Política

Villegas acusa a Sánchez de hacer "teatro del malo" al pedir la abstención de Ciudadanos

El secretario general del partido, José Manuel Villegas, ha atacado al presidente del Gobierno en funciones al considerar el tanteo a Ciudadanos como una manera de "blanquear el acuerdo con nacionalistas y populistas"

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. EFE

El «no es no» de Rivera es cada vez más nítido. Para reafirmar esa posición de unión del partido en cuanto a sus postulados -que estos días se ha visto resquebrajada por las disidencias internas y la ola de dimisiones por la gestión del líder naranja-, este lunes el otro hombre fuerte del partido, José Manuel Villegas, se ha reafirmado en rueda de prensa en el ‘no’ a Sánchez, en ocupar los escaños de la oposición, y en el «teatro del malo» que está haciendo el líder del PSOE al tantear a Ciudadanos para que se abstenga y facilite la investidura.

«Estamos seguros. Ciudadanos va a estar en la oposición y pedimos a Sánchez que acelere, que cierren ese Gobierno de cooperación» y que dejen «ese teatro del malo» apelando a la responsabilidad y el «sentido de Estado» de Cs para que faciliten la legislatura. «Son cortinas de humo para blanquear un acuerdo con Podemos y nacionalistas que ya está tomado», ha reiterado, porque es algo que Sánchez «lleva en su ADN», aunque «acabará diciendo que nosotros le hemos obligado».

Asimismo, el secretario general del partido ha denunciado tras la reunión del Comité Permanente de Ciudadanos «la parálisis de las instituciones» desde las elecciones, ya ha instado al Gobierno a que «acelere» y a constituir «ya» la Diputación Permanente y las comisiones para que sirva de control del Ejecutivo en funciones»

En este sentido, ha recordado la existencia de una norma del Tribunal Constitucional «que fue dictada en un recurso en conjunto de PSOE y Cs» y a la que se opuso el PP de Mariano Rajoy por la que es obligatorio que el Ejecutivo en funciones esté sometido «a un control».

«Al parecer, los viejos partidos no son tan diferentes y se mimetizan cuando están en el poder», ha declarado al criticar la negativa de Sánchez de dar explicaciones al Congreso. «No sabemos a qué se estará dedicando Batet estos días» pero «le exigimos que cumpla su trabajo». Las declaraciones de Villegas se producían justo en el momento en que trascendía que Sánchez, aún en Bruselas por el aplazamiento del Consejo Europeo, llamará mañana a Meritxell Batet para fijar una fecha de investidura.

Villegas ha querido dar por «zanjadas» las convulsiones que han sacudido al partido en las últimas semanas cuyo escenario de inestabilidad comenzó con la destitución de Manuel Valls por las injerencias en Barcelona, aunque se ha alineado con el discurso de Albert Rivera de invitar a los críticos a marcharse de la formación. «Los que perdieron pueden no asumir la posición mayoritaria, como hicieron algunos, o dar un paso al lado y dejar el órgano», ha insistido.

Madrid, escenario abierto

Otro de los puntos polémicos del día en el Comité Permanente continúa siendo el estancamiento de los pactos de investidura en Madrid y el estado «avanzado» de las negociaciones en Castilla y León y Murcia.

En este sentido, el secretario general del partido ha asegurado que, aunque continúan trabajando «en mesas de negociación constantes» con el PP para desencallar la legislatura, lo cierto es que «aún no se ha puesto un acuerdo encima de la mesa», por lo que el escenario continúa completamente abierto. Solo hay dos líneas rojas encima de la mesa: la negativa a abrirse a la izquierda y negociar con Gabilondo y la oposición rotunda a suscribir «ningún tipo de acuerdo» con Vox.

El escenario de repetición electoral cobra, por tanto, mucha más fuerza en la Comunidad de Madrid por el bloqueo institucional de las tres derechas, todo fiado a que Díaz Ayuso consiga ser ese nexo de unión entre Vox y Cs, de momento sin éxito.

Comentar ()