Política

Sánchez e Iglesias alcanzan un "pacto de no agresión" en Galicia frente a Feijóo

Los equipos de campaña de ambos partidos "se mantendrán en contacto" para intentar maximizar el alcance de sus actos electorales y coordinar agendas

Pedro Sánchez y Gonzalo Caballero, en un acto en Santiago. EFE

Los máximos líderes de PSOE y Unidas Podemos, además de socios de coalición, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, han alcanzado un «pacto de no agresión» de cara a las elecciones autonómicas gallegas, que consideran estratégicas. Y ese acuerdo pasa, incluso, por coordinar sus agendas para intentar llegar a todos los rincones de una comunidad que lleva 11 años de gobiernos ininterrumpidos de Alberto Núñez Feijóo. A la intención de Sánchez y los suyos de volcarse en esta campaña se une el esfuerzo de Iglesias en unir todo lo que está a la izquierda del PSOE en un territorio donde también entra en competición con los nacionalistas del BNG, en claro ascenso electoral.

Superado el escollo de Anova, una de tantas escisiones de la izquierda allí, y conseguida por tanto, la unidad de En Común-Anova-Mareas en torno a la candidatura de Antón Gómez-Reino, Sánchez e Iglesias han tratado el horizonte electoral gallego, según ha podido saber El Independiente. El objetivo común es acabar con la mayoría absoluta de Feijóo y firmar una alianza postelectoral que expulse al PP del Gobierno de la Xunta gallega, uno de sus principales feudos electorales. Se basan para ello en unos sondeos «que nos dicen que puede perder el escaño 38«. En definitiva, hay partido.

Los equipos de campaña de ambas formaciones políticas «se mantendrán en contacto» para intentar maximizar el alcance de sus actos electorales, admiten fuentes gubernamentales, hasta el punto de coordinar mítines para no hacer coincidir a sus principales dirigentes en las mismas provincias o capitales de provincia el mismo día. Eso pasará, incluso, por pactar las discrepancias o, en versión socialista, darse «algún pellizco de monja». Incluso la línea argumental de ambos no diferirá mucho. «En la medida en que Feijóo intenta tapar las siglas del PP -cosa que no es nueva- porque la marca está mal, muy mal, nosotros subrayaremos precisamente que es uno de sus máximos exponentes», dicen en Unidas Podemos.

Los socialistas dicen muy gráficamente que habrá «algún pellizco de monja» contra Unidas Podemos y poco más

Precisamente, Sánchez lo hizo este domingo en el acto que celebró en Santiago de Compostela en apoyo de su candidato Gonzalo Caballero. Feijóo «esconde las siglas del PP, esconde unas siglas que significan retroceso social, corrupción y confrontación territorial», pero sus políticas, agregó «son las de la derecha de ahora, ésa que se alía con los que quieren llevarnos a una España en blanco y negro, sólo que las hace a escondidas». Aludía el jefe del Ejecutivo a la famosa foto de Colón, donde su partido fue de la mano de Ciudadanos y de Vox, además de otras fuerzas políticas, para exigir elecciones una vez que trascendió que los socialistas estaban dispuestos a aceptar la figura de un mediador, de un «relator», en sus conversaciones con los independentistas catalanes.

En un principio el presidente de la Xunta gallega se resistió a acudir a Madrid al igual que otros barones territoriales, como el andaluz Juan Manuel Moreno, pero una llamada al orden de Génova le obligó a cambiar de planes. Preguntado meses después por aquella famosa foto de Colón, el 11 de febrero de 2019 -en la que él se preocupó mucho por no salir- dudó que hubiera sido un acierto para el PP. En todo caso, es difícil encontrar a otro dirigente popular que sea tan crítico con Vox. Bueno, sí lo había, era Alfonso Alonso, hoy dimisionario presidente de los populares vascos tras echar un pulso a Génova que ha perdido.

El presidente del Gobierno y su vicepresidente segundo hablaron largo y tendido sobre la confrontación electoral tras el anuncio de Núñez Feijóo de hacer coincidir las gallegas con las vascas el próximo 5 de abril. Siendo la única mayoría absoluta del PP, a nadie se le escapa que arrumbar al gallego supone debilitar el liderazgo de Pablo Casado al frente del PP y, al tiempo, desactivar el que podría ser un futuro recambio.

La ascendente Yolanda Díaz

Este sábado es Iglesias el que se desplaza a Galicia, en concreto a La Coruña para participar en la conferencia política que celebrará la organización territorial de Podemos y en la que prevé celebrar distintas mesas de trabajo que abordarán los ejes fundamentales del programa de la formación para las elecciones autonómicas del 5 de abril, informa Europa Press. El acto, que se celebrará después de que el jueves se conozcan los resultados de las primarias de Podemos Galicia, servirá de proclamación de la candidatura a la Xunta de Gomez-Reino, el único aspirante en este proceso interno.

Otro de los puntos fuertes con los que cuenta Iglesias en Galicia es sin duda, la figura de la titular de Trabajo y Economía Social, la gallega Yolanda Díaz, en ascenso dentro del Consejo de Ministros y con más trascendencia pública que la responsable de Igualdad, Irene Montero, o que el Consumo, Alberto Garzón, y que otros compañeros socialistas de gabinete.

Comentar ()