«Se va Messi, pero ha vuelto Pedro Sánchez», recuerda Carlos Alsina en su primer monólogo de esta temporada radiofónica. Regresa el presidente del Gobierno, pero también el líder de Más de uno de Onda Cero, que no ha dudado en castigar con su discurso de las ocho de la mañana al mandatario socialista: «Volvió Sánchez con mejor color que el que tenía cuando se fue y con peor discurso». 

«Se reunió un rato el Gobierno en la Moncloa. Se dieron un par de navajazos el señor Iglesias, la señora Celaá, la ministra Robles… en fin, lo que viene siendo el día a día del Gabinete. Y, en vista de que el coronavirus nunca se fue, que la tendencia de agosto es lamentable, que la situación es grave y preocupante -en palabras del gurú Simón que hace suyas el presidente-, en vista de que tenemos más contagios que los demás países, más paro y más incertidumbre que nadie, decidió ayer el Gobierno nada en absoluto», ha sostenido el presentador.

Sobre la intervención de ayer del presidente del Gobierno, en la que ofreció la posibilidad a los presidentes autonómicos de que sean ellos quienes puedan declarar el estado de alarma dentro de su territorio si así lo estiman oportuno, Alsina ha afirmado que «alguien ha debido de tomar demasiado el sol en Presidencia y se ha hecho un lío con los procedimientos». «Se nos vende como novedad que un presidente autonómico pueda solicitar al gobierno el estado de alarma en su región. No lo es», ha concluido.

«La cogobernanza consiste en que ahora todo lo gobiernen los presidentes autonómicos», ha dicho al respecto, para después añadir que «cogobernanza esta vez consiste en que sean los presidentes autonómicos los que se coman el marrón de confinar a la gente en su casa». «No es cogobernanza. Es el desquite. Ya que tanto se quejaron los virreyes territoriales por el mando único y las manos atadas, ahora que traguen con lo que hay. Y con lo que viene. ¿Querían autogobierno? Pues ahí lo tienen. El que quiera confinar, que se retrate», ha declarado.

Pero no ha sido el presidente del Gobierno la única víctima del discurso de Carlos Alsina, que ha cargado también contra el líder de la oposición. «Cuando acabó la homilía de Sánchez salió Pablo Casado a pregonar que él tiene un plan B para todo. Un catálogo completo de soluciones. Estupendo. Que lo apliquen los gobiernos autonómicos que del PP dependen y vamos viendo así los resultados. En Madrid, por ejemplo, que es donde peor se han puesto las cosas», ha dicho.

«Casado le reprochó ayer a Sánchez que se atreviera a garantizar que ningún niño y ningún profesor se contagiará en un centro escolar. Pues le puede trasladar la pregunta el señor Casado a su compañera de partido Isabel Díaz Ayuso. Porque ella también garantizó ayer lo mismo que el presidente, están empatados», ha declarado.