El presidente de EEUU, Donald Trump, ha anunciado en la red social Twitter que el ejército prohibirá la entrada a transexuales. «Después de consultar con mis generales y expertos militares, por favor sabed que el Gobierno de EEUU no aceptará ni permitirá la entrada a transexuales para servir en el ejército. Nuestros militares deben estar enfocados en las victorias decisivas y no pueden cargar con los tremendos costes médicos y la perturbación que los transexuales implican. Gracias», ha dicho el presidente en un hilo de tres tuits.

El pasado mes de febrero Obama ya revocó la norma del Departamento de Educación estadounidense por la que se reconocía el derecho de los alumnos transexuales a poder ir a los servicios y vestuarios del sexo con a género con el los niños se identifican. Una medida integradora que, en principio, no suponía ningún coste para el estado.

En contraste con esta decisión está otro mensaje que el ahora presidente lanzó en campaña, hace poco más de un año, en el que apoyaba a la comunidad LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales). El que ahora cercena un derecho de los transexuales, tuiteaba: «¡Gracias a la comunidad LGTB! Lucharé por vosotros mientras que Hillary [Clinton] trae gente que amenazará vuestras libertades y creencias».