egea pide a Rivera que "deje de un lado los egos y los condicionamientos personales"

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, en el Congreso de los Diputados.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, en el Congreso de los Diputados. EFE

Primera reunión formal con Vox, que informales ya las ha habido, para avanzar en los pactos postelectorales de la consulta del 26-M. Una delegación formada por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y la presidenta del Comité Autonómico genovés, Ana Beltrán, se han reunido por espacio de algo más de dos horas con otra delegación capitaneada por el portavoz parlamentario Iván Espinosa de los Monteros.

Éste ha hablado de «buen entendimiento y ambiente de colaboración» mientras que García Egea lo ha calificado de «punto de partida interesante y fructífero». En definitiva, se han emplazado a crear nuevas mesas sectoriales que debatan sobre cuestiones programáticas, sin despejar, en todo caso, la gran duda que planea sobre estas conversaciones: ¿se avendrá Ciudadanos a negociar con Vox más allá de «informarle» de los acuerdos?·»

García Egea pide a Rivera que «deje de un lado los egos»

Los de Vox mantienen su exigencia de una negociación a tres «porque nuestras puertas están abiertas», mientras que García Egea ha hecho un llamamiento a «dejar de un lado los egos y los condicionantes personales». Tanto uno como otro insisten en que en ningún caso se ha hablado de reparto de cargos hasta que no haya un consenso sobre los contenidos.

Se negocia en dos planos diferentes. Con Vox en Madrid ante la ausencia de delegaciones territoriales. Con Ciudadanos en cada una de las regiones. Una doble vía que en algún momento deberá coincidir en aquellos sitios donde se necesita el concurso de los tres partidos del centro-derecha para sumar.

Hoy, Castilla y León

Las conversaciones del PP con Ciudadanos tendrán su continuidad estos días. A la de Aragón, le seguirán este miércoles Castilla y León, a la que acude García Egea, y más tarde, Madrid y Murcia. Cabe recordar que las asambleas autonómicas madrileña y murciana se constituyen el martes de la semana que viene, y ya darán las primeras pistas sobre por dónde irán los pactos. La intención de los populares es tener cerrado para el día 11 los pactos y con carácter global.

Que Ciudadanos les haya elevado a la categoría de socio preferente, de modo que sólo habrá acercamiento al PSOE en aquellos territorios donde falle el diálogo con el PP les tranquiliza, pero sólo relativamente. De fondo late una sensación de desconfianza hacia la formación de Albert Rivera que se incrementa en las direcciones territoriales, sobre todo en aquellas como Castilla y León donde la preferencias del candidato naranja, en este caso Francisco Igea, prefieren un acercamiento al PSOE.

PP y Cs proponen al PAR que entre en un tripartito

Además, en Aragón las dificultades vienen del PAR, antiguo socio y aliado del PP que ahora pone objeciones a sumarse al frente del centro-derecha. El secretario general popular ha hablado estos días «con todos» aquellos actores políticos que algo tienen que decir, y decidir, en el bloque del centro-derecha. Puede ser otro territorio donde haya dificultades para un acuerdo que ayude a desalojar al socialista Javier Lambán de la presidencia autonómica y, finalmente Ciudadanos sume mayoría absoluta con el PSOE, pacto que muchos dan por hecho.

La estrategia pasa por un «tripartito» PP-Cs-Par como un modo de atraer a los regionalistas a sus filas. Vox no entraría en ese ejecutivo «aunque de algún modo participará en el acuerdo programático», señalan fuentes el PP a El Independiente.

Así, en la reunión de este martes en Zaragoza, encabezada por el popular Javier Maroto y el «naranja» Daniel Pérez, se ha avanzado bastante. Pérez ha asegurado estar «muy satisfecho» de cómo evolucionan la cosas en estas primeras conversaciones. La primera toma de contacto se ha convertido «en algo más» en la medida en que se ha avanzado «a un ritmo muy razonable» hasta el punto de que este miércoles se reunirá la primera mesa para discutir sobe contenidos programáticos en base al decálogo de Cs.

El veto a Vox

«Estamos encantados de abrir una mano a un proyecto español, aragonés, europeísta, para los próximos cuatro años» con retos como el de la despoblación. Se trata, ha agregado, de un «paso importantísimo» con una clara voluntad de avanzar para iniciar una nueva legislatura con un gobierno de coalición al que están invitados a participar formaciones políticas de centro y «claramente moderadas», quizá obviando a Vox cuyos diputados son imprescindibles para que prospere el pacto.

Ha admitido que Ciudadanos no cuenta con Vox para los pactos de gobierno «por incompatibilidad genética con sus planteamientos políticos», llegó a decir ayer. Un veto que, sin duda, dificultará un proceso que Génova quería tener clarificado en apenas una semana.

«Gobiernos para la libertad»

Mientras tanto García Egea ha apelado a sustituir los «ayuntamientos del cambio» gobernados por Podemos con el apoyo del PSOE por «los gobiernos para la libertad» y, para ello, dice, «es necesario que los tres partidos encuentren puntos comunes», en alusión a PP, Cs y Vox. Por su parte, Espinosa de los Monteros dice mantener la esperanza de que se llegue a un acuerdo entre los tres, pero para eso todavía queda convencer al partido de Albert Rivera a que se siente a negociar con la derecha populista.

Te puede interesar

Comentar ()