Galicia | Política UN CAFÉ CON EUPREPIO | BEATRIZ PINO, CANDIDATA A LAS PRIMARIAS DE CIUDADANOS A LA XUNTA DE GALICIA

"Hay que aglutinar el voto constitucionalista y que todos los gallegos vayan a votar"

La candidata a las primarias de Ciudadanos para la presidencia de la Xunta de Galicia asegura que su partido es "más necesario que nunca" para que en España no pierda la "perspectiva de centro liberal"

logo
"Hay que aglutinar el voto constitucionalista y que todos los gallegos vayan a votar"

Beatriz Pino, candidata a las primarias de Ciudadanos para la presidencia de la Xunta de Galicia. EP

Resumen:

Cada vez me complace más encontrar ejemplos brillantes de hombres y mujeres jóvenes, preparados y concienciados, que den de una vez un giro de 180 grados a la política española y sean capaces de superar un sistema que, más de 40 años después, ha quedado obsoleto, y seriamente deteriorado por una ‘profesionalización’, en el peor sentido de la palabra, que solo había generado cada vez más distancia con los ciudadanos y grandes dosis de corrupción por doquier.

Mi último hallazgo ha sido el de Beatriz Pino; con la edad justa, 44 años, une a su doble condición de periodista y filóloga la de política. Diputada de Ciudadanos por Pontevedra en la XIII legislatura, su último reto es el de presentarse a las primarias de su partido para ser elegida como candidata ‘naranja’ a la presidencia de la Xunta de Galicia. Aunque ha hecho todos los esfuerzos -sin éxito- por lograr una convergencia con el PP de Galicia para amalgamar esa coalición electoral, ‘Suma’, que si será posible en el País Vasco, Pino llama a una participación masiva. Su objetivo es el de que ningún gallego se quede en casa el 5 de abril para frenar al populismo de izquierdas y a los independentistas que han envenenado otras comunidades españolas.

Pregunta.– Por comenzar por lo último, valore el ‘no’ de Feijóo a concurrir de la mano de ustedes a las próximas elecciones gallegas del 5 de abril.

Respuesta.– Hemos prestado, evidentemente, mucha atención durante estos últimos días a los argumentos del PP y de Alberto Núñez Feijóo. Yo, especialmente, porque es mi Comunidad Autónoma, porque es lo que me ocupa y porque no quiero que mi tierra acabe en manos de un Ejecutivo que no sea constitucionalista y que tengamos que lamentar que la noche del próximo 5 de abril sea finalmente una noche triste porque el Gobierno se haya ido a las manos del BNG. Desde luego que, por mi parte y por la de mi partido, no hemos dejado de luchar por ello con todas nuestras fuerzas hasta el último segundo. 

No quiero que Galicia acabe en manos de un Ejecutivo que no sea constitucionalista y que el 5 de abril sea finalmente una noche triste»

P.– ¿Hay peligro real de que el Gobierno de la Xunta pueda ir a parar, como usted sugiere, a manos del BNG?

R.- Los gallegos ya vivimos una situación en la que, por un puñado de votos, apenas 11.000, Fraga perdió un escaño por Pontevedra, mi provincia, y sufrimos un Gobierno ‘bipartito’, solo por ese escaño. Fue un Ejecutivo de populistas que no representaban los intereses de los gallegos. Por eso, ahora, con una situación tan excepcional, no solo en Galicia sino en Cataluña o el País Vasco, el único muro de contención por esa fórmula transversal y ganadora que hemos ofrecido. Una posibilidad sobre todo ilusionante para conseguir al final el objetivo que tenemos encima de la mesa y que no es otro que lograr que todo aquel que se considere constitucionalista no se quede en casa. Hay que aglutinar ese voto constitucionalista y que todos los gallegos vayan a votar. Somos conscientes de que estamos hablando de sensibilidades políticas diferentes, pero por encima de las diferencias que pueda haber, queremos exactamente eso: animar a que nadie se quede en casa y salgan el 5 de abril a votar.

P.- ¿Cómo interpreta, visto el mapa que acaba usted de trazar de los peligros que se ciernen sobre los gallegos, esta negativa tan inflexible de Alberto Núñez Feijóo? ¿Cree que puede tener una doble lectura, tanto gallega como nacional?

R.- Esta pregunta sería más lógico trasladársela al propio candidato del PP. ¿Por qué en cada cita con las urnas las siglas de su partido aparecen más y más diminutas? Esto no es nuevo porque ese cartel que acabamos de conocer no es más que la continuación de una insistente campaña de márketing que él va repitiendo, pero parece preocupante el hecho de que uno parezca no sentirse orgulloso de sus siglas. Él sabrá si en el fondo está de acuerdo o no con el parámetro nacional de su partido. 

En España y en Galicia, Ciudadanos es más necesario que nunca»

P.- Usted en cambio sí que está muy orgullosa de las siglas ‘naranjas’. Usted, que es sobrina de Ávaro Pino y apasionada del ciclismo, y que ha visto esa ascensión de Ciudadanos hasta casi alcanzar aquella cima del ‘sorpasso’ que finalmente no fue posible en el bloque de centro derecha hasta llegar a estas primarias gallegas, en las que se presentaron seis candidatos…

R.- Así es. Tras una mínima campaña de pocos días, el fin de semana tienen lugar las votaciones y el lunes 24 por la mañana se comunicará el nombre de la persona elegida para representar a los afiliados gallegos. Para mí sería un honor representar a los militantes de Ciudadanos, si soy la persona elegida por la afiliación.

R.- Mantengo el orgullo porque creo que en España, y concretamente en Galicia, que es lo que me afecta, somos más necesarios que nunca. No podemos estar en un país en el que perdamos la perspectiva de centro liberal. Por tanto, sea en el Gobierno o en la oposición, no podemos perder la perspectiva de esos valores de centro liberal para que sigamos siendo ese partido capaz de pactar a un lado o a otro, porque de lo que se trata es de mantener el interés de todos los españoles y de todos los gallegos, en este caso. Eso es lo que importa y por eso es capital llegar a acuerdos para ver qué es lo que interesa para llegar a acuerdos que puedan mejorar la vida de los ciudadanos.

P.- ¿Se ha hecho un ‘mea culpa’ de lo que ha pasado?

R.- El ‘mea culpa’ más importante fue la dimisión de Albert Rivera. Mayor ejercicio de autocrítica de la debacle electoral, que nunca hemos negado que fuera así como todo el mundo ha podido ver, no hay. A partir de eso, solo queda crecer. Claro que hemos hecho cosas que no han estado del todo bien y habrá que ir haciendo ajustes… al final la política la hacemos las personas y las personas nos podemos equivocar, pero lo importante de esto es levantar el vuelo y eso sin duda nos va a sacar mucho más reforzados.

P.- He escuchado a Inés Arrimadas en los últimos días incidir mucho, y nos trasladamos ya del todo a la candente actualidad nacional de estos días, en la necesaria despolitización de la Justicia. ¿Cómo ve las cosas en este terreno?

El mayor ejercicio de autocrítica de la debacle electoral fue la dimisión de Albert Rivera»

R.- Ciudadanos es el partido que más insiste en esto. Tenemos un ejemplo claro en nuestras filas, como es el caso de Edmundo Bal. Todo el mundo lo conoce y sabe de su andadura profesional excelente, seria y trabajadora y que tuvo que sufrir en sus carnes aquello de: «O firmas esto o te quedas fuera de la función que desarrollas [él era el ponente por parte de la Abogacía del Estado en el juicio del ‘procés’]. Asumió no ser desleal ni a España ni a sus ciudadanos, y por eso se vino a un partido en el que sabía que precisamente tenemos por santo y seña luchar contra ese tipo de actitudes que no se pueden permitir, ni a un partido político ni a un Gobierno que está cayendo en eso. Lo vimos también con aquel ‘dedazo’ que situó a la que entonces era ministra de Justicia al frente de la Fiscalía General del Estado. Todos estos ejemplos no hacen más que ahondar en este problema que, ahora mismo, es uno de los principales que tenemos planteados en este país.

P.- Ustedes acaban de presentar una iniciativa parlamentaria por la que se exige que sean los mismos jueces los encargados de elegir la composición de sus órganos de gobierno. ¿Tiene alguna posibilidad?

R.- Debería, porque tenemos que apostar por lograr la máxima calidad en las instituciones y conseguir esa despolitización por la que estamos abogando. Si no hacemos nada, todo seguirá igual. Por eso, desde Ciudadanos, debemos seguir dando esa ‘matraca’, seguir siendo constantes y firmes en esa petición, y creo que vamos a conseguirlo porque al final es un tema que trasciende a la sociedad y del que cada vez más gente es consciente. El papel de Ciudadanos es el de velar por los intereses de todos los ciudadanos y que no los haya de primera ni de segunda, ya sea hablando de la justicia, de oportunidades laborales… hablemos de lo que hablemos.

P.- ¿Qué opina del ‘Delcygate’?

El ‘Delcygate’ está deteriorando muchísimo la imagen de España en el extranjero»

R.- Que es una pena porque está deteriorando muchísimo la imagen de España en el extranjero. Asistir a cómo el Gobierno de nuestro país abre las puertas y pone la alfombra roja a la ‘número dos’ de una narcodictadura es lamentable. Esto ha afectado a la imagen de nuestro país fuera y eso afecta a la economía y al prestigio internacional. Así no vamos bien. Es solo uno de los ejemplos a los que estamos asistiendo de cómo está gestionando este Gobierno, por ejemplo, las relaciones internacionales. No se asocia con quien debe hacerlo, ni abre puertas o se reúne con quien debe hacerlo.

P.- Pero según Carmen Calvo, Venezuela no le interesa a nadie.

R.- Habría que preguntarle a este Gobierno por qué les interesa tanto mantener contactos con narcodictaduras y mantener contactos con gobernantes que agobian a sus propios ciudadanos en sus países. Ésa sería la pregunta que habría que hacerse. ¿Nos hemos interesado los españoles por nuestros amigos venezolanos que están sufriendo en primera persona a un dictador en su Gobierno? Los españoles hemos demostrado durante muchos años que somos generosos, que hemos acogido con los brazos abiertos a la gente que venga de Venezuela y no es justo lo que está pasando. Por nuestra parte, no quedará el seguir avergonzando las prácticas de este Gobierno que tenemos.

P.- Yendo al terreno económico, qué opina de la ‘Tasa Google’ o la ‘Tasa Tobin’ que se quieren implementar en España, aunque luego no llegase a ser así, porque los aranceles y las amenazas de Donald Trump parece que paran siempre todo.

R.- Nosotros tenemos un programa económico que aboga por lo que es nuestro principio y nuestro ADN: lograr un sistema económico en el que no haya privilegios para nadie y en el que todos paguemos los impuestos que correspondan, pero no subiéndolos a todo el mundo. No se puede ahogar fiscalmente a los españoles para que no haya unos ciudadanos de primera y otros segunda; en materia impositiva tampoco.

P.- ¿Hay una pelea cada vez más fuerte entre el sistema impositivo nacional y los de las comunidades, como la de Madrid, que sigue siendo una especie de ‘paraíso’ en un cierto sentido, una especia de ‘isla’ respecto a lo que pasa en otras partes de España?

R.- Abogamos porque no tengamos privilegios de ningún tipo. Al final tenemos que conseguir, vuelvo al ejemplo gallego, que nadie tenga privilegios sobre otro por el hecho de vivir en La Coruña o en una zona rural. Igual digo de alguien que viva en Andalucía o en Madrid. Al final todos deben hacer el mismo tipo de aportación se encuentren donde se encuentren.

P.- Usted es una periodista de éxito, pero ha decidido pasar a la política. ¿Merece la pena? La política tiene, como sabe, grandes altos y bajos y está también llena de arenas movedizas.

Es un escándalo que la Agencia Efe, el CIS o Correos tengan que estar manejadas por el Gobierno»

R.- Si no pensase que merece la pena no estaría aquí. Es una oportunidad y un camino que uno va buscando. Lo que uno hace en la vida no es más que el reflejo del carácter de una persona. Claro que he dedicado toda mi vida al periodismo, tanto a la televisión como a la radio y algo al periodismo escrito. Y uno va viendo en la vida ciertas inquietudes que se van planteando. Yo me acerqué a la política de forma curiosa, porque era la responsable de prensa del partido en mi comunidad y esa ligazón como técnico fue la que me hizo darme cuenta de que, al margen de ser periodista en ese partido, quería algo más. No me conformaba con redactar una nota de prensa en la que veía que lo que se pedía era tan justo. Así, fui comprometiéndome de forma cada vez más seria y estoy encantada. Uno no decide algo y se hace ya, automáticamente; uno tiene que ganarse profesionalmente el puesto y después dar los pasos y llegar a conseguir el objetivo. Trabajamos por el bien de los ciudadanos y más orgullo que ese no hay.

P.- Como periodista, ¿cómo interpreta la destitución de Fernando Garea, exdirector de la Agencia Efe, en una cafetería ‘Rodilla’?

R.- Las formas han sido cuestionables y han demostrado que no es serio. Es cierto que tiene un trasfondo importante y es que nosotros hemos denunciado el ‘dedazo’ en instituciones públicas en este país que no es de recibo. Lo del señor Garea en Efe es el último ejemplo, pero podemos hablar del CIS o Correos. Por muy públicas que sean, es un escándalo que tengan que estar manejadas por el Gobierno. Desgraciadamente se ha convertido en un tópico y no puede ser.

P.- ¿Ciudadanos se ha sentido maltratado como partido por los medios?

R.- Por decirlo de forma suave, no hemos tenido el apoyo que sí han tenido otros partidos y hemos sufrido un cierto oscurantismo por parte de ciertos medios de comunicación. Al final, uno tiene que enfrentarse, hacer su campaña y hacer llegar a sus votantes su mensaje de otros modos. Cuando no tienes todo a favor, no queda más remedio. Pero el votante de Ciudadanos ha sentido y ha recibido el mensaje, y ha percibido cómo su partido, que es Ciudadanos, sigue luchando por una sociedad unida de libres e iguales, que es el mensaje básico en nuestro partido.

P.- Se acercan también, muy rápidamente ya, las primarias a nivel nacional de Ciudadanos. ¿Cómo van los preparativos?

R.- Serán el fin de semana del 14 y 15 de marzo, sí. Será una Asamblea General. Aún no tenemos conocimiento de otra candidatura que no sea la de Inés Arrimadas, no sé si habrá más. En cualquier caso,  y aquí sí que hablo en primera persona como afiliada y como militante de este partido, yo estoy convencida de que la mejor presidenta que podemos tener es a ella, por su compromiso, por su trabajo excepcional, porque es la mejor política que tenemos en este país. Ha obtenido muchos éxitos y a la vez ha recibido mucho castigo en Cataluña, donde a pesar de que no pudo formar Gobierno nadie debe olvidar que fue la ganadora de los últimos comicios en aquella comunidad, con una importante diferencia de votos. Al PP le sacamos un millón de votos. Inés sabe lo que es brearse frente a los separatistas independentistas y es la indicada para ponerse en cabeza de este pelotón. No tengo duda de que Ciudadanos va a salir de donde está y va a crecer. Sin duda.

La mejor presidenta de Ciudadanos que podemos tener es Inés Arrimadas, porque es la mejor política que tenemos en España»

P.- Si usted tuviera que dar una foto de lo que es hoy Ciudadanos, cuál sería; deme los tres valores que hoy representa su formación.

R.- Lo he dicho ya: abogar siempre allá donde estemos por unos ciudadanos libres e iguales.

P.- Para terminar, Beatriz, ¿dónde quiere llegar?

R.- Lo más lejos que se pueda, siempre en positivo con una meta firme y clara: trabajar sin descanso por mejorar la vida de los ciudadanos. Ojalá pueda conseguirlo y con mi trabajo, esté donde esté, mejorar la vida de los gallegos.

Comentar ()