Salud | Vida Sana La carrera por la inmunización del coronavirus

Un adenovirus de chimpancé: cómo funciona la vacuna de Oxford y en qué se diferencia de Moderna y Pfizer

Desarrollo de la vacuna de Oxford. University Of Oxford via PA Me / DPA

Los resultados de ensayos clínicos en fase 3 de la vacuna de Oxford y Astrazeneca han vuelto a agitar este lunes la carrera hacia la inmunización del coronavirus. Con una eficacia media anunciada del 70%, es la tercera vacuna que presenta estos resultados en pocas semanas e igual de las dos anteriores – Pfizer y Moderna – se basa en una tecnología que nunca se ha probado en vacunas en humanos.

Sin embargo, mientras que Pfizer y Moderna comparten la misma estrategia de inmunizar – a través de ARN mensajero -, la conocida como ChAdOx1-S utiliza un adenovirus de chimpancé como vehículo para llegar a las células. «Este virus, que causa resfriados comunes, es el coche y el coronavirus es el pasajero para que la información viaje a las células», explica el investigador y genetista Salvador Macip.

Ese adenovirus de chimpancé es lo que se llama «un vector no replicativo, porque es un virus deficiente. Se introduce en las células pero no pasa de una a otra», explica la investigadora del CSIC Sonia Zúñiga, que participa en el proyecto vacunal que dirige Luis Enjuanes.

La forma de introducir el coronavirus en el adenovirus de chimpancé es a través de edición genética. «En ese adenovirus, no patógeno para las células humanas, se incluye una secuencia de ADN o ARN para que cuando ese vector infecte las células humanas, éstas sean capaces de sintetizar la proteína de la espícula del virus y generar respuesta inmune», explica Carlos Fernández Moriano, farmacéutico del Consejo General de Colegios Farmacéuticos.

Zúñiga explica que otros proyectos han utilizado con anterioridad adenovirus humanos como vehículo – una reciente vacuna aprobada contra el ébola – o la candidata contra el Covid de Cansino (China): «Pero esta es la primera vez que se utiliza un adenovirus de chimpancé para una vacuna humana y la ventaja respecto a las de adenovirus humano es que en éstas, como mucha gente ha podido infectarse de estos virus con anterioridad, la vacuna podría no prender igual. Es algo que no ocurre con los de chimpancé».

La inversión y la cantidad de recursos puestos en marcha frente al Covid ha propiciado la investigación en vacunas «distintas, más allá de los virus inactivados o proteínas del virus que se han utilizado siempre. Estas nuevas tecnologías llevaban años estudiándose pero que no habían llegado a utilizarse hasta ahora. Sí se habían utilizado en otro tipo de terapias génicas», destaca Macip.

El hecho de que sea la primera vez que se prueba una vacuna con esta tecnología no es motivo, opina Macip, para cuestionar su seguridad: «Si una vacuna da problemas, la reacción sería inmediata y hay 50.000 personas que se han inmunizado con ella desde hace meses. Si tuviera que dar problemas ya se habrían visto». No obstante, el genetista subraya que aún no se han hecho públicos los estudios de ninguna de las tres vacunas: «Solo conocemos las notas de prensa que han comunicado los laboratorios. Antes sucedía al revés, teníamos la información antes de la nota de prensa. De momento hemos de creer lo que nos dicen».

Otros de los puntos en común de estas tres vacunas es que «comparten pauta posológica, con dos dosis con alrededor de un mes de intermedio y que se inyectan por vía intramuscular», afirma Fernández Moriano, quien subraya la principal diferencia «en términos de conservación. el adenovirus supone un vector mucho más estable, que puede conservarse en nevera unos seis meses. Las de Pfizer y Moderna necesitan congelación o ultracongelación».

Un factor «intrigante» hasta para el propio laboratorio es el hecho de que la vacuna de Oxford haya mostrado una mayor eficacia (90 frente al 70%) cuando en la primera de las dos dosis la cantidad de fármaco se reducía a la mitad. «Es sorprendente pero no inesperado, el sistema inmunológico no funciona de forma lineal. Lo importante es poder verlo y administrarlo de la mejor forma posible», concluye Macip.

Te puede interesar

Comentar ()