España

El cura Silverio Nieto refuerza la versión de Fernández Díaz sobre los mensajes de 'Kitchen'

Declara que el exministro del Interior le dijo que "no intercambió ningún mensaje y menos sobre operativos policiales" a diferencia de lo que sostiene el exsecretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez

Jorge Fernández Díaz, precediendo al ex DAO Eugenio Pino, en un acto de la Policía Nacional. MINISTERIO DEL INTERIOR

El sacerdote Silverio Nieto, amigo del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, declaró como testigo este lunes ante el juez del caso Villarejo y reforzó la versión que dio el ministro de Rajoy sobre unos mensajes presuntamente intercambiados con su número dos, el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, en 2013 y que para los investigadores probarían el conocimiento de ambos del operativo ilegal (denominado Kitchen) desplegado desde la cúpula de la Policía para espiar al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas.

Fernández Díaz sostiene que nunca envió los mensajes que Francisco Martínez presentó ante un notario, que ya están en manos de la Justicia y cuyo contenido enfrentó a ambos exaltos cargos de Interior en un áspero careo ante el juez. Este lunes, el guía espiritual del exministro respaldó su versión. Dijo que «Fernández Díaz me dijo que no envió ningún mensaje y menos sobre operativos policiales» y que «no volvieron a hablar más del tema».

En esta pieza del caso Villarejo, el juez y los fiscales Anticorrupción tratan de despejar si el Ministerio del Interior encargó el operativo para recuperar documentación en manos del extesorero popular que pusiera en aprietos a altos cargos del partido de Gobierno y evitar que llegaran a manos del juez que ya investigaba la Gürtel.

No le consultaban «temas profesionales»

El juez tomó declaración como testigo a Nieto porque, como desveló durante una declaración el comisario también investigado Enrique García Castaño, el sacerdote recibió el pasado enero de parte de Francisco Martínez un mensaje importante para la causa.

En éste, el exsecretario de Estado de Seguridad le trasladó -un día antes de su citación para declarar como investigado en la Audiencia Nacional- un aviso para su exjefe: «Según me dice mi abogado, además de cuestiones formales, la defensa mañana exige entregar en el juzgado las actas notariales en las que constan los mensajes recibidos a lo largo de 2013 y 2014 con instrucciones muy claras y explícitas sobre los supuestos ‘operativos policiales’ de los que trata todo esto (cuya legalidad siempre me pareció clarísima) y que necesariamente conllevarán la citación de Jorge [Fernández Díaz] y probablemente de Rajoy. Desde luego nada más lejos de mi deseo», decía el mensaje.

El juez, tras conocer su existencia, citó como testigo a Nieto para que aclare «qué sabe de los hechos objeto de la presente Pieza Separada, atendida la cercanía con Francisco Martínez». El sacerdote, que antes fue policía y juez, ha declarado que nunca supo nada de la mencionada operación y que no trataba «temas profesionales» con ninguno de los implicados, sino que recurrían a él en busca de «consejo», para «desahogarse» porque era su guía espiritual, según trasladan fuentes jurídicas a El Independiente.

Confirmó que cuando recibió el mensaje lo reenvió a García Castaño y a Fernández Díaz y éste le contestó que «no envió ningún mensaje a nadie y menos de operativos policiales».

Martínez pidió suspender la declaración

El juez citó a Nieto el pasado 21 de octubre y rehusó comparecer alegando que la casa donde debía alojarse en Madrid estaba en reformas porque «tenía goteras». Su declaración se retrasó y finalmente ha comparecido después de que declarase el exministro Fernández Díaz en solitario el pasado 30 de octubre y dijera que nunca supo nada de la operación Kitchen ni nadie le informó de ésta.

También después de que el juez ordenara el careo entre Fernández Díaz y Martínez para despejar la contradicción suscitada porque el primero asegura que nunca envió los mensajes analizados y el segundo afirma que sí. Una diligencia que no pareció servir para despejar la situación.

El exministro, a través de su defensa, ha afirmado ante el juez que no conserva el móvil desde el que pudieron salir (por las fechas) los mensajes que Martínez protocolizó ante notario. También ha presentado un informe pericial en el que apunta a que dichos mensajes fueron manipulados por Martínez.

Por su parte, el número dos de Interior solicitó el pasado viernes suspender la declaración del sacerdote Nieto y el juez lo denegó en una providencia a la que tuvo acceso este diario aludiendo a que se trata de una causa con preso (José Manuel Villarejo).

Comentar ()