Política

Aznar abronca a Rivera por incumplir las "expectativas" y apela al voto útil a Casado

La nueva política "ha envejecido con una asombrosa rapidez y para alardear de capacidad política frente al bipartidismo, su acervo es exiguo", dice FAES en un editorial

Pasaron los tiempos en que una nota editorial de la fundación que preside José María Aznar era un torpedo en la línea de flotación de Génova. Pablo Casado inició el camino de la reconciliación entre ambas organizaciones y FAES se ha convertido en una especie de correa de transmisión de la estrategia popular a pesar de su independencia jurídica con respecto al PP. Y ahora hace una apelación al voto útil en torno a Casado mientras abronca a Ciudadanos fundamentalmente, pero también a Vox, por «no actuar en consecuencia» ni «asumir la evidencia» de que la división de voto de centro-derecha es lesivo, a su juicio, para los intereses de España.

A pesar de ser en sus tiempos un gran defensor de Albert Rivera -al que llegó a calificar de «alternativa centrista» y el mejor defensor de la unidad de España-, ahora Aznar se muestra desencantado al criticar cómo «la ‘nueva política’ y sus mediáticos protagonistas no han cumplido mínimamente las expectativas. Para ser ‘nueva’ ha envejecido con una asombrosa rapidez y para alardear de capacidad política frente al bipartidismo, su acervo es exiguo».

Llamamiento a los votantes

Defiende FAES que los votantes de centro-derecha «tienen elementos de juicio más que sobrados para reflexionar sobre su voto» tras los resultados del 28-A. En este sentido, «la suma es la clave para la viabilidad de una alternativa a la izquierda; una alternativa moderada, integradora y competente que ha de basarse en una apelación a los españoles constructiva y de inequívoco sentido cívico».

El PP, prosigue la fundación de Aznar, «tiene el deber y la disposición a promover esta apelación a la suma» y emplaza a que sean los votantes los que actúen «si quienes deberían mostrar similar disposición no asumen esta evidencia y actúan en consecuencia», esto es, Ciudadanos y Vox, a los que se guarda de citar explícitamente. Sólo así, es posible que España salga de este bucle que Sánchez tal vez crea que le garantiza su continuidad indefinidamente “en funciones”, pero que condena a nuestro país y a sus instituciones a un desgaste estéril y corrosivo», dice la nota editorial.

Todavía está por aclarar la participación de Aznar en esta campaña

Aún a falta de saber cuál será la implicación de Aznar en esta campaña, -después de que su presencia se consideró lesiva para los intereses electorales del PP el 28-A y desapareció para el 26-M- arremete contra Sánchez por entender que ha forzado una nueva convocatoria electoral, que considera «el desenlace activamente deseado y buscado por el presidente del Gobierno en funciones que, por razones de estricta conveniencia partidista, ha convertido esta previsión excepcional del texto constitucional en una segunda vuelta encubierta».

«Sánchez -prosigue el texto- ha actuado con una arrogancia sin precedentes, exigiendo a sus adversarios hacer posible su investidura sin compromiso alguno por su parte y llevando a cabo un vodevilesco simulacro de negociación con su supuesto “socio preferente» ante un país que «sigue a la espera de un gobierno responsable, activo y estable que pueda hacer frente a los problemas que amenazan con convertirse en debilidades sistémicas».

Comentar ()