Aparentemente la conciencia y el rechazo social parecen haber aumentado. A cada nuevo episodio, las muestras de condena se repiten cada vez con más intensidad. Sin embargo, la realidad revela que el drama apenas ha variado en nuestro país en los últimos años. En la actualidad algo más de 2.000 policías y guardias civiles se dedican en España a investigar posibles casos de violencia de género o a brindar protección a mujeres y niños que se encuentran en situación de alto riesgo.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate