Política

El PP exige que se recuperen los Plenos perdidos por el coronavirus en julio y agosto

La portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso de los Diputados EFE

Con la sesión de control al Gobierno prevista para este miércoles se reanuda la actividad política en el Congreso tras un mes y medio de vacío -el Ejecutivo se sometió por última vez al control de la oposición el pasado 26 de febrero-.

La recuperación al menos de parte de la normalidad parlamentaria -si bien el impacto del Covid-19 obliga aún a contemplar los pasillos de la Cámara Baja prácticamente vacíos- ha llevado al PP a cargar de nuevo la munición y presentar una batería de medidas ante Meritxell Batet para, entre otros puntos, exigir que los diputados recuperen las horas perdidas por el impacto del Covid-19 y se celebren Plenos en los meses de julio y agosto.

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, llevará esta medida a la reunión de la Junta de Portavoces de este martes, donde exigirá que se elabore un nuevo calendario de sesiones para preparar una agenda extraordinaria de los diputados de cara al verano, en una suerte de ‘reválida’ parlamentaria. El reglamento indica que la convocatoria de plenos en período inhábil debería contar con la propuesta del Gobierno o de la Diputación Permanente.

Como viene haciendo desde hace semanas, el PP reclamará además la comparecencia «urgente» de todos los «presuntos expertos que sirven de escudo a Pedro Sánchez», sobre los que el Ejecutivo se apoya para avalar medidas como la reapertura de la actividad económica decretada este lunes. Exige también la puesta en marcha «inmediata» de todas las comisiones, así como la asistencia de todos los ministros.

De cara a recuperar una relativa normalidad en la Cámara Baja, el PP pedirá la redacción de un protocolo sanitario que permita recuperar la actividad parlamentaria «en plenitud» sin poner en riesgo la salud, reiterando su intención de que cada vez vayan más diputados a las sesiones parlamentarias: la pasada semana, los populares amagaron con llevar hasta 45 de sus diputados al Congreso -dejando un escaño entre dirigente y dirigente-, si bien finalmente decidieron retractarse. Al igual que en las últimas ocasiones, la asistencia de los grupos se reduce al 10% sobre el total de escaños, una norma que se mantendrá en la sesión de control de mañana.

En su escrito, Álvarez de Toledo exige además una modificación en el sistema de voto telemático, habilitando el plazo de admisión de los votos después del debate de la Cámara, y no durante la celebración del mismo.

Comentar ()