Salud

Carolina Darias, cuarta ministra de Sanidad de Sánchez en lo peor de la tercera ola

Carolina Darias. R.Rubio.POOL / Europa Press

En los dos años y medio de Gobierno de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, el de Sanidad ha sido el departamento que más cambios ha sufrido. Carolina Darias (Las Palmas de Gran Canaria, 1965) se convierte hoy en la cuarta ministra de Sanidad – tras Carmen Montón, María Luisa Carcedo y el saliente Salvador Illa – y la que aterriza en un momento más difícil. La tercera ola de la epidemia de coronavirus está en máximos, con incidencias que recuerdan en algunos lugares de España al pico de marzo y abril.

La nueva ministra carece de formación sanitaria aunque no llega a un departamento que le sea totalmente desconocido. Carolina Darias, licenciada en Derecho lleva desde enero de 2020 – con el inicio del Gobierno de coalición PSOE-Podemos – como ministra de Política Territorial y Función Pública y en esa calidad ha estado presente en las reuniones del Consejo Interterritorial de Salud en los últimos meses y después de que se iniciara el proceso de cogobernanza para la gestión de la pandemia entre Sanidad y las comunidades autónomas.   

Darias ha participado en las últimas reuniones donde se han establecido el marco de actuaciones para contener al virus o la campaña de vacunación y en las últimas semanas ha comparecido junto a Salvador Illa en lo que se entendía como un allanamiento de su camino hacia el Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, más allá de los últimos meses, Carolina Darias tiene muy escasa relación con la Sanidad. Tan sólo entre 2007 y 2008 la entonces diputada del Parlamento Canario ocupó durante medio año la portavocía de la Comisión de Sanidad, que dejó para convertirse en delegada del Gobierno.

Tiene escasa experiencia sanitaria pero sí trayectoria política desde hace tres décadas, cuando en 1999 ocupó el cargo de concejala del Ayuntamiento de las Palmas. Diez años antes – uno después de licenciarse en Derecho – se había convertido en funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores del grupo A. Desde 1999 ha ocupado además otros cargos como subdelegada del Gobierno en las Palmas de Gran Canaria, consejera del Cabildo Insular y la primera mujer presidenta del Parlamento de Canarias en 2015.

La nueva ministra tendrá que lidiar con actores muy críticos con la gestión de la pandemia, entre ellos sindicatos, médicos o enfermeras. Algunos de ellos, como el Consejo General de Enfermería, ya hicieron pública hace unos días su petición de que el nuevo titular de Sanidad debía ser un profesional sanitario. “En estos momentos el sistema de salud está muy debilitado y han aparecido muchas áreas vulnerables. Por tanto, toca redefinir bien el Sistema Sanitario Español y plantear una buena planificación de cara a resaltar los puntos fuertes que tiene y minimizar las áreas deficitarias. Sin duda, es deseable que el nuevo ministro tenga un perfil sanitario, lo necesitamos más que nunca”, señalaba en un comunicado Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Darias tendrá que afrontar este miércoles un Consejo Interterritorial de Salud en el que casi ninguna comunidad autónoma entendió el pasado miércoles que Sanidad no accediera a adelantar el toque de queda como de facto tiene establecido Castilla y León. Illa afirmó la semana pasada que el Gobierno «lo estudiaría» y será a la nueva ministra a quién le toque dar respuesta a la petición en el momento más álgido de la pandemia desde la pasada primavera.

Sí tiene Carolina Darias experiencia personal con el coronavirus, ya que la canaria fue la segunda ministra española, tras Irene Montero, en dar positivo en coronavirus al inicio de la epidemia en marzo. Pasó la enfermedad de forma leve en su casa y aislada durante casi un mes hasta que volvió a la actividad el 10 de abril tras una PCR negativa.

Te puede interesar

Comentar ()